La oración de la Virgen María adaptada para los niños ¡Letra completa!

oracion de la virgen maria adaptada

Es muy bueno enseñar a los niños desde su infancia la importancia y el amor de la Virgen María sobre nosotros. Enséñele la oración de Virgen María para los niños. Es un buen momento para que le enséñale acerca de los primeros pasos de nuestro salvador. Cómo a pesar de ser un niño, ya les enseñaba a los demás con ejemplo de buen comportamiento y amor a los demás.

🙏 La oración de la Virgen María ADAPTADA PARA LOS NIÑOS ¡LETRA COMPLETA! 🙇‍♂‍

También es momento de fomentar la importancia de la oración y el puente que realizamos cada vez que hablamos con Él por medio de la oración. Así que realice esta bonita oración de Virgen María para los niños, de tal manera que puedan empezar a dar sus primeros pasos hacia una vida santa.

Porque estas son las cosas que desea Dios para nuestras vidas, que le podamos servir de nuestros inicios y que aprendas a que puedes confiar en Él en todo momento de tu vida.

Índice()
  1. La oración de la Virgen María para los niños del mundo
  2. Orar con los pequeños del hogar, es estar más cerca de Dios

La oración de la Virgen María para los niños del mundo

Esta oración es una adaptación para los más pequeños de la casa, para que la puedan realizar antes de dormir o al levantarse con ayuda de los padres. Pero no te olvides que la bendición viene desde niño, por ello enséñale a tus hijos la oración de Virgen María para los niños para que en su vida nunca falte la protección de la Virgen.

María, tú que eres la dulce madre de Dios,

te pido que seas mi compañera de vida todos los días.

 

Madre querida te pido que me ayudes a portarme bien,

para ser una buena persona y un buen hijo,

que pueda estar atento a las necesidades

de mis padres y de las personas que me rodean.

 

Por esto te pido madre querida que me des tu

mano para que siempre me encuentre

bajo tu cuidado y tu protección.

 

Permite que pueda ser un niño feliz

y que pueda ser un niño amable

para todas las personas.

 

Enséñame a poder realizar el bien para

todas las personas, de la misma manera

que le enseñaste a tu hijo amado Jesús.

 

Madre Santa te pido que cuides a mi familia,

cuida a mi papá en todas las cosas que vaya a

hacer y cuida a mis mamá para que todo

le salga bien, cuida a mis hermanos y que

sean unas personas de bien, que puedan

ser felices siempre.

con el fin de edificarlo

 Por favor te pido que cuides a todas

las personas que tienen sufrimientos.

 

Cuida a todos los niños que no tiene un

hogar en donde vivir, cúralos y aléjalos de

cualquier tipo de enfermedad que puedan tener.

 

Madre Santa y querida, ayúdame a poder

crear un mundo que pueda ser mejor y más

justo para todos, en donde abunde la fe,

la bondad y la esperanza.

 

Permite que nunca me falte la

energía para lograr esta tarea y que nunca me

falte la gracia de nuestro Padre Celestial.

 

Permite que toda mi vida pueda lograr

ser una buena persona, un buen hermano,

un gran hijo y un excelente amigo.

 

Te pido que me ayudes a que nunca me

falte la fe en ti y cada día sea más grande

para poder seguir los pasos y las enseñanzas que

nos dejó tu hijo querido, nuestro salvador Jesús.

 

Amén.

Orar con los pequeños del hogar, es estar más cerca de Dios

Es muy importante enseñar a los niños a orar, enseñarle que este es un buen paso para hablar con Dios, para agradecerle y pedirle por aquellas cosas que necesita. También es un buen momento para explicarle que las cosas que el niño le pide a Dios, es Dios el que toma la decisión de concederla si ve que es bueno para nuestra vida.

Enseñarle que todas las cosas tienen su tiempo y si le pide algo y no se lo ha concedió, enseñarle a que no deje de pedírselo que en cualquier momento Dios hace el milagro. Recuerde que son niños y, por lo tanto, ellos no están pendientes de esto. Pero si tú le enseñas con el ejemplo, ten la seguridad de que el niño aprenderá. En el corazón de los niños no existe maldad, esto es una muy buena ventaja a la hora de que nuestro Creador escuche su plegaria por delante de la nuestra.

Subir