La milagrosa Novena de Santa Rosa de Lima que no dejarás de leer

la milagrosa novena de santa rosa de lima que no dejaras de leer

Esta mujer laica nacida en Lima, fue la primera mujer de América en ser canonizada y declarada santa por la Iglesia católica. Durante su vida realizó diversas curaciones y milagros, llevó una vida honorable y dedicada a Dios, en la cual oraba con una devoción incomparable. Se presentaron más de 120 milagros realizados por Santa Rosa de Lima al Vaticano para que fuera declarada santa, tanto en vida como en la oración a su memoria.

Índice

    Poderosa Novena a La Santa Rosa de Lima para cumplir milagros

    Un hecho importante de Santa Rosa de Lima es que, uno de los milagros aceptados por la Iglesia, fue que curó a una niña inválida (María Sánchez, 9 años)  gracias a una novena encomendada a la santa, realizada por sus padres. Por tanto, es preciso confiar en el poder de la oración, y que sea realizada con seguridad.

    Oración inicial a la Santa Rosa de Lima

     

    Oh, hermosa Santa Rosa de Lima, hoy te 

    entrego todo de mí, y me encomiendo a tu 

    ayuda. 

     

    Tú, intercesora de los más grandes milagros, 

    escucha  mis peticiones y mira dentro de mi 

    corazón, el cual anhela fervientemente de tu 

    auxilio. 

     

    Santa Rosa de Lima, representación de amor 

    puro y alma limpia, concédeme tu ayuda y 

    escucha mi voz. Rosa radiante, hoy ruego a ti.

    Día 1 para La Santa Rosa de Lima

    Santa Rosa de Lima, tú que curaste la 

    enfermedad mediante la oración a Dios, y los 

    milagros brotaban de tus manos. 

     

    Así como utilizabas la imagen del Divino Niño 

    parar curar a los enfermos, te pido que 

    elimines cualquier atisbo de enfermedad de 

    nuestros cuerpos, que tu mano intercesora 

    invada nuestro ser y sane cualquier dolencia. 

     

    Santa Rosa de Lima,

    invade el alma mía.

    Día 2 Poderosa Santa 

    Oh poderosa Santa, tú que 

    hiciste llover las flores más perfumadas sobre 

    el Papa Clemente IX para comprobar tu 

    santidad, incluso años después de tu partida 

    de este mundo.

     

    Tú que conviertes lo imposible en algo real, 

    Reina de la viveza que brota del aire, del 

    agua, las flores y la naturaleza. Convierte mi 

    anhelo en algo existente y palpable, que brote 

    de tu dulzura como el perfume de las rosas.

    Día 3 Amada Santa Rosa de Lima

    Amada Madre, tú que protegiste 

    en vida al sacramento del altar y a la ciudad 

    de Lima de ser profanada y saqueada por un 

    pirata holandés, y dispuesta a morir por 

    defender al santísimo, te pido que me protejas 

    de todo mal, peligro o perturbación. Invade el 

    alma mía.

    Día 4 Santa Protectora

    Tú que protegiste al 

    pueblo filipino durante la Segunda Guerra 

    Mundial e hiciste diversas apariciones, entra a 

    mi vida y cuídame del maligno, escucha la 

    petición que realizó con devoción e intercede 

    por este milagro. Invade el alma mía.

    Día 5 Amante de los animales

    Tú que tenías una conexión muy noble con 

    los animales, tal como San Francisco de Asís, 

    ayúdanos a valorar la naturaleza y la vida, a 

    ser empáticos con el mundo y a alzar 

    nuestras oraciones con pureza. Santa Rosa 

    de Lima, invade el alma mía.

    a cada uno le parece correcto su proceder

    Día 6 Llena de vida

    Tú, que hacías que las flores brotarán de tu 

    jardín a voluntad, que desbordabas vida y 

    amor en cada paso, ayúdanos a encontrar 

    nuestro camino, y que en él demos lo mejor 

    de sí.

    Día 7 Ferviente Madre

    Según la leyenda, el diablo secó un árbol de 

    limón porque tú, Reina Santa, no caíste en 

    sus tentaciones. 

    Ayúdanos a ser firmes en la fe cada día, a no 

    caer en las tentaciones y mejorar como seres 

    humanos.

    Día 8 Intercede por nosotros

    Amada Santa Rosa, entra a nuestra alma, 

    abraza nuestro ser, escucha esta petición que 

    hoy te elevo. Tú, Santa milagrosa, escucha 

    mis plegarias, que aclaman con fervor mi 

    deseo.

    Día 9 Acogedora

    Tú que consagraste tu vida a Dios, acógenos 

    Santa Rosa, consuela nuestro corazón 

    moribundo y no te apartes de nuestro lado. 

    Invade el alma mía.

    Oración final a la Santa Rosa de Lima

    Luego de realizar los nueve días la petición correspondiente, se debe recitar una pequeña oración de cierre:

    Amada Santa Rosa, hoy, en este día del 

    novenario rendido a tu honor, te pido 

    escuches mi petición, y me concedas tan 

    esperado milagro. Gracias de antemano por 

    escuchar mis ruegos. Santa Rosa, 

    invade el alma mía.

     

    Amén.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más