Saltar al contenido

Noche de velitas, poderosa oración para el 7 de diciembre ¡Sé luz en mi camino!

13 julio 2020
Noche de velitas, poderosa oración para el 7 de diciembre ¡Sé luz en mi camino!

En una noche de velitas, poderosa oración para el 7 de diciembre ¡Sé Luz en mi camino!, es lo que la gente creyente de las tradiciones navideñas practica para pedir paz en sus hogares y para pedirle al Niño Dios por toda su familia.

El día 7 de diciembre, es el comienzo de la navidad para muchas personas en el mundo entero. Y la reciben encendiendo millones de velas en todas las calles, las iglesias y en  los hogares también. La luz para los cristianos significa la liberación del espíritu.

¿Por qué los cristianos hacen una poderosa oración y encienden luz con velitas cada 7 de diciembre en la noche?

El significado de estas velitas es darle la bienvenida a la navidad y abrir nuestros corazones dispuestos a la paz, al perdón y la reconciliación entre hermanos. Dedica en la noche de velitas, poderosa oración para el 7 de diciembre ¡Sé Luz en mi camino!

Oh Santísima Virgen Inmaculada,

a ti te dedicamos esta noche de

velitas en el comienzo de la navidad.

 

Esta noche es una valedera

ocasión para que la familia se reúna,

otros solo aprovechan esta

oportunidad tan bonita para

darle gracias a Dios, y

a ti virgencita buena.

 

Por todas las cosas

 maravillosas que hemos 

recibido durante todo este año,  

y por toda la alegría de que

la familia se reúna en santa comunión

para compartir experiencias

y vivencias navideñas.

 

La mayoría de las familias,

como es el caso de la nuestra,

nos reunimos con los nuevos miembros,

con los que han nacido y los que se van

agregando a las familias como

nuevos esposos o nuevas esposas.

 

Por eso es propicio este día, en que estamos

todos reunidos en oración,

para darte gracias mi Señor,

por estar aquí todos en familia

y porque sabemos que la familia

que reza unida permanece unida.

 

En realidad es una bella experiencia

donde además estamos recordando

a los familiares y amigos que

partieron este año que está

finalizando y te pedimos,

oh Dios Todopoderoso por

el eterno descanso de sus almas.

 

Y es que hoy día de velitas,

damos la bienvenida al nuevo año

con esta oración bendita 

para elevarla hasta el cielo.

 

Además te rogamos oh Santa Virgen

Inmaculada que bendigas  

nuestros hogares,

que también bendigas nuestra oración

de hoy, dando crédito a nuestras

palabras y aceptando nuestras

promesas de ser unas

mejores personas.

Asimismo te prometemos Señor de todos

los cielos y a ti Santísima

Virgen Inmaculada,

que vamos a erradicar los rencores.

 

Para que el perdón gane sobre

los malos recuerdos,

que el amor esté presente

en todo momento en nuestra mente

y en nuestros corazones y que

jamás permitamos que

el innombrable saque partido

de nuestros actos.

 

Antes bien en esta noche de velitas

queremos manifestar nuestro amor

y respeto por el Dogma de

la Inmaculada Concepción.

 

Mientras tanto queremos también poner

de manifiesto que somos hijos de Dios

y como tales, nos queremos

comportar como verdaderos cristianos.

 

Es por esto que hoy, en este día

y en esta hora, nos avocamos

a pedirte que nos guíes por los

caminos del bien

 

Asimismo que nos honres

con tu bendición Virgen Santísima

de la Inmaculada Concepción

y la tuya, Padre Celestial,

amo y Señor del Universo.

 

Por eso te rogamos que por cada velita

encendida tomes, Virgen Santísima

una de nuestras plegarias

y nos concedas las peticiones

que te estamos haciendo.

 

Finalmente que siempre estén

apegadas a la rectitud,

nunca con la avaricia de

la sobre abundancia.

 

Siempre destinadas al bien de la familia,

pero de la manera más pura

y con las mejores intenciones,

que no fracturen la paz de

otras personas a cambio de la nuestra.

 

Oye por favor nuestras oraciones

sanas y sinceras de amor y

de justicia y bendícenos

en estas Navidades.

 

Amén.

¿Se deben encender velas a la Santísima e Inmaculada Concepción?

Pues sí, según las tradiciones religiosas, encender velas a los santos. A la Virgen y al mismo Dios es considerado como una prueba de lealtad y de adoración a estas divinidades.

La luz significa para los cristianos, alumbrar todos los caminos del bien. Una prueba de respeto y devoción hacia el santo o la deidad que se esté invocando y una prueba de amor por sobre todas las cosas.

De manera que sí, es pertinente alumbrar los altares y colocar flores a nuestros divinos protectores.