Saltar al contenido

Oración milagrosa a San Miguel Arcángel para salir de mis deudas

27 junio 2020
Oración milagrosa a San Miguel Arcángel para salir de mis deudas

La situación económica es uno de los factores que afecta directamente a la gran mayoría de las personas del mundo. Porque en oportunidades debemos asumir compromisos financieros que nos llevan a endeudarnos para solventar algunas necesidades. Deudas que se vuelven, en ocasiones, difíciles de cancelar. La Oración milagrosa a San Miguel Arcángel para salir de mis deudas es una opción que te ofrecemos como medio de solución a este problema.

Dios nos ha ofrecido la oración como medio de comunicación y conexión con su santidad. Además, ha enviado a ángeles y arcángeles a acompañarnos en el camino por la tierra. San Miguel Arcángel es uno de sus mensajeros, poderoso intercesor ante Él.

Oración a San Miguel Arcángel para cumplir con mis deudas

Recibir una ayuda celestial para salir de nuestros problemas es una de las bendiciones de Dios. Por eso eleva una Oración milagrosa a San Miguel Arcángel para salir de mis deudas y permítele luchar batallas en tu nombre y darte victorias ante el pago de tus deudas.

Milagroso San Miguel Arcángel

Mi príncipe de los cielos,

jefe de los ejércitos de Dios

y enviado favorito de mi padre eterno.

 

En tus brazos siempre reposa mi cuerpo,

de rocas filosas me has salvado,

de guerras tormentosas me has librado.

Te amo y en ti confío mi Adorado Arcángel.

 

Porque te has ganado un lugar especial

cerca del trono de Dios allá en el cielo

y eres respetado por el resto de los ángeles

por tu valentía y fortaleza.

 

Por eso hoy aclamo de tu misericordia

y tu poder de intercesión

para que ayudes a solventar

mis deudas.

 

Bendito Arcángel San Miguel,

poderoso guerrero jefe de luchadores como tú,

permite que tu esencia divina traiga a mí.

 

Las herramientas necesarias para que

pueda saldar mis deudas,

que pueda pagar lo que debo y que aunado a esto,

consiga mi estabilidad económica.

 

He tenido que pasar dificultades

para enfrentar las necesidades básicas

de mi vida y la de mi familia.

 

Gracias a Dios que jamás el pan ha

faltado en mi casa

ni el techo a mi hogar.

Pero han sido momentos difíciles

de angustia y pesar.

 

Hoy he logrado solventarlas,

pero he adquirido deudas

que aún no termino de cancelar,

mis acreedores me presionan y me buscan.

 

Yo enfrento mi situación con

valentía y responsabilidad

como las enseñanzas de Dios

me lo ha inculcado.

Han sido flexibles y tolerantes al esperar

que pueda conseguir el dinero que debo,

pero esta situación me mantiene en zozobra

y en angustia, por amor a Dios mi San

Miguel Arcángel, consigue la manera de ayudarme.

 

Socorre mi vida y concédeme el milagro

de pagar esas deudas lo mas pronto posible,

solo tú y mi padre amado

saben cual es la manera de ayudarme.

 

Mi confianza la deposito en ti,

porque sé que al contarle a Dios mi

clamor él atenderá

a mi llamado y me socorrerá.

 

Espero paciente tu respuesta,

consuelo mis angustias en la oración que día a día

te dedico en agradecimiento por

las bendiciones que me das.

 

Y aprovecho mi plegaria para pedir tu

piedad y tu compasión.

 

También quiero salir

de todas las deudas que me aquejan

y seguir adelante en el camino de Dios.

 

Libre de compromisos y de la presión de saber

que debo a alguien y que espera por mi pago

para también solventar sus necesidades.

 

Además hazme libre de toda deuda,

tanto material como espiritual, no deberle

nada a nadie es sentirse libre de ser uno mismo.

 

Con quien tengo una única y deuda infinita

es con Dios Todopoderoso

por tantas bendiciones que me concede

y guarda para mí.

 

Ten piedad de mí, ayúdame

a saldar mis deudas.

 

Amén.

San Miguel Arcángel dueño de tus  finanzas

Si recurres a la divinidad del Arcángel San Miguel, él te ayudará a cargar con tus deudas y permitirá que consigas la libertad económica que tanto necesitas. La oración en su honor tiene un especial poder, pues su espíritu de lucha lo hace triunfador de todas las batallas.

No solo será quien cargue con tus deudas, sino que protegerá tu vida, tus ingresos, tus vienes, tu familia. Y sobre todo tu espíritu en contra de ataques malignos que buscan tu mal y tu derrota como hijo de Dios.