Novena de la gracia de San Francisco Javier por la devoción

novena-gracia-san-francisco-javier-devocion

Principalmente las novenas son un conjunto de oraciones que se predican en honor a determinado santo o a Dios. Éstas pueden ser con el fin de hacer una petición, otorgar un agradecimiento o solicitar la paz del descanso eterno a algún difunto. Además estas oraciones deben darse en nueve días consecutivos o uno cada semana. La Novena de la gracia de San Francisco Javier por la devoción es una poderosa herramienta de fe y amor.

San Francisco Javier fue un sacerdote misionero que consagró su vida a profesar el evangelio en el Medio Oriente. Convirtió miles de personas en el cristianismo y su vida es vivo ejemplo de devoción y amor a Dios. Por ello dedica un novenario en su nombre para solicitar mantenga viva y latente nuestra devoción hacia la fe verdadera en Cristo Jesús.

Índice

    San Francisco Javier, patrono de los misioneros

    Ser misionero del señor es dedicar la vida a enseñar la doctrina cristiana. En todos aquellos lugares en donde las personas desconocen esta palabra o por desobediencia no la practican. Por ello San Francisco Javier fue uno de los más grandes misioneros de Dios, que por más de 10 años dio su vida a convertir a otros.

    Se le considera el Patrono de los Misioneros. Porque su gran poder de evangelizar y llevar el cristianismo a miles de personas marcó el ejemplo de verdadera convicción. Para fortalecer tu devoción, implora este novenario:

    Glorioso San Francisco Javier

    Bendito Sacerdote Jesuita,

    quien te dedicaste en vida a profesar la 

    palabra santa de nuestro Padre Celestial.

     

    Dejaste de lado las vivencias de la carne para 

    entregar tu espíritu al servicio y la enseñanza 

    de los demás. Ofrezco esta novena en tu 

    nombre para afianzar mi devoción a la fe 

    cristiana.

     

    Por favor gigante de los misioneros, noble hombre 

    bondadoso y consecuente, jamás decaíste en 

    la oración ni aun en tu lecho de muerte,

    tu fe siempre fuerte te mantuvo alegre y 

    dispuesto al servicio del más necesitado.

     

    Eres el Patrono de los Misioneros por tu lucha 

    incansable en la promoción del evangelio,

    ejemplo a seguir por los que ahora llevan el 

    mensaje de amor al mundo. Igualmente porque Dios 

    siempre escuchó tus plegarias y 

    te bendijo con el don de la oratoria. 

     

    No te importaron los vestidos, los manjares, los 

    castillos o las riquezas, tu única misión fue 

    predicar, hablar, profesar las enseñanzas que 

    Dios te fue mostrando y con entendimiento 

    acogiste en tu alma para 

    contar sobre su gracia divina.

    el es escudo de los que en el esperan

    Convertiste a quienes habían perdido la fe y 

    la esperanza en un Dios Todopoderoso,

    reviviste esa llama que por cosas de la carne 

    estaban apagadas y que con tu poder de 

    orientar y aconsejar volviste a encender.

     

    Y a aquellos que desconocían las bondades 

    del santísimo, que estaban ciegos en terrenos 

    fangosos, les alumbraste la vista, iluminaste 

    su razón y también le abriste caminos de esperanza 

    en nombre del padre, del hijo y de espíritu 

    santo.

     

    El don de la piedad como virtud del ser 

    humano la desarrollaste en medio de 

    personas que carecían de Dios, que, por caer 

    en tentaciones del demonio, su vida estaba 

    sumergida en pecado y maldad.

     

    Finalmente a los presos en encierro, los honraste con tu 

    presencia. También a los enfermos en rechazo de los 

    demás, tú los acogiste con amor, aquellos que 

    las masas despreciaron y humillaron por su 

    condición de salud, tu no los abandonaste y 

    les enseñaste a creer y a confiar en la 

    misericordia de Dios.

     

    Amén.

    El poder de la oración por nueve días

    La Novena de la gracia de San Francisco Javier por la devoción tiene mucho poder. El dedicar nueve días de oración con verdadera devoción puede hacer que Dios cumpla para ti lo que pides. San Francisco Javier es un gran aliado para que interceda ante Dios y si decides dedicarle una novena a este sacerdote. Ten presente que debes hacerlo con verdadera fe, con compromiso de culminar lo que iniciaste sin poner excusas ante Dios de las faltas o interrupciones.

    San Francisco Javier escuchará tus plegarias y tus peticiones, porque si lo que deseas es afianzar la devoción en tu fe cristiana. Él es el más indicado para conceder el favor bajo la voluntad de Dios, de fortalecer tus creencias y alejar las dudas.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más