Saltar al contenido

Oración «Dios te salve reina y madre» a la Virgen María

4 mayo 2020
Oración "Dios te salve reina y madre" a la Virgen María

La oración Dios te salve Reina y Madre, una oración a la Virgen María que nos recuerda todos los milagros que Dios ha realizado por nosotros. Es una oración que se encuentra presente en la liturgia de los rezos en la iglesia católica, por lo tanto puede ser conocida por muchas personas.

Ya que es una oración muy poderosa que puede ayudarte en todas la cosas que te propongas, con la ayuda de la Virgen María. Pero además esta oración no recuerda la importancia de la Virgen María en nuestras vidas, y las obras de bondad y de misericordia que Dios nos da cada día de nuestras vidas.

En este artículo te enseñaré la importancia de realizar esta oración y el significado que tiene para cada uno de nosotros. Es por ello que te dejare la oración Dios te salve a continuación para que puedas realizar en cualquier lugar en donde estés.

La oración Dios te salve reina y madre a la Virgen María

Esta es una de las oraciones más conocidas en la vida de la iglesia católica, es la oración Dios te salve a la Virgen maría. A continuación, te dejaré la oración para que realices, para que te la aprendas de memoria y puedas orar en cualquier lugar.

Dios te salve, Reina y Madre que está llena de misericordia,

llena de dulzura, llena de vida y llena de esperanza, Dios te salve.

Ante tu presencia venimos a clamar nosotros que somos

los desterrados hijos de la madre Eva.

 

Ante tu presencia venimos gimiendo,

suspirando y llorando, en este valle lleno de lágrimas.

Te pido pues, nuestra señora, y también conocida por ser

nuestra abogada ante Dios que vuelvas tus ojos hacia nosotros,

tus ojos de bondad y de misericordia, para que luego que pasemos

el destierro nos enseñes a Jesús, quien es el fruto de bendito vientre.

 

Oh Virgen María que eres una persona piadosa, eres dulce y eres clemente,

te pido en esta hora que ruegues por todos nosotros,

tú que eres la madre de nuestro Señor Jesús, para que podamos ser personas

dignas de poder alcanzar todas las promesas que nuestro Señor Jesús hizo.

 

Permite que podamos seguir en el camino de nuestro Señor Jesús,

que podamos seguir sus pasas y vivir en santidad así como deseas

que lo hagamos cada uno de los seres humanos que habitan en este mundo.

Ayúdanos a ser fieles seguidores de tu palabra,

y que podamos ser de ejemplo para los demás,

de tal manera que ellos se arrepientan de sus pecados y puedan caminar

por el camino del bien y del amor, así como nos enseñaste en tu palabra.

 

Sempiterno y omnipotente Dios nuestro y Padre Celestial,

tú que con la ayuda del Espíritu Santo,

hiciste el trabajo de preparar tanto el alma como el cuerpo

de la majestuosa Virgen María para que fuese la persona digna

y merecedora de ser la Madre de tu Hijo Amado Jesús.

 

Te pido que puedas ayudarnos concediéndonos

la liberación de los males que se encuentran

presentes en nuestra vida y otórganos la vida eterna,

ya que nosotros celebramos en este momento con felicidad

tu conmemoración. Por los mérito de tu Hijo Amado.

 

Amén.

La salvación llega cuando nos ponemos del lado de la Virgen y Dios

Al realizar la oración Dios te salve a la Virgen María estas recordando primeramente la bondad que tuvo nuestro Padre Celestial para preparar a María en alma y cuerpo. Esto es una alusión a que Dios también puede prepararnos a nosotros para que seamos unas personas Santas.

Para eso debemos orarle a Dios y pedirle que nos ayude apartándonos del mal y a empezar a realizar las cosas que Él nos mandó. Luego Dios tuvo la bondad de elegir para que fuera la Madre de su Hijo, quien se convierte en nuestro salvador, liberándonos de los pecados.

En este caso, nuestros pecados son perdonados gracias a su hijo, a su bondad y misericordia para con todos. Es por ello que podemos ser libres de pecados cuando realizamos una oración de arrepentimiento sincero. De tal manera que podamos tener la vida eterna, gracias a que Jesucristo murió en la cruz, podemos ser parte de la vida eterna.