Novena de confianza a María Auxiliadora ¡Oraciones milagrosas!

novena de confianza a maria auxiliadora

María Auxiliadora ha sido a lo largo de la historia una de las advocaciones más nombradas, debido a que es conocida por ser la Virgen de los tiempos difíciles. En otras palabras, miles de devotos acuden a ella con una novena en las necesidades y condiciones más precarias. Por lo tanto; por la confianza que tienen a María Auxiliadora siempre intercede como resultado a dichas oraciones milagrosas.

Ciertamente, la novena de confianza a María Auxiliadora consiste en presentar diversas peticiones a lo largo de los días de la novena. Por lo tanto; en los que se realizan todo tipo de oraciones milagrosas, obteniendo así el auxilio de esta Virgen bondadosa.

Índice

    Oraciones milagrosas para obtener la ayuda

    En otras Palabras; con las oraciones milagrosas de esta novena de confianza a María Auxiliadora, todo problema puede llegar a solucionarse, además de ayudar a mantener la calma en tiempos difíciles. Es decir; consta de una oración inicial y una final; del mismo modo, deben realizarse durante toda la novena, junto con la oración del día correspondiente.

    Oración inicial

    Amada María Auxiliadora, 

    Tú, que con tu mano protectora ayudas

    a quien necesita de tu intersección.

     

    Hoy acudo a tu nombre, para que

    evalúes la petición que elevó

    con fe hacia ti.

     

    Tú, madre auxiliadora, que intercedes

    así en los momentos más difíciles,

    Escucha mi voz, mi corazón

    devoto y mi alma.

     

    Amén.

    (Entrégale sus peticiones).

     

    Día 1

    Primero, Madre santa,

    auxilio de los cristianos,

    Tal como lo hiciste con el Papa Pío VII.

     

    Al concederle la libertad que

    Napoleón le había arrebatado,

    Hoy oro a ti como lo hizo él, para que me

    liberes de todas mis ataduras.

     

    Y así me ayudes a mantener la fe

    en cualquier adversidad.

     

    Día 2

    María Auxiliadora,

    ciertamente, Virgen clemente,

    Cura las heridas de mi alma, de mi

    cuerpo y mi corazón.

     

    Así como has curado a miles de

    enfermos a lo largo de la historia,

    Y concédeme salud, amada madre,

    Para continuar con fuerza por este camino.

     

    Día 3

    Oh María,

    primero quiero pedirte,

    Ayúdame a aumentar mi fe

    y entendimiento.

     

    Para comprender las interrogantes

    que me atormentan,

    Y confiar en que estas pronto

    así serán solucionadas

    por tu intersección ante Dios.

     

    Día 4

    María Auxiliadora,

    representación

    del amor y caridad.

     

    Acompáñame en los momentos

    de necesidad, 

    Entrégame la fortaleza que necesito

    para enfrentar los obstáculos.

     

    Así no me dejes caer,

    amada madre,

    Que mi vida esté siempre en tus manos.

    siempre tengo presente senor nada hara caer

    Día 5

    Oh, poderosa María Auxiliadora,

    Cuídame con tu manto protector cuando

    el mal esté al acecho.

     

    No permitas que el enemigo

    me haga daño,

    Ampárame, Virgen santa.

     

    Que la crueldad del mundo no

    alcance mi corazón,

    que solo quiere adorarte.

     

    Día 6

    Virgen de los tiempos difíciles,

    Reina de la bondad,

    según la voluntad de Dios.

     

    Para entender que ayudar a los demás y

    ser mejor cada día debe ser mi misión.

     

    Día 7

    Ayúdame, madre mía,

    A mantenerme cerca de ti.

     

    No permitas que la cotidianidad del

    mundo me aleje de Dios,

    Bríndame auxilio cuando

    me desvíe en el camino.

     

    Recuérdame que la espiritualidad

    es lo más

    importante del ser humano.

     

    Día 8

    Hazme consciente, reina amada,

    De la crueldad de este mundo.

     

    Ayúdame, en cambio, a

    marcar la diferencia,

    Y poder ser así empático y

    amable con los demás.

     

    Día 9

    Madre maravillosa, perdona

    mis culpas y fallos,

    Toca mi corazón cuando me equivoque.

     

    Y ayúdame a recompensar mis errores,

    Aclara mi entendimiento para saber

    cuándo es preciso arrepentirme por

    haber obrado mal.

     

    Oración final

    Amada María Auxiliadora,

    Gracias por escuchar mi voz,

    Gracias por interceder ante mis peticiones,

    y por permanecer junto a mí.

     

    Reina encantadora, observa mi corazón

    suplicante que hoy clama a ti.

     

    Amén.

    La poderosa novena de confianza a María Auxiliadora es capaz de cumplir milagros

    María Auxiliadora es plenamente bondadosa, e intercede con constancia por todos los devotos que acuden a ella; para ello, es necesario realizar con fe la novena a María Auxiliadora, ya que sus oraciones milagrosas solo valen la pena cuando son realizadas desde el corazón.

    En momentos de dificultades es preciso pedir a María Auxiliadora, ya que con su amor infinito llena de paz el alma de quien busca su ayuda. María Auxiliadora es capaz de solucionar aquellos inconvenientes que tanto atormentan la tranquilidad mental.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más