Saltar al contenido

Oración muy poderosa de acción de gracias católica

24 septiembre 2020
Oración muy poderosa de acción de gracias católica

Oración muy poderosa de acción de gracias católica. El día de Acción de Gracias para la iglesia católica, pero es mucho más importante tener en cuenta que debemos realizar oraciones poderosas para el Día de Acción de Gracias. De este modo colocar a Dios Todopoderoso, como un Pilar fundamental en nuestra vida al que debemos agradecer por las bendiciones que nos han sido entregadas a lo largo de un año.

Muchas veces creemos que la oración solo es para pedir a Dios milagroso cosas maravillosas, pero también de vez en cuando debemos mostrar la virtud de agradecimiento por todo lo que recibimos diariamente. Realmente todos los días cuando despertamos tenemos una nueva oportunidad de vida que es un obsequio de Dios para nosotros.

Oración católica para alabar a Dios en el día de Acción de Gracias

Aunque solo se celebra un día del año, es la oportunidad y excusa perfecta para acordarnos que Dios nos ama y tiene preparado para nosotros hermosos propósitos. Por lo tanto, le haremos una oración de Acción de Gracias católica en este día tan especial:

Hoy Señor pedimos,

que por favor derrame,

sobre nosotros tus bendiciones,

necesitamos alcanzar tu gloria.

 

Igualmente renovar los corazones,

dándote gracias por cada,

milagro que hemos recibido,

durante este año que bastante,

recurrimos a ti y a tu gracia.

 

Amado Dios por favor ilumínanos,

porque necesitamos que nos acompañes,

que sobre todas las cosas,

sigas nuestro camino.

 

Tienes un poder glorioso,

tan grande como el inmenso mar,

donde siempre nos acompañas,

porque eres el Rey de los cielos.

 

Bendito seas por acompañarnos,

incluso en los momentos difíciles,

donde nos encontramos perdidos,

por favor te pido que me ames,

como nunca antes.

 

Igualmente no dejaré,

de agradecerte porque eres tú,

quien hace mi vida posible y,

me permites respirar todos los días.

 

Sin ti realmente me encontraría,

perdido hoy me cobijo,

bajo tu voluntad de misericordia,

e igualmente bajo tu palabra bendita.

 

La misma que me guía también,

cuando el camino está oscuro,

asimismo cuando no sé que hacer.

 

Gracias por todas las cosas,

buenas por los bonitos amaneceres,

por el sol resplandeciente y por,

tu hermosa palabra de amor esperándome.

 

Porque cuando me siento solo,

tú eres el Padre de todos,

que siempre quiere lo mejor.

 

No me alcanzaría toda una vida,

para agradecerte por tener,

una buena vida rodeada,

de una hermosa familia,

que poco a poco bajo tus bendiciones,

ha crecido.

 

Creo que la mejor prueba de amor,

que has hecho es mandarme,

con las mejores personas,

que siempre me apoyan,

no necesito más que toda,

esta fortuna de amor que ya tengo.

 

Sin embargo, tus decisiones son,

misteriosas solo te pido,

sabiduría cuando aveces tus,

decisiones no las entienda.

 

Nunca dudes de mi amor,

por ti aunque sea imperfecto,

y bastantes veces me equivoqué,

sé que siempre podre contar con tu amor,

eres como el mejor amigo soñado.

Con un grito de socorro,

vendrás a mí con tu espíritu,

que siempre me vigila.

 

Gracias amado Dios,

por regalarme todo lo que tengo,

infinitas gracias por nunca dejarme,

desamparado.

 

Porque gobernar en este mundo,

no es fácil pero definitivamente,

no existe mejor gobierno y política,

que la tuya.

 

Espero no defraudarte jamás,

porque solo quiero,

que estés orgulloso de mí,

donde quieras que estés.

 

Quiero seguir tus pasos,

porque esos son los que,

me guiarán por el camino del bien,

para estar a tu lado,

cuando me toque llegar al cielo.

 

Amén.

¿El amor de Dios consigue grandes cosas?

Si, Dios es realmente incondicional con nosotros y no solo un día al año, es siempre. Pero, nosotros utilizaremos este buen día para darle gracias por todo el amor y las bendiciones que nos regaló durante todo el año por medio de una oración de gracias católica. Igualmente, por nuestra familia llegue a este día salva y sana, que no nos falte nada y tampoco el pan de cada día en nuestro hogar.

Además, ser agradecidos nos hace más noble de alma y corazón y nos abrir a las puertas al cielo cuando nuestro día haya llegado para estar a la derecha de nuestro Dios todopoderoso dueño del cielo y la tierra.