Hermosa oración para antes del Viacrucis - Muy bonita

oracion para antes del viacrucis

Quizás no sepamos el momento exacto de toda la historia en que el Viacrucis se posicionó como una, y para muchos la oración mas bella de lo que es la iglesia católica, la hermosa oración para antes del Viacrucis – muy bonita es de gran ayuda espiritual a los fieles seguidores, ya que es una demostración de amor, alegría y dolor en memoria de un gran sacrificio.

Con solo el echo de saber que hubo sacrificio, basta para adentrarse en esta hermosa historia, los viernes santos es cuando más se recuerda con tristeza el camino al calvario donde el hijo de Dios, Jesús, dio su vida por todos.

Índice

    La más bella oración para antes del Viacrucis

    En la hermosa oración para antes del Viacrucis – muy bonita podemos acercarnos mucho más espiritualmente a Cristo, con una de las oraciones que nos lleva en un viaje en el tiempo, al momento de nuestro perdón y salvación, ese momento doloroso donde Jesús decidió entregarse así mismo por nosotros.

    Oh Señor,

    que la historia de tu camino al calvario,

    nos fortalezca y anime,

    a tomar nuestra cruz,

    de esa manera seguirte fielmente.

     

    Amado Señor límpiame,

    abrázame y sálvame,

    ya que tu hermosa sangre me cubre, siempre

    dando a mi alma pureza.

     

    Conforta mi alma,

    Señor Jesús escúchame,

    así cómo jamás permitas

    que yo me aparte de ti.

     

    No quiero volver atrás

    cuídame del enemigo,

    líbrame de sus acechanzas,

    sin embargo, dame el perdón a mis pecados,

    ya que quiero estar siempre junto a ti.

     

    Quiero alabarte y adorarte,

    siempre quiero estar en tu hermosa presencia,

    en cuanto a ver también como te adoran

    tus hermosos ángeles,

    por la eternidad de mis días.

     

    Señor Jesucristo,

    Dios de todo lo que existe,

    fiel y verdadero amigo.

    el justo cae delante del impio

    Por consiguiente coloca

    en mi ese amor que trajiste,

    ese amor que es capaz de perdonar,

    los más grandes pecados,

    que perdonó y seguirá perdonando,

    a esta humanidad pecaminosa.

     

    Eres tan grande Señor,

    que a pesar que te escupieron,

    te pisotearon y crucificaron,

    igualmente diste una demostración de amor,

    tan grande que jamás nadie podrá hacer.

     

    De tal forma eres nuestro redentor,

    nos amaste por encima de todo,

    no obstante aun habiéndote yo ofendido,

    nos libraste del castigo eterno.

     

    Tu gracia la vemos todos los días,

    sabemos todo lo que padeciste,

    el dolor, el maltrato,

    la corona de espinas.

     

    Los clavos en tus manos,

    los clavos en tus pies

    son la evidencia,

    de lo que sufriste por nosotros.

     

    Permite que yo pueda imitarte,

    ayúdame Señor porque sé que he pecado,

    no quiero caer, ten misericordia de mí,

    líbrame porque no quiero perderme.

     

    Daré ofrendas a ti, de agradecimiento

    por la misericordia que

    has tenido hacia nosotros,

    he prometido servirte y serte fiel,

    amarte por sobre todas las cosas.

     

    Acompáñame en todo momento,

    en cada instante de mi vida,

    en las situaciones apremiantes

    hazme entender que, sin ti

    no hay otro camino sino tú.

     

    Sé que me aparto de ti,

    igualmente cuando le doy

    riendas a mis pensamientos,

    así mismo cuando dejo entrar la envidia,

    aparte de cuando le doy parte

    a los deseos de la carne,

    peco contra ti.

     

    Ayúdame Dios porque ante las tentaciones,

    soy débil y propenso a caer,

    que suelo no tener

    la capacidad para apartarme,

    solo sé que cuento contigo,

    escóndeme en tu manto.

     

    Eres tú quien seca mis lágrimas,

    quien reconforta mi alma

    ante los golpes de la vida

    aunque se que no es nada,

    en comparación a lo que padeciste,

    para darme el perdón y la dicha

    de estar a tu lado, por la eternidad.

     

    Señor perdona mis pecados,

    enséñame a perdonar a los que me ofenden,

    así como tu perdonas mis errores,

    enséñame a hacerlo con mis enemigos.

     

    Eres parte de mi vida,

    quiero siempre adorarte,

    y también glorificar tu nombre,

    bendecirte y darte honra

    por los siglos de los siglos.

     

    Amén.

    Es momento de recordar siempre a Dios

    En ocasiones nos olvidamos por completo de nuestro Dios, dejándonos llevar por nuestros deseos carnales, olvidamos que hubo una persona que dio su vida por nosotros, que solo nos pide cumplir con lo que nos manda en sus santas escritura y podemos comunicarnos con el por medio de la oración, y si hacemos esta hermosa oración para antes del Viacrucis – muy bonita podremos tener presente su inmenso amor por nosotros.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más