Rosario de la Santa Muerte, cómo rezarlo, aplicarlo y que tenga efecto

rosario como aplicarlo y rezarlo

Las fiestas de la Santa Muerte se celebran en México y Guatemala extendiéndose por la geografía mundial. Pese que su origen pagano encontró resistencia en el catolicismo. El fervor popular ha sido tal que hoy goza de aceptación y por eso te invitamos a comenzar el rosario de la Santa Muerte, Cómo rezarlo, aplicarlo y que tenga efecto.

La Dulce Niña Blanca es una Santa milagrosa que ha velado desde antes de la llegada de los conquistadores por la salud de su pueblo. En México y Guatemala, es un culto de gran fe y profunda reverencia al que acuden todos los necesitados como un legado de sus orígenes ancestrales.

Índice

    Suplicas a la Santa Muerte

    La actitud al orar para el logro del cumplimiento del rosario es muy importante para que la fuerza divina actúe a los ruegos de nuestro escapulario. Dedica un rosario de la Santa Muerte, Cómo rezarlo, aplicarlo y que tenga efecto.

    En el nombre del maestro Jesucristo,

    ungido hijo de Dios,

    apartándome de todas las maldiciones

    existentes y que puedan ser creadas.

     

    Te ruego Santa Muerte bendita,

    a ti me entrego en cuerpo y alma,

    porque eres milagrosa.

     

    Piadosa y comprensiva de los más necesitados,

    te ruego que accedas a mi llamado

    aquí y ahora por los poderes de la tierra

    para que des alivio de los mortales.

     

    Por la presencia del fuego divino,

    por el soplo de los vientos,

    y por el amor de tus fieles y discípulos,

    toda gente de bien.

     

    Invocamos y conjuramos todas

    las lágrimas derramadas,

    por todos los mártires que han sufrido

    de injusticias y persecución.

    Ampáranos Santa Niña Blanca.

     

    A ti te amamos y veneramos señora,

    a ti te pedimos para que nuestros

    ruegos lleguen hasta Dios

    y se alivien nuestras penas,

    miedos y dolores que nos estrujan el alma.

     

    Por los poderes de esta oración,

    te conjuro para que me ayudes en

    los propósitos de mis ruegos.

     

    Aquí te he entregado mi corazón

    prendido a ti eternamente,

    ahora vela por mí y los míos y por todos

    los que sufren y todos los que necesitan,

    danos tu bienestar.

     

    Además que mis sentimientos florezcan y de frutos

    capaces de aliviar las penas de tu pueblo.

    Requerimos prosperidad, salud

    y bienestar para seguir adorándote.

    quien teme al senor

    Por tus dulces poderes ocultos,

    y por ser reconocida por los mortales

    que te adoramos

    permita que este rosario

    llegue a puerto seguro.

     

    Asimismo haz que se hagan realidad

    todas las palabras

    que en pena te pedimos

    y logremos nuestra dicha y bienestar.

     

    También te agradezco genuina dulce Niña Blanca

    y prometo honrar tu nombre ante el mundo entero.

     

    Oh, Santa Muerte también te pedimos perdón

    por las veces que la fe en ti hemos olvidado,

    pero ha bastado que nos hagas falta

    para entender tu valor.

     

    A ti acudimos todos llenos de fervor y pasión

    por tu nombre para que nuestros

    ruegos se hagan realidad.

     

    Mi niña Blanca, eres enormemente

    fuerte y poderosa,

    por eso te rogamos una señal

    para hacernos entender

    que este santo rosario ha surgido efecto.

     

    Linda y sublime Niña Blanca,

    Santísima Poderosa Muerte,

    elimina todos los obstáculos que

    se opongan al cumplimiento.

     

    De nuestros ruegos en este rosario que

    henchidos de amor que te dedicamos a ti.

    Nuestro dolor ante tu presencia

     ha encendido nuestra fe y como ya

    ha confirmado el poder de este rosario.

     

    nosotros en agradecimiento

    propagaremos por el mundo tu fe,

    intercede por nosotros.

     

    Amén.

    ¿Cómo rezar para que el Rosario surja efecto?

    Rosario de la Santa Muerte, cómo rezarlo, aplicarlo y que tenga efecto. Ante todo, debemos hablar con nuestra Santa Muerte bendita con respeto y seguridad, con la humildad del que no tiene y necesita. Además, con la veneración de quien se dirige a un gran Maestro a suplicar por sus enseñanzas. Es importante la paz y el sosiego de los suplicantes para que se concentren y su energía infinita encienda el ánimo celestial de las deidades superiores.

    Nuestra fe por ella debe ser poderosa y que jamás poner en duda su fuerza infinita, capaz de doblegar los designios del mal ante nosotros. De esta manera finalizamos la oración con la seguridad que al primes vislumbre de silencio, todo se habrá cumplido.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más