Saltar al contenido

Milagrosas letanías de alabanzas a la consagración de San José

15 junio 2020
Milagrosas letanías de alabanzas a la consagración de San José

Las letanías son hermosas y breves oraciones las cuales hacemos en cada servicio, en cada rezo en el cual debamos hacer invocaciones o también en las procesiones ya sea por hacer alguna petición o en alabanza a cualquiera que sea Santidad en la iglesia católica. Está hermosa y milagrosas letanías de alabanzas a la consagración de San José es con el fin de darle alabanza y rendir tributos a San José.

Cada letanía debe estar muy bien echa y saber a quien se le va a orar, José, esposo de María quien también tuvo el honor de adoptar a nuestro Señor Jesucristo. San José ha sido honrado por el Papa Juan Pablo II el 15 de agosto de 1989 en una exhortación llevada a cabo en aquel entonces.

Letanías en alabanza a San José desde su homenaje

San José es Patrono de la iglesia católica declarado como gran “Patrono de la iglesia Universal” también “Patrono contra la duda”. El Papa Benedicto XV lo declaro como “Patrono contra el comunismo y la relajación moral”. San José es respetado y venerado por cientos de personas que entre alabanzas y peticiones hacen una milagrosa letanía de alabanza a la consagración de San José:

Señor bueno y de misericordia,

gracias por cada minuto

que nos regalas, por la vida

y la bondad que tienes

para con nosotros.

 

Glorioso San José,

vengo a ti

para venerarte y alabar

tu grandioso nombre,

porque eres bienaventurado,

también buen hombre.

 

Honro tu valiosa presencia

en mi vida,

además, valoro lo que has hecho

en mí y los míos

llenando nuestros corazones

del más puro amor.

 

A través de esta oración

confiero el poder de dirigir mi vida,

 igualmente guiar mis pasos,

quiero ser un instrumento útil.

 

En las manos de dios

deseo que mi mente, alma,

también cuerpo esté,

consagrados a Dios

por medio de la divinidad,

del Espíritu Santo.

 

De la misma manera te suplico desde mi alma

que me protejas en todo momento

de la maldad que quiera venirme,

no permitas que pueda tocarme

el mal ni la envidia.

 

Bendita Santísima de la Trinidad,

Dios Padre,

Dios Hijo

y Espíritu Santo,

grande son tus maravillas.

 

Quiero agradecerte,

también alabar tu nombre,

como esposo de María

pusiste tu gran amor

para criar a Jesús,

aún sabiendo que no era tu sangre.

 

Igualmente, varón bienaventurado,

el cual se le concedió ver y oír

al Dios Verdadero.

 

Asimismo abrazarlo y tenerlo a su cuidado,

vestirlo tambien enseñarle

las maravillas del Señor.

Ruega por nosotros San José

para que seamos dignos

de alcanzar a Dios,

y obtener su misericordia

infinita sobre nosotros.

 

Oh San José,

tu protección es grande y fuerte,

te pido intercedas ante

tu hijo Jesús

por nosotros los pecadores,

y que nos liberes del pecado.

 

Ayúdame poderoso,

San José por medio de esta letanía,

de alabanza en tu nombre

para obtener el milagro de tu amor.

 

Oh poderoso San José,

nunca me cansaré

de contemplarte y alabarte

porque eres por siempre bienaventurado.

 

Te suplico me ayudes a

 acercarme más a Dios,

cumplir sus mandamientos

para así estar lleno de su gracia y bondad.

 

San José patrono

de las almas ruega por nosotros,

que los que ya partieron

tengan el descanso eterno

y vean la luz hacia la salvación.

 

Intercede por la salud,

impartiendo sanidad

a las personas enfermas,

para que tengan sanidad en

sus cuerpos como en sus almas.

 

Gracias te doy San José por

prestar siempre atención

a las letanías de tu pueblo,

que son desde lo más profundo del corazón.

 

Gracias también porque sé que

eres un Santo milagroso,

concediendo las peticiones

de los que te profesan.

 

Amén.

¿Cuándo y cómo rezar las hermosas letanías de consagración a San José?

Las letanías son una forma de poder acercarnos a la figura de San José, con diferentes motivos en oraciones, alabanza y peticiones que requieran de su intervención. La hermosa y milagrosa letanía de alabanza a la consagración de San José esta llena de grandes oportunidades, ya que, San José puede conceder grandes milagros a quienes le invocan con fe. Este Patrono desde que el Papa Benedicto XV lo introdujo en las letanías de los Santos, han surgido grandes letanías las cuales hacen en su honor.