Saltar al contenido

¿Qué significado tiene la Justicia de Dios en la Biblia?

19 abril 2020

En la Biblia constantemente hemos leído acerca de la justicia de Dios, sus castigos y lo que se considera justo dentro de este libro. Se trata de un Dios todopoderoso que ha sacrificado su vida por la nuestra, y que a cambio solo exige bondad, amor y respeto hacia el prójimo. Que nos amemos los unos a los otros como si fuésemos una misma persona.

Para todos aquellos que no cumplen con eso, recae la justicia de Dios. Este concepto es realmente muy extenso y comprende una serie de cosas que encontramos en la Biblia. A continuación, te explicamos resumidamente acerca de ello.

¿Qué podemos entender con el concepto de “Justicia de Dios»?

Dios e un ser todopoderoso noble, leal, comprensivo, pero por sobre todas las cosas justo. Lo que pasa con la justicia, es que a veces nos cerramos los ojos ante lo que no queremos ver o aceptar. O, por el contrario, todo puede parecer perfecto hasta que mencionamos el término justicia.

La justicia de Dios es una justicia maravillosa, siempre escuchamos decir que desde arriba hay alguien que todo lo ve. Y esto es cierto, pues la justicia se encuentra presente en nuestro día a día.

Son muchas las iglesias en las cuales las personas se escandalizan y se asustan ante este término “justicia” porque la idea puede parecer alarmante, sin embargo, si nos ubicamos en los escritos y en la Biblia encontramos que esto involucra e implica la santidad de Dios. Así que ¿Por qué alarmarnos? No es necesario. Todo esto comprende Dios.

¿De que se trata la justicia de Dios en la Biblia?

Evidentemente la justicia de Dios se encuentra en los versículos de la Biblia y se pondrá en práctica ante la desobediencia de un pueblo y la rebeldía hacia un Dios todopoderoso.

Esto realmente lo podemos encontrar presente en casi todas las páginas de la Biblia. Caerá la justicia divina ante las personas malintencionadas, codiciosas, avaras y todos aquellos que no piensan en el prójimo.

Justicia de Dios distributiva y Gubernativa

Aquí se diferencian dos conceptos en la Biblia: La justicia distributiva y la justicia gubernativa. Aquí encontramos que, la “gubernativa», haciéndole referencia a su nombre, implica la justicia sobre el gobierno moral del mundo en sí.

Por otra parte, la distributiva es la comandada y designada por un Dios todopoderoso, por la ejecución de las leyes y los castigos si las mismas no se cumplen. Hay una notable diferencia entre estos tipos de justicia.

Siempre desde el enfoque de la acción del hombre. Los actos del hombre deben ser actos pensando en el prójimo como si se pensara en si mismo. Serán condenadas las mentiras, las traiciones y la hipocresía. Ya que debemos ser personas sinceras, honestas y claras. Amables y empáticos. Nobles y bondadosos.

La Biblia relata que los seres humanos no merecemos premios por obrar bien. Deberíamos obrar bien por naturaleza. No merecemos premios ante el bien, pero sí merecemos el castigo al obrar mal ante la justicia de Dios.

También nos postula que un corazón noble siempre será un corazón noble. Que las malas acciones son capaces de ser perdonadas por él, pero recibirá la justicia merecida. Sin duda alguna comprendemos que Dios siempre lo verá todo. Siempre estará con nosotros, y tarde o temprano nos perdonará pues todos somos sus hijos, y ante sus ojos absolutamente todos y cada uno de nosotros merecemos su perdón y misericordia.

Debemos dar gracias a Dios por todo lo que Él ha hecho por nosotros, orar y dejar todo en sus manos, que sea el Todopoderoso quien haga justicia en todo momento.