Saltar al contenido

Oración poderosa a la sangre de Cristo para recuperar a mi esposo

9 mayo 2020
Oración poderosa a la sangre de Cristo para recuperar a mi esposo

El esposo es ese complemento con el que sueña toda mujer para casarse, no existe un modelo como tal pero si la mayoría en cierta forma lo describimos como aquella persona fiel a mí, que pueda ayudarme en todo. Sin tantas exigencias ni problemas. Esto es lo que conseguirá la oración poderosa a la sangre de Cristo para recuperar a mi esposo.

Que cuente con valiosas virtudes, asimismo no sea celoso o irrespetuosos en fin tantas cosas buenas; de las cuales son una minoría lo que saca esas características. Pero es al casarnos o el convivir el que nos lleva a conocer esa persona, para ello es esta oración poderosa a la sangre de Cristo para recuperar a mi esposo. El matrimonio se fortalece por la unión de dos personas es en la unión donde el esposo se perfecciona o simplemente es así su carácter pero debemos buscar la protección de Dios siempre.

Oración para recuperar a tu esposo con la Sangre de Cristo

En los problemas es donde viene el distanciamiento o los problemas, en el cual algunas veces el esposo decide irse de casa y no enfrenta la situación que se le presenta en su hogar.La poderosa sangre de Cristo Jesús no lleva por caminos de rectitud es su poder y misericordia que me sostiene cada día y de la cual a través de esta oración traemos el pronto regreso de mi esposo a casa.

Oh Jesucristo bendito,

Grande y maravilloso eres tu padre.

Tierno y lleno de bondad eres.

 

En esto momento clamo a ti

para que me ayudes en oración.

 

En primer lugar,

intercede de una manera poderosa en mi esposo,

Se ha ido de la casa y quiero que vuelva.

 

Por el poder de tu palabra mi Dios.

Tu sangre tiene poder,

Esa poderosa sangre con la que me has limpiado.

 

Sé mi amparo y fortaleza, socórreme.

Te lo pido mi señor Jesucristo;

Que tu sangre lo limpie y lo traiga con bien,

En este día y para siempre.

 

Lo que tú has unido, no lo separe el hombre.

Mi esposo es mi sustento,

Tú conoces mi corazón y el de él.

 

Perdóname si te falle;

La sangre de Cristo tiene poder.

Y es ese poder el que me ayudara,

a traer a mi esposo de vuelta.

 

Desde este momento la sangre de Cristo está obrando.

Tengo puesta mi fe y esperanza en ti mi señor;

Tu sangre preciosa me limpie,

Y guíe a mi esposo a venir a casa.

 

Con el poder de la sangre de Cristo Jesús,

Reprendemos toda malicia e inmundicia,

por el pensamiento de mi esposo.

Quiero que sea tu poderosa sangre,

la que intervenga aquí.

Ya quiero recuperar a mi esposo

y poder estar juntos,

No me abandones y ten piedad.

 

Tu poderosa sangre, me ayude más.

Oh mi adorada Sangre de Cristo;

A ti clamo con toda la fe y devoción,

para que me ayude con mi esposo.

 

Igualmente abra las poderosas

puertas para que así,

podamos ver el camino.

Angustiada me encuentro

y usted lo sabe.

 

De tal manera con el poder

de la sangre de Cristo,

reprendo toda inmundicia de diablo.

De la misma manera mi esposo volverá,

a casa porque confío en un Dios.

 

El es el todo poderoso de mi casa,

  Y así mismo me ayudara a recuperar a mi esposo.

De la misma manera la sangre de Cristo,

Tiene el poder de sanar y limpiar,

cada herida en nosotros.

 

En nombre poderoso de mi señor,

En ti confiaré y no me cansaré de hacerlo.

Me has dado de tu amor y bondad en este momento.

 

Y la poderosa sangre de Cristo está obrando.

Desde este momento,

para traer nuevamente a mí esposo.

 

Amén.

 

El poder de Cristo y su Sangre protectora

La sangre de Cristo es llamada así, por la Sangre derramada de nuestro señor allá en el madero. La cual es sagrada para Dios. Esta irradia paz y limpia al pecador por el poder y autoridad para el que cree. Es por ello que los esposos son personas que nos llenan de amor pero también algunas veces mortifican nuestras vidas.

Es por ello que es una ayuda idónea para la mujer pero que algunas veces no es valorada, así sucesivamente se va destruyendo el amor hasta que uno de los dos decide irse. Pero Dios es milagroso y su Sangre Preciosa hará regresar a su esposo, lleno con más amor y entrega para su familia, igualmente reconociendo sus fallas y dando su palabra de mejorar y así poder fortalecer más la relación.