Milagrosa oración por un sobrino o sobrina enfermos ¡Cura su aflicción!

Milagrosa oracion por un sobrino o sobrina enfermos

Cuando un familiar se enferma, los que conocemos a Dios sabemos que es el mejor doctor que puede tener. De tal manera que necesitamos innovar una oración milagrosa de sanar un sobrino enfermo. Por tal razón debe hacerse con amor y dedicación, logrando tener mejores resultados.

Índice()
  1. Poderosa oración de sanidad para sanar un sobrino enfermo
  2. ¿Cuál es el versículo bíblico para los enfermos?

Poderosa oración de sanidad para sanar un sobrino enfermo

Bendito y amable es Dios que se encarga de la salud de todas las personas que lo necesitan. Su amor es grande y lo demuestra en una oración para un sobrino para lograr sanidad:

Señor, por medio de tu presencia,

oramos por la sanación de nuestro

familiar enfermo.

 

Se encuentra buscando una cura

de su enfermedad.

 

A ti recurrimos en pro

de conseguir la esperanza,

de que sea sanado bajo la bendición de Dios.

 

Que, Jesús piadoso,

iluminé cada día su vida

consiguiendo una rápida sanación.

 

Confiando en tus hermosos versículos

donde nos promete por medio

de la Santa Palabra,

que eres Tú el encargado

de recobrarse de las dolencias.

 

Además, tu presencia nos levantará

cuando ya no tengamos fortaleza.

Ayuda a sanar a la persona que tanto

necesita eliminar la enfermedad de su vida.

 

Intercede con los doctores,

que comprendan mejor el cuadro clínico.

No dejes que tenga desasosiego

ni que se asusten ante la enfermedad.

 

Es bastante difícil soportar

dolores y además tener miedo de morir.

Así mismo te pido, Señor, que seas Tú,

que le des una respuesta a cada problema

que se presenta en el camino.

 

Elimina cualquier adversidad

que provoca la enfermedad

en el cuerpo de mi familiar.

 

Ilumina su vida con muchas bendiciones

y así que pueda ser próspero.

Súmale tu fortaleza y la de tu hijo

que murió en la cruz,

perdonando nuestros pecados.

 

Interviene con tu mano sanadora,

que lo puede y que también lo cura.

 

Tú has sanado a la humanidad

de distintas dolencias.

Has estado a cargo del

espíritu de cada persona

que necesita que estés a su lado.

 

Pongo en ti mi confianza que el cuerpo

de mi sobrino se encuentre bien por completo

y las células dañadas desaparezcan.

 

Ninguna enfermedad tiene poder,

porque están bajo tu control

¡Oh, amado Dios! Provéenos de fortaleza.

tu presencia nos levantara cuando ya no tengamos fortaleza

¡Te suplico, por favor!

¡Que la enfermedad desaparezca!

Me aferro a la promesa

del salmo 103, donde dice que te harás

cargo y sanará las enfermedades.

 

En el día de hoy declaro

que eres Tú quien tienes

el control del cuerpo de mi sobrino.

 

Tú que conoces todo nuestra vida,

sabes de cada dolencia y dolor

que afectan a aquellos

que necesiten auxilio, incluyendo

la enfermedad de mi familiar.

 

Bendito eres, porque en tu santo nombre

socorres todos aquellos

que te piden auxilio.

 

Que la desesperación no inunde su corazón

y que su ser pueda recibir

el soplo bendito del Espíritu Santo.

 

El que da vida y gracia,

con el fin y objetivo de

sanar y restaurar la salud.

 

De esa forma, haz que tenga

un diagnóstico favorable

en una visita al médico,

bendice el tratamiento que le envíe

y que sea efectivo.

 

De igual manera,

acompáñalo en las terapias en caso

de que lo necesite.

 

¡Haz todo lo que esté a tu

alcance, que pueda mejorar,

amado Señor!

 

Sé que estás presente

las mañana al abrir los ojos

y cuando termina el dia.

 

Pues Tú eres el sostén

y la fortaleza que evita

que las cosas se vengan abajo.

 

Hoy agradezco las bendiciones

que me das y entre ellas

la sanación de mi sobrino.

 

Tengo fe de que todo estará bien,

y tendrá una rápida recuperación.

Lo veré sonreír y sentirse amado por Dios.

 

¡Gracias, Señor!

Por escuchar hoy mis súplicas,

sanar a mi sobrino y

dar alivio a mi angustia.

Eres el mejor entre todos.

 

Amén.

¿Cuál es el versículo bíblico para los enfermos?

Podemos buscar el salmo 6:2-3 en la Sagrada Escritura que habla sobre el ruego que se le hace al Señor, que le pueda dar fortaleza al enfermo y restaurar su salud que se encuentra debilitada. Es de gran utilidad como una oración de protección para un sobrino; un salmo bastante reflexivo.

Subir