Hermosas oraciones de agradecimiento por la comida que hay en mi mesa

Hermosas oraciones de agradecimiento por la comida que hay en mi mesa

Dar gracias a Dios por los alimentos y comida que recibimos a diario en nuestra mesa es algo muy bonito, sin embargo, en la actualidad esa costumbre se está perdiendo. Pero, si Tú aún tienes este hábito, te invitamos a recitar las siguientes consagraciones.

🙏 Hermosas oraciones de agradecimiento por la comida que hay en mi mesa 🙏

Índice()
  1. Oraciones bonitas para bendecir los alimentos
  2. ¿Por qué es bueno bendecir?

Oraciones bonitas para bendecir los alimentos

Tomarte un tiempo con el fin de dar gracias por el pan de cada día, es una agradable acción, ya que, le dices a Cristo que te sientes feliz con todo lo que te da. Por esto, te creamos estas oraciones de agradecimiento por la comida.

En el nombre del Padre, del hijo y

del espíritu santo. Amén.

 

Señor, antes de empezar a consumir estos alimentos,

que con mucho amor nos has de dejar en la mesa,

te quiero dar las gracias, por fijarte

en esta pequeña familia.

 

Porque, a pesar de que las situaciones se tornen difíciles;

tu misericordia nos acompaña cada día para que

nuestro estómago no se quede sin alimento.

 

Amén.

 

Cristo, bendice estos víveres que hoy vamos a comer,

de igual forma, te ruego que bendigas aquellas personas

que ahora no cuentan con un alimento en su hogar,

no permitas que se acuesten sin probar

un bocado de comida, Padre.

 

Por último, solo te pido que santifiques estos alimentos,

y que en nuestra morada nunca falte

este elemento vital para la vida.

 

Amén.

 

Jesús, Tú, que eres el dueño de los árboles,

animales y el agua de esta tierra, haz que

estos alimentos que vamos a consumir, sean

glorificados en tu nombre y que nunca falten

en mi humilde hogar.

 

Amén.

 

Gracias, Dios, por las provisiones que me das cada día,

por permitirme tener un trabajo, con el que puedo

comprar los alimentos que en este día voy a ingerir.

 

Nada más, te suplico, que la comida nunca falte

en mi hogar, y que esta me nutra, así, poder

seguir alabándote a diario.

 

Amén.

 

Nazareno, en el día de hoy mi familia y yo

nos reunimos en este lugar, a fin

de agradecerte, porque nos diste el privilegio

de tener comida en nuestra mesa.

 

Así mismo, también quiero que bendigas

a las personas que trabajan en este hogar,

para que podamos alimentarnos. 

 

Amén.

Gracias, Dios, por las provisiones que me das cada dia

 

Padre amado, hoy, te doy gratitud por la comida

que me das a diario, aunque no sea mucha,

sé que viene de tus manos y que Tú nunca

me desamparas en medio de la soledad.

 

Porque siempre estás velando por el bienestar

de esta persona. Así que, gracias te doy por la

comida que me das todos los días.

 

Amén.

 

Bendice, Señor, mi familia, consagrad

mis alimentos y santifica mi trabajo,

que es el que me permite llevar el pan de

cada día a mi mesa.

 

Porque yo sé que sin ti y tu misericordia,

esta comida no podría manifestarse

en mi casa.

 

Amén.

 

Amado Señor, en este instante te damos gracias

por habernos permitido despertarnos

con vitalidad y salud.

 

Sobre todo, por ofrecernos los

alimentos que ahora mismo, se encuentran

disponibles en nuestra mesa,

con el fin de ingerirlos.

 

Amén.

 

En este momento de oración, Jehová,

te quiero dar las gracias por la comida

que hoy estoy a punto de consumir, de igual forma,

por mi trabajo y la ropa que traigo puesta.

 

Ya que sin tu presencia en mi vida

y corazón, no existieran ahora mismo.

 

Amén.

   

Querido Jesucristo, gracias por los alimentos que me das

a diario, también por la salud y bienestar de mi familia.

 

Asimismo, te agradezco mucho, por haberme permitido

despertar en este día para seguir adorándote,

como yo lo hago siempre.

 

Amén.

 

Señor Todopoderoso, gracias por satisfacer

las necesidades que tiene mi cuerpo

de hambre y sed.

 

Pues, todos los días al despertarme, agradezco porque

tu gran corazón no deja de entregar

bendiciones a mi familia.

 

Sobre todo, nos permites, cada principio

y final de este, tener nuestros alimentos.

 

Amén.

¿Por qué es bueno bendecir?

Es muy importante la bendición, porque a través de ella podemos conseguir los beneficios que queremos manifestar, es decir, tener el alimento diario, esto creará que el universo, en especial Dios, duplique el deseo. Pero, si maldecimos, las dichas que Jesús nos tiene preparadas, no se podrán manifestar.

Subir