Oraciones básicas y de preparación para hacer la primera comunión

Oraciones básicas y de preparación para hacer la primera comunión

Las oraciones básicas y de preparación para hacer la primera comunión, conllevan a la interpretación más sencilla, de cómo prepararse para la primera comunión y saber además interpretar la primera comunicación con Dios. Pues, estamos ante uno de los sacramentos más importantes y de mayor valor para un joven creyente.

Recordemos que no es un sacramento cualquiera, pues, simboliza la primera  vez en la que un fiel, recibe el cuerpo y la sangre de nuestro señor Jesucristo, en forma de pan y vino. Y para poder hacerlo, es necesario que conozca las oraciones básicas en la vida de todo católico, como lo son: El padre nuestro, el ave maría y el credo por ejemplo.

Índice

    Estas son las oraciones básicas para la preparación antes de hacer la primera comunión

    Para el mayor entendimiento y preparación, antes hacer la primera comunión. La oración tiene mucho poder, siempre y cuando tus intenciones de recibir a dios, sean muy claras y con el corazón lleno de amor. Cítala con total concentración y si es posible hazla arrodillado ante el altar.

    Dios mío,

    Tú significas lo más valioso en mi mundo,

    ya que mi alma y corazón

    están conectados a tu sangre.

     

    Al recibir la comunión de tu cuerpo

    que hoy me atrevo a tomar,

    busco que tu infinita misericordia,

    sirva de defensa para el

    alma y para el cuerpo.

     

    ¡Oh Dios!

    te quiero recibir con los brazos

    abiertos y sentir tu calor,

    para prepararme de mente, alma y corazón

    al el momento de recibirte.

     

    Querido Padre

    fortaléceme en la fatiga,

    aliéntame en la lucha para llegar a conocer

    llegar a conocer tu esencia.

     

    Y ayúdame a que mis pensamientos se

    concentren solamente en ti.

     

    Señor soy tu futuro siervo,

    dame salud de alma y cuerpo.

    Líbrame de las tristezas que pueda

    tener en mi mundo.

     

    Ya que tú pan y vino, me va a conceder

    las alegrías de mi alma.

     

    Señor mío,

    al recibirte consagro,

    al acogerte eres mi vista,

    olfato y mi corazón.

     

    En esta oración te doy todo mi ser

    ya que soy todo vuestro.

     

    Siempre, tus enseñanzas y valores

    en esta preparación

    se perpetuaran de generación en generación.

    Dios amado mío tus huellas sobre mí,

    son huellas imborrables.

     

    Siendo faro de luz que ilumina nuestro camino.

    Tú serás mi protector y centinela,

    para que nada que falte.

    ¡Oh mi Dios!

    ruega por mi alma.

    Siempre, tú me inspiras a

    conocer el verdadero amor,

    fortaleza, ánimo, ímpetu y nobleza

    mediante esta preparación,

    que sana y eleva mi ser.

     

    Sé bien, Padre,

    que tu cordero me quitara del pecado

    porque lo he cargado con inocencia,

    por favor ten piedad de mí.

    Y yo nunca olvidaré tu divinidad.

     

    Te suplico Señor,

    te que derrames sobre mi

    alma con toda tu gracia.

     

    Así mismo, llévame siempre a tu lado

    y también aconséjame al momento de recibir

    tu cuerpo y sangre.

     

    Finalmente,

    al momento de recibirte

    purifica mi corazón para que sea,

    tu mansión terrenal.

     

    ¡Oh adorable Dios!

    Quiero ofrecerte mi primera

    comunión para adorarte,

    para que también estés en mi corazón.

     

    Y yo pueda sembrar amor.

    Por favor ruega por mi señor, te lo pido.

     

    Hoy Amadísimo Padre,

    soy feliz porque llegó el

    momento de recibirte,

    y para mí es un adecuado acontecimiento,

    porque en ti alivio mis pensamientos.

     

    Y sé por ultimo, que serás luz

    que alumbra mi sendero.

     

    Finalmente, creador y amo de mi vida,

    sé que tu ser merece toda atención

    y también el amor de mi alma,

    entiéndeme en los peores momentos

    por favor, te lo ruego Señor.

     

    Amén.

    La preparación se ha logrado y entonces recibes pan y vino

    Sabemos que es favorable, cuando llegas al altar y puedes notar una sensación de paz en tu interior. En ese preciso momento, sabes que tu alma se ha unido a Dios y estas con su fe, aunado. Tu mente solo piensa en la devoción y bondad que tendrá Cristo para ti. Llénate de valentía y espera las palabras de Jesús a tu mente.

    Ya es este momento, no puedes confundir los pensamientos de Dios, ya que estos son de mera confianza y fe. Prepárate y no olvides nunca las oraciones básicas y de preparación para hacer la primera comunión.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más