Saltar al contenido

Las mejores bendiciones que Dios te da a ti para un d铆a feliz

13 mayo 2020
Las mejores bendiciones que Dios te da a ti para un d铆a feliz

Uno de los temas m谩s importantes, pero m谩s desesperados de nuestras vidas es la felicidad. Por esto te voy a ense帽ar las bendiciones que Dios te da a ti para un d铆a feliz. La felicidad es un estado de bienestar y satisfacci贸n que alcanzamos cuando nos sentimos satisfechos. La llamada b煤squeda de la felicidad es una b煤squeda que le lleva a la mayor铆a de las personas la mayor parte de su vida, pero que nunca parece realmente conquistada.

Ponemos mucha energ铆a y pensamiento en las cosas y personas que se supone nos hacen felices, s贸lo para descubrir que no pueden. La verdadera felicidad, sin embargo, s贸lo se encuentra en Cristo. S贸lo confiando en Dios y en su amor eterno, somos capaces de vivir una vida verdaderamente feliz.

Por ello, te dejar茅 en la siguiente secci贸n las bendiciones que Dios te da para que puedas tener un bonito d铆a lleno de alegr铆a y felicidad.

Las bendiciones de Dios para ti para un d铆a feliz

Si no sabes que Dios est谩 para ti en todo momento, entonces no te preocupes que te voy a ense帽ar las mejores bendiciones que Dios te da a ti para un d铆a feliz. A Dios le encanta ser invitado: Le encanta aparecer en cualquier situaci贸n, por lo que se nos dio el incre铆ble don de su Esp铆ritu Santo. Ya sea que estemos celebrando o llorando, Dios quiere estar en cada emoci贸n con nosotros.

No nos pedir铆a que llor谩ramos con los que lloran y nos alegr谩ramos con los que se alegran (en Romanos) si no hiciera lo mismo. Si creemos que 脡l nunca nos deja, podemos estar seguros de que no importa lo que experimentemos, 脡l est谩 ah铆. Pero cuando estamos luchando, cuando el sufrimiento es intenso, es f谩cil perderlo de vista. Incluso cuando las cosas est谩n bien, puede ser f谩cil olvidar su papel en nuestras vidas y que todos estos regalos son realmente de 脡l.

Pero cuando nos ofrecemos a rezar con los que nos rodean, podemos invitar al esp铆ritu de Dios para que todos recordemos qui茅n es 脡l y de qui茅nes somos nosotros. La presencia de Dios siempre nos cambiar谩 para mejor, sin importar nuestras circunstancias.

Su compasi贸n: El padre mostr贸 compasi贸n a su hijo descarriado. Jes煤s a menudo miraba a las multitudes y al ver sus grandes necesidades, se sinti贸 motivado a alimentarlas, ense帽arlas y curarlas porque le mov铆a la compasi贸n.

Cuando nos ve luchando y sufriendo, tambi茅n le mueve la compasi贸n por nosotros. Es por eso que nos trae su consuelo y provisi贸n, se conmueve por nuestras necesidades. 隆Qu茅 bendici贸n servir a un Dios que se preocupa por todos y cada uno! Y porque 脡l muestra gran compasi贸n por nosotros y nuestras necesidades, tambi茅n podemos tener compasi贸n por los dem谩s y sus necesidades.

Su Gracia: Una de las cosas que me obliga a perdonar, a sonre铆r a la dama que se interpone en mi camino en la tienda de comestibles, o a pensar lo mejor de la persona que acaba de cortarme el paso en el tr谩fico es cu谩ntas veces la gente ha hecho lo mismo por m铆.

Pero incluso si nunca lo hicieron, la verdad es que Jes煤s siempre lo hace. Si estoy llamado a amar a los dem谩s como 脡l me ha amado, esto significa que puedo mostrar la misma gracia que 脡l me da a los dem谩s.

Nuestra salvaci贸n es Jesucristo

Dentro de las mejores bendiciones que Dios te da para ser feliz, indudablemente se encuentre el ser salvado, esto significa ser sacado del peligro a un lugar seguro. 脡l nos salva del pecado a la justicia. Vivir en el pecado es vivir en la muerte. Es una vida destinada a la separaci贸n 煤ltima y eterna de Dios. 脡l nos da su justicia cuando confesamos nuestros pecados y nos arrepentimos.

Nos salva de la ignorancia a la revelaci贸n y el conocimiento. Nuestros ojos est谩n ciegos a la verdad hasta que 茅l los abre. La verdad espiritual cobra vida cuando nos salvamos.

脡l nos salva de la insensatez a la sabidur铆a. Nuestras decisiones y juicios son limitados y defectuosos porque no podemos entender la verdad. Su salvaci贸n abre nuestros corazones y mentes para aplicar sus palabras sabiamente y as铆 transformar toda nuestra vida. Dios es bueno, y puede trabajar todos los eventos de tu vida en una gran obra maestra, si se lo permites.