Oración "Dios te salve María" para realizar peticiones a la Virgen María

oracion dios te salve maria para realizar peticiones a la virgen maria

Si hacemos la oración “Dios te salve María” para realizar peticiones a la virgen María. Con seguridad que vamos a ser atendidos y la Santísima Virgen oirá nuestras peticiones y gustosamente nos ayudará.

Sobre todo cuando es una madre la que hace las peticiones por sus hijos. Ya que Ella como madre de Jesús sabe lo que es el dolor de una madre. No podemos pasar por alto el sufrimiento de María al ver a su hijo agonizando en la cruz.

En cualquier caso, si la petición es hecha por un hombre también será escuchado por la Virgen, ya que ella también. Siente debilidad por todos los hombres del mundo al relacionarlos con su propio hijo.

Índice()
  1. ¿Por qué se considera que María es la madre de todos los cristianos?
  2. ¿Qué encierra la oración “Dios Te Salve María”?

¿Por qué se considera que María es la madre de todos los cristianos?

María se constituyó no solo en la madre de Jesús, sino en la madre de toda la humanidad. Cuando Jesús le dijo desde lo alto de la cruz, “Madre he ahí a tus hijos”. Refiriéndose a todos los que contemplaban la pasión y crucifixión.

Con esto Nuestro Señor le quiso decir que todos los hombres y mujeres de este mundo, eran sus hijos. Sin excluir a nadie, sin distingo de credos, ya que allí estaban los hermanos de Jesús, pero también los que lo estaban crucificando. Elevemos una oración “Dios te salve María” para realizar peticiones a la virgen María.

Oh María, Virgen y madre, tú que 

contemplaste a tu hijo agonizando en la cruz,

tú que fuiste ascendida al cielo en cuerpo y 

alma, sin conocer la muerte ni el sepulcro. 

 

Tu María, madre mía y de todos los mortales,

te amo por ser nuestra madre y la de todos.

 

Te pido madrecita que hoy en este momento 

aciago de mi vida, me reconfortes, el solo 

pensar en lo que pasaste contemplando a tu 

propio hijo agonizando en la cruz, adolorido, 

humillado y escarnecido.

 

Debería darme fuerzas para aguantar lo que 

yo estoy pasando, pero comprende madre  

que yo soy  mucho más débil que tú y por lo 

tanto mis fuerzas flaquean.

 

Hoy en este momento te pido madre del cielo

que me concedas una gracia intercediendo 

ante tu hijo para que me vea con ojos de 

misericordia.

porque con el corazon se cree para ser justificado

Te pido de todo corazón. Yo madre mía por mi 

parte prometo que jamás voy a olvidar este 

gran favor que me concedas por tu valiosa 

intervención.

 

Y tú sabrás como abordar a tu 

hijo para que me mire con ojos de piedad y se 

conduela de mi gran dolor y angustia que 

estoy pasando en este triste y desesperado 

momento de mi vida.

 

María, virgen y madre a la vez, milagro del 

Creador que engendró en ti su verbo,

consuelo de los mortales, te pido que me 

ampares, que me guíes y que no me 

abandones en manos del enemigo que 

siempre me acecha para mortificarme.

 

Ayúdame madrecita a superar este mal trago 

y así como tu pudiste superar tu dolor, al 

perder a tu hijo amado, sí mismo te pido que 

con tu divina gracia y con la cercanía al Trono 

Celestial.

 

Tú madre mía y de todos los hombres voltees 

ahora mismo a mirar a este siervo que hoy de 

rodillas y con lágrimas en los ojos te suplica 

tus favores y tu divina bendición.

 

Esta petición la hago llegar hasta ti en el 

nombre del Padre, en el nombre del hijo y en 

el nombre del Espíritu Santo.

 

Amén.

¿Qué encierra la oración “Dios Te Salve María”?

Si analizamos la oración “Dios te salve María”, nos daremos cuenta de que se trata de una alabanza a las incomparables cualidades de esta mujer. Dios escogió a María para que engendrara en su vientre de niña su hijo.

En la oración se habla de las gracias que la adornan. Se le reconoce su cercanía al Creador y también que es bendita entre todas las mujeres así como también lo es el fruto de su vientre. Que además interceda por la voluntad ante el Padre Celestial para salvarnos de todos los males que aquejan a la humanidad.

Se le pide que ruegue para que nuestros pecados sean perdonados y que a la hora de nuestra muerte, esté con nosotros.

Subir