Saltar al contenido

Oraciones cristianas de sanación física, interior, espiritual y de liberación

8 agosto 2020
Oraciones cristianas de sanación física, interior, espiritual y de liberación

La influencia de las entidades espirituales en nuestras vidas es sumamente vital, ya que con su ayuda podemos mantener nuestra fe y deseos siempre en alto, lo más importante es que nunca caeremos en la desesperación en la angustia. No obstante, en el caso de hacerlo podemos pedir por una sanación interna espiritual o física para así recuperarnos lo más pronto posible; por lo tanto te damos estas Oraciones cristianas de sanación física.

Las oraciones de sanación son bastante populares hoy en día, en especial si deseas curar tu alma o cuerpo de cualquier maldad que habita en este mundo. Sin embargo, el efecto que tenga la misma dependerá únicamente de la fe que pongamos en cada palabra, ya que mientras más creas en lo que dices más efectividad tendrán tus oraciones.

Pedir a Dios, Jesucristo o al Espíritu Santo por tu sanación es indispensable, y debería hacerse diariamente para así eliminar las impurezas que tenga nuestro corazón lo más pronto posible.

Oraciones de sanación cristianas a Dios, Jesucristo y al Espíritu Santo

Siempre que necesites curar algo en tu cuerpo, debes emprender una oración a la santísima trinidad, ya que ellos son quienes te pueden ayudar de una manera más efectiva, y la mejor forma de pedir su ayuda es por medio de la oración.

Si deseas realizar una oración para pedir por tu cuerpo, alma, mente o corazón y aún no la tienes, entonces a continuación te recomendaremos las siguientes plegarías, elaboradas especialmente para librarte de todo mal y recuperarte lo más pronto posible.

Señor Dios, tu que eres nuestro Creador,

Quiero darte las gracias por regalarme

el don de la vida, cada día.

 

En este día, humildemente vengo ante ti,

Para pedirte que por favor cures mi cuerpo de

todas sus heridas físicas y espirituales,

 

Quiero que limpies mi alma y corazón,

Solamente deja tu amor divino,

También Padre, quiero pedirte que

me des tu Santa Bendición.

 

Líbrame de todo mal y no permitas

que nada malo me pase.

 

Amén.

 

Jesucristo, 

Tu que eres el hijo de Dios y

te sacrificaste por librarnos de

todos nuestros pecados.

 

Quiero darte las gracias por

interceder por nosotros,

Darnos tu inmenso amor y enseñarnos

lo importante que es adorar a Dios.

 

Perdóname por todos los pecados que

cometo en cada día.

 

Quiero pedirte que por favor,

seas tú quien me guía e ilumina,

Dame conocimiento y sabiduría,

enséñame amar a Dios como tú lo hiciste.

Cura mi cuerpo y alma, no

permites que mi mente

y corazón se llenen de maldad.

 

Y siempre acompáñame, para que la maldad

no se acerque hasta mí.

 

Amén.

 

Poderoso Espíritu Santo, tú

eres la representación

del divino poder del Señor,

Y eres quien se manifiesta dentro de

nuestros corazones cuando te necesitamos,

 

Quiero pedirte que por favor.

Quemes todos los malos sentimientos e

imperfecciones de mi cuerpo.

 

Permíteme comprender lo inmenso

que es el amor de Dios,

Sana cada herida en mi

cuerpo y en el interior

 

Limpia mi corazón, mente y alma, 

No permitas por favor, que la

maldad se acerque a mí.

 

Mantenme siempre protegido

con el poder de Dios,

Resguardame a mí, a mi familia,

a mis amigos y seres queridos.

 

No permitas que nada malo

nos vaya a pasar.

 

Amén.

Recomendaciones para realizar una oración de sanación física y espiritual

Cuando deseamos hacer una oración para sanar aquellas heridas que yacen en nuestro cuerpo o en nuestra alma, es sumamente importante confiar en el poder divino de Dios. Recuerda que todo proceso conlleva su tiempo, así que no te apresures solo confía en el poder del Señor, ya que si no crees ciegamente en él, entonces no será efectiva tu oración. 

Por otro lado, es indispensable que pongas la posición de oración al momento de orar, para ello solamente debes arrodillarte, cerrar los ojos y juntar las palmas de tus manos. Finalmente si deseas mejorar el ambiente espiritual al momento de rezar, solamente debes encender una vela o un velón; no olvides que son Oraciones cristianas de sanación física.