Poderosa oración católica a la Santísima Trinidad

oracion poderosa catolica

La oración poderosa a la Santísima Trinidad es conocida por todos los católicos al igual que ha sido utilizada por ellos durante muchos años. La santísima trinidad es considerada como uno de los misterios más grandes en cuanto a la iglesia católica, en él se encuentran las tres grandes divinidades que son “Padre, hijo y Espíritu Santo” en una sola persona.

🙏 Poderosa Oración Católica A LA SANTÍSIMA TRINIDAD 🙇

Gracias a su poderosa grandeza, rezar a la Santísima Trinidad resultaría ser el camino directo hacia nuestro Santo Padre, con esta oración podremos lograr la comunión que deseamos con nuestro santo Padre.

Acudir a la Santísima trinidad es lo mejor cuando nos encontramos en momentos complejos de nuestras vidas, su poder será capaz de ayudarnos a solventar toda situación en la que nos encontremos. Haz que tus días sean largos y bendecidos en esta tierra con esta oración poderosa a la Santísima Trinidad, toda tu vida será de bendición.

Índice

    Oración poderosa a la Santísima Trinidad

    Agradece a la Santísima trinidad cada día, esta oración poderosa a la Santísima Trinidad te ayudará a agradecerle y así siempre contar con su protección divina. Recítala cada día, en el momento en que sientas que la necesitas, y verás todo su grandioso y maravilloso poder reflejado en tu vida.

    En este nuevo día vengo a ti, grandiosa Santísima Trinidad

    para saludarte, alabarte, y decirte cuanto espero y confío en ti,

    porque tú eres el único Dios, principio y fin de todo el mundo.

    Santísimo Padre creador, amoroso, hijo salvador y espíritu santo, eres mi amigo fiel,

    mi consejero perfecto y mi mayor benefactor, hoy quiero agradecerte.

     

    Padre Santo, hoy vengo a agradecerte y pedir que

    me cubras con el gran poder de la sangre de Cristo,

    que me guardes y cuides en todo momento,

    que liberes mi alma y corazón de odio y rencor,

    libra mi cuerpo de cualquier peligro y mal que lo aceche.

     

    Santísima y poderosa Trinidad, libérame de toda enfermedad,

    de cualquier dolor y sufrimiento, aléjame de cualquier sufrimiento,

    como también de la envidia y traición de las personas,

    muéstrame quienes realmente deben estar en mi alrededor.

     

    Toda la gloria es para Ti grandiosa Trinidad, Padre,

    hijo y Espíritu Santo, hoy te agradezco de rodillas por tu

    grandiosa protección, por no desampararme,

    por no permitir que la desgracia toque mi vida.

    dios nos amo primero

    Siempre estas a mi lado, hoy te agradezco y te suplico

    que estés junto a mi cada día, que no permitas

    que el pan haga falta en mi mesa, que me des de tu ayuda

    para mejorar mi situación económica y así velar por el futuro de mi familia.

     

    Santísima Trinidad, confío en ti como en nada más, y sé que

    todas las plegarias hechas hacia ti son escuchadas y atendidas

    en el tiempo perfecto para ti, conozco mis fallas y tú también,

    por eso cada día ayúdame a mejorarlas.

     

    Bendita seas por siempre, hoy, mañana y siempre te alabare y adorare,

    y a toda persona que se encuentre en mi hogar invitare a seguir

    tu bendito camino, por los siglos de los siglos.

     

    Amén.

    No hay maneras correctas de orar, solo debemos tener confianza en Dios

    Para ser atendido y que tu oración sea correcta, sólo debes asegurarte de sentir cada una de las palabras que dices en tu corazón, ten toda la fe de tu corazón cuando reces y verás como todas las oraciones que hagas funcionaran. Recuerda que Dios escucha a cada uno de sus hijos que se arrodillar y abren su corazón a él.

    Ten siempre presente muy bien las intenciones con las que harás cada oración, así que cuando realices la oración poderosa a la Santísima Trinidad, asegúrate de mostrarle a Dios cuánto crees y confías en su poder.

    Sé paciente en cada petición, no esperes que cada cosa te llegue al instante, Dios actúa en el tiempo perfecto para él, no para nosotros. Asegúrate de siempre hablar con sinceridad, de mostrarte tal cual eres ante Dios. Por último, no permitas que ninguna circunstancia quebrante tu fe, se agradecido con cada cosa.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más