Oración para invocar el Arcángel Uriel para conseguir trabajo

Oración para invocar el Arcángel Uriel para conseguir trabajo

Todos ansiamos tener un buen empleo donde recibamos la remuneración adecuada, ofrezcan oportunidades de crecimiento en la empresa y que nos satisfaga plenamente el clima laboral, por este motivo te dejamos la mejor oración al Arcángel Uriel para conseguir trabajo.

En ocasiones, se torna un tanto difícil conseguir el empleo que permita cubrir nuestras necesidades, sobre todo, en los actuales momentos donde la demanda es muy amplia.

🙏 Oración para Invocar el Arcángel Uriel PARA CONSEGUIR TRABAJO 🙇

Pidiendo a Dios y al Arcángel Uriel con mucha fe, podremos conseguir un buen empleo. La biblia dice que lo que pidamos al padre nos será concedido, ya que él es quien mejor conoce nuestras necesidades y, en su amor infinito, complace nuestras peticiones.

Resulta que el secreto está en creer que la dádiva solicitada ya fue concedida. De cualquier manera, podemos solicitar la intervención del Arcángel Uriel, a quien se le denomina ángel de la presencia de Dios. Siempre está presto para acudir a tu llamado.

Índice

    Oración al Arcángel Uriel para conseguir trabajo

    Si tu respuesta es afirmativa, te dejamos una sencilla pero efectiva oración a Uriel, que es infalible para apoyar a los seres humanos en sus necesidades y solicitudes. Recuerda siempre hacerla con fe.

    Amado Padre Creador, hoy acudo

    a ti de corazón contrito,

    rogándote el perdón

    si he pecado contra ti u ofendido

    a alguien, fortaléceme y guíame

    siempre por buen camino.

     

    Por otro lado, te pido con mucho

    respeto, amado salvador, permitas la

    intercesión del Arcángel Uriel,

    ángel de la luz, para que me ilumine

    y ayude en este trance.

     

    Sé que tu amor y bondad son infinitos,

    confío en tus promesas para todos

    los que te buscan y siguen,

    gracias padre porque

    nunca me abandonas.

     

    Hermoso Arcángel Uriel,

    hoy solicito tu auxilio.

     

    Trae a mí la claridad perfecta para

    ver la salida a mis problemas,

    te ruego alivies mis preocupaciones

    y atiendas mi petición,

    porque con tu compañía nada

    temeré y nada me faltará.

     

    Hoy me agobia la necesidad

    de lograr un trabajo, además,

    que me permita cubrir mis necesidades

    y las de mi familia.

     

    Ábreme los caminos para conseguirlo

    y asimismo resolver mis problemas

    económicos, glorioso Arcángel Uriel,

    ruego tu custodia para poder vencer.

     

    Concédeme el empleo digno y más

    conveniente para mi bienestar, para

    que prontamente pueda comenzar a laborar

    asimismo y sigue guiando mis

    pasos para el sendero de la vida eterna.

     

    De la misma manera, que logre

    conseguir un trabajo estable

    y me des prosperidad, aceptando de

    antemano la voluntad divina que es perfecta,

    mi anhelo será cumplido con celeridad

    y mi alma se regocijará en Dios.

    Te alabo, gran Señor y bendigo tu nombre

    porque grande es tu poder e infinito

    también tu amor hacia nosotros,

    bendito sea tu nombre padre y

    bendito el que viene en tu nombre.

     

     No me abandones en este momento

    de desesperanza, además,

    cobíjame en tu seno

    en este momento de aflicción,

    que sólo tú puedes ayudarme

    a superar, padre mío.

     

    Oh, amado Arcángel Uriel, ubícame

    en el empleo que necesito,

    donde pueda desarrollar mi talento

    y los dones dados por Dios,

    dame la sabiduría para encontrar aquello

    para lo que Dios me ha creado.

     

    Asimismo, ayúdame a acrecentar mi

    amor a Dios y a mis semejantes,

    de la misma manera

    me empeñaré en seguir cumpliendo

    la voluntad de Dios en mi vida

    para alabarle y testimoniar

    ante todo su gran amor.

     

    Hoy tomo tu mano y siento un gran

    consuelo y confianza, ya que

    tú conoces los deseos de mi corazón

    desde que me formaste,

    también sabes que necesito un trabajo

    que me agrade y me llene

    mi amado padre celestial, gracias

    por todo tu amor y bondad.

     

    Gracias, porque ofreciste a tu hijo amado

    Jesús para perdonar mis pecados,

    espero con la certeza de que

    escuchaste mi ruego.

     

    Bendito seas por siempre y que

    toda la tierra alabe tu nombre.

     

    ¡Amén!

    La importancia de la oración

    La oración es la comunicación que mantenemos con Dios. Nada reconforta más que expresarle a nuestro creador los problemas, temores, preocupaciones y todo lo que nos acontece.

    Lo más importante, debemos hacerlo como quien conversa con un amigo, en otras palabras, con confianza y sabiendo que nos escuchará atentamente y sin reprocharnos algo. Como resultado, cuando hemos comunicado lo que sentimos, nuestro corazón se llena de paz.

    Es la mayor muestra que Dios nos ha escuchado y comienza a obrar en nosotros de inmediato. Nos sana transmitiéndonos una tremenda paz interna que se refleja tanto física como emocionalmente.

    En conclusión, la biblia nos dice que no nos inquietemos por nada, también que pongamos todo en oración y la paz de Dios cuidará nuestros corazones y pensamientos. (Filipenses 4:6-7). Ora y empieza a disfrutar de sus bondades.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más