Oraciones cristianas de agradecimiento por el trabajo conseguido ¡Bendito!

oraciones cristianas agradecimiento por trabajo conseguido

Oraciones de agradecimiento por el trabajo bendito. Al comienzo de nuestra vida cristiana aprendemos inmediatamente a confiar en Dios. Como resultado de esto, la oración se vuelve la llave que abre puertas; en ese instante de desempleo, en donde nos sentimos agobiados, Dios abre las puertas a través de la fe. Ahora te mostramos estas oraciones cristianas de agradecimiento por el trabajo conseguido, para exaltar el nombre de Dios.

Ya que, gracias a su misericordia y amor nos encontramos seguros referente a lo que necesitamos en la vida. Además, que todo propósito de nuestro Señor, siempre se cumplirá en nuestra vida, porque como Padre, siempre procurara lo mejor para nosotros.

Índice

    Oración de agradecimiento por el trabajo bendito

    Probablemente, hemos pasado momentos de angustia, pero nuestro Creador nunca nos ha desamparado. Por esa razón le ofreceremos sacrificios de alabanza a él, quien nunca nos abandonó; y procuro nuestro bien todos los días; a nuestro Señor le agradeceremos por su fidelidad.

    Como resultado de lo

    que has hecho hoy en mi vida,

    te voy a honrar con mi ser.

     

    Por lo tanto, gracias padre amado

    por darme tú

    pronta respuesta.

     

    Al comienzo de mi desierto,

    clame a ti con desesperación;

    y tú escuchaste mi súplica,

    dándome tu socorro a tiempo.

     

    Por lo tanto, te quiero servir,

    para así pagarte de alguna manera,

    todos los favores

    que has traído a mi vida.

     

    Ya que tu personalidad

    es bondadosa;

    tu gozo es hacerle el bien

    a todos tus escogidos.

     

    Por esa razón, bendito Dios,

    porque eres amor,

    a ti te glorifico y doy gracias

    por tu favor.

     

    Parece, que no te cansas

    de hacer el bien,

    aun cuando mi personalidad es

    el ser infiel e injusto.

     

    Por lo tanto,  me sorprende

    ver que aún obras a mi favor

    y que tu amor no cambia.

     

    Por más que me aleje

    de parecerme a ti,

    encuentras en mí algo de ti.

     

    Casi no reconozco tus caminos,

    porque me vuelvo infiel,

    buscando seguir mis deseos.

     

    Debido a tu amor de pie estoy;

    porque eres constante

    en querer mi atención amado Señor,

    aunque sin vista yo este.

     

    Como resultado de tu bondad,

    te coronaré rey de mi mundo

    y ser; ya que te mereces

    mi mejor alabanza.

     

    Porque has venido a traer respuesta

    cuando la necesite,

    y cuando ya no tuve esperanza.

     

    También, tus promesas

    me alcanzaron

    y renovaron mi fe.

    que gobierne en sus corazones la paz de cristo

    Probablemente, no merezco tu favor

    mi Señor, pero tu benignidad

    me alcanzó y lleno

    toda mi realidad.

     

    Otro podría ser el resultado de mi error,

    pero tú pagaste el precio

    para yo hoy poder recibir perdón;

    es gracias a tu existir

    que tengo salvación.

     

    Sobre todo, gracias

    por darme el empleo que

    tanto te pedí; por abrir

    las puertas y quitar todos

    los tropiezos que encontré

    en el trayecto.

     

    Igualmente, te pido que bendigas

    mi lugar de trabajo y pongas

    de tu gracia en mi todos los días,

    para hallar beneficios

    cuando los merezca.

     

    Asimismo, trae la provisión

    todos los días y que nunca falte

    sobre todas las cosas

    tu amor cubriendo mi vida.

     

    Además, mi Señor

    te doy gracias por los beneficios

    que recibo al ser tu hijo.

     

    Por esas recompensas

    que tienes guardada

    para mí y entregarás

    a su debido tiempo.

     

    Porque nunca te olvidas

    de tus promesas

    y de lo que un día te pedí.

     

    Es más, viene a tu memoria

    y no tardas en cumplirlas,

    para beneficio de tu siervo

    que espera en todo tiempo por ti.

     

    Finalmente, a ti alfa y omega,

    sea toda gloria y honra

    por los siglos de los siglos.

     

    Amén.

    El Dios de las promesas

    Oraciones de agradecimiento por el trabajo bendito. En primer lugar, citaremos el versículo de la biblia en 1 Juan 5:14-15; y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. Y si sabemos que él nos oye en cualquier cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.

    Asimismo, comprendemos que la voluntad de Dios siempre será perfecta para nuestra vida, según sus planes. Porque como padre que nos ama nos ayudará en todas las situaciones y nos dará lo mejor; cumpliendo su promesa de que siempre estará con nosotros, nunca nos encontraremos sin su cobertura especial, ante una adversidad.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más