Ave María – Conoce la letra de la poderosa oración a la Virgen María

oracion a la virgen maria

Cuando realizas una oración a la Virgen María, estás recordando que ella es la Madre que nos protege en todas las cosas. Por ello, vamos a realizar la poderosa oración Ave María. Cada vez que realizas esta oración estás dándole honra y honor a la Madre de nuestro Señor Jesús, y automáticamente estás haciendo lo mismo por su Hijo.

La Virgen María se siente honrada cuando le rezas pidiéndole que te ayude en cualquier momento, como por ejemplo, cuando estás preocupado, cuando siente agobio por los asuntos cotidianos de la vida. Nuestro Padre Celestial la escogió a ella cuando su Hijo amado fue llevado al cielo, para que se encargue de repartir su gracia a las personas de la tierra. Es por esto que a continuación te dejaré la poderosa oración Ave María, para que le reces a la Virgen en cualquier momento del día, solo en compañía de tus seres queridos.

Índice

    La oración a la Virgen María

    Esta oración a la Virgen María es para recordar lo bondadosa que es, lo bendecida que fue por ser la Madre de nuestro Salvador y para pedirle su bendición desde ahora y para siempre. Realiza la poderosa oración Ave María con concentración y que en tu corazón se sienta agradecido por las bendiciones que diariamente realiza por nosotros.

    Virgen María tú que eres reina en el cielo,

    en donde los Ángeles escuchan tus palabras

    de bondad.

     

    Santa María, tú que desde el comienzo

    conociste y viste los milagros de

    nuestro Señor Jesucristo.

     

    Tú que lo acompañaste en su camino de

    enseñanza con la finalidad de que

    seamos mejores personas y adorando a

    nuestro Padre y Creador del mundo.

     

    En esta hora vengo ante tu presencia

    Virgen María para que me des un poco

    de tu gracia y de tu bondad

    para que mi vida, al menos,

    tenga una porción de tu Santidad.

     

    Te pido que me ayudes a ser una mejor

    persona todos los días de mi vida.

    Que pueda ser un ejemplo para mis

    hijos y para las personas a mí alrededor.

     

    Te pido Virgen María que lleves

    mis palabras a nuestro Señor Jesucristo

    para que las escuche y conceda mi petición.

     

    Permite que en mi vida no me falten

    los recursos necesarios para poder ayudar

    a los más necesitados, a aquellas personas

    que les hace falta probar de tu palabra

    y de las cosas buenas que

    es andar en tu camino.

    quedarse solo en palabras lleva a la pobreza

    Que pueda tener todos estos recursos

    necesario y que solo Tú conoces,

    como el dinero para comprar comida,

    el don de la palabra para conversar con ellos y

    ejemplo de vivir bajo tu manto de verdad.

     

    Ave María, gracias a Dios por

    hacerte una persona llena de gracia y de

    bondad, bendita serás entre todas las

    mujeres ya que tuviste la fortuna de llevar

    en tu vientre a nuestro salvador, el salvador

    de todas las personas en el mundo.

     

    Ya que por su misericordia, dio su vida

    para librarnos del pecado y para ser

    personas salvas por su amor y su bondad.

     

    Bendita eres María porque anduviste a su lado,

    le enseñaste en sus primeros pasos,

    luego aprendiste de Él y ahora

    nos enseñas a nosotros.

     

    Santa María te pido que ores por nosotros

    que somos personas pecadoras,

    desde este momento hasta la hora

    en que nos toque partir de este mundo.

     

    Que nuestros pecados puedan ser

    perdonados, nuestra vida sea

    bendecida y podamos a

    ayudar a los demás.

     

    Amén.

    El poder celestial va más allá de todo

    En caso de que te preguntes el por qué realizar esta bonita oración, te puedo decir que la Virgen María tiene poder en el cielo, y no solo por ser la Madre de Jesucristo.Ella en su vida fue una persona Santa, aprendiendo de la enseñanza de su hijo, siguiendo sus pasos y ayudando a las demás personas.

    Por ello, realiza la poderosa oración Ave María, para agradecer y recordar que ella es una fuente de bendición para todas las personas. De tal manera que podamos ser muy parecidos a ella, o por lo menos tener alguno de sus tantos dones, que nos permitan ser una persona Santa como lo fue y como lo sigue siendo hasta estos tiempo.

    Puedes realizar esta poderosa oración en cualquier momento del día, en un lugar tranquilo, y enséñale a tus seres queridos para que ellos puedan recibir la bendición de la Virgen María.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más