Oración bendita a San Francisco de Paula para recibir un milagro

oracion de san francisco de paula para un milagro recibido

Los milagros son solo para aquellos que realmente confían en que existe una fuerza superior en el mundo, y si confías aquí encontrarás una oración para recibir un milagro, la cual está dedicada a San Francisco de Paula.

Este Santo es conocido por haber recibido el poder celestial de parte de Dios y de San Francisco de Asís para realizar milagros en aquellos que más lo necesitaban, se trata de un santo bondadoso que vivió para enseñar a otros como seguir el camino correcto hacia nuestro creador, y nunca pidió nada a cambio. Rezar a San Francisco de Paula por un milagro es asegurarse de que tu vida será bendecida con cada una de las cosas que pidas.

Índice

    Oración para recibir un milagro de parte de San Francisco de Paula

    La oración para recibir un milagro es la oración que necesitas en tu vida cuando solo un  milagro puede entregarte lo que necesitas, o liberarte de alguna situación que no deseas tener en tu vida más.

    San Francisco de Paula tú que eres conocido

    por cada uno de los milagros que 

    continuamente brindas a tus devotos,

    hoy me encuentro suplicante ante ti.

     

    Deseo que en mi vida hagas un inmenso 

    milagro, para conseguir así la gracia y 

    felicidad que hace falta en mi vida en este 

    momento.

     

    Hoy me encuentro aquí, de rodillas ante ti 

    para suplicarte que me ayudes. Por favor haz 

    el milagro en mi vida, y bríndame siempre 

    amor, abundancia, bienestar y alegría.

     

    Mi vida es perfecta cuando sé que tengo junto 

    a mi tu infinita misericordia y tu gran poder.

    Lléname de gran amor cada día, y haz el 

    milagro en mí de encontrar la persona que me 

    ame.

     

    Dame la sanidad y el bienestar que necesito,

    aleja de mi vida cada una de las 

    enfermedades que vienen a mí para 

    perjudicar mi vida y salud.

     

    Pero además quiero pedirte un milagro,

    para que de esta manera mi vida se 

    encuentre llena y feliz.

     

    Confío en ti, San Francisco de Paula bendito,

    porque conozco cada  uno de los milagros 

    que has hecho en quienes a ti han rogado con 

    devoción.

    humilde el espiritu sustenta la honra

    Por favor dame la bendición de tener en mi vida este 

    gran milagro, sé que eres poderoso y que has 

    sido bendecido por Dios con el gran don de 

    entregar a los necesitados, tus grandes 

    milagros.

     

    Hoy me encuentro necesitando de tu ayuda,

    de gran don y poder, de tu gigante 

    misericordia y bondad con cada una de las 

    personas que a ti se dirigen con devoción.

     

    Oh glorioso San Francisco de Paula, aquí te 

    entrego mi vida, mi camino y cada una de las 

    cosas de mi vida, a cambio de que hagas en  

    mi este gran milagro.

     

    Mi vida hoy no se encuentra completa, siento 

    que hace falta en ella esto que con tanta fe y 

    devoción te pido de rodillas.

     

    Eres mi fiel protector y mi mejor consejero, es

    por eso que hoy me encuentro aquí de 

    rodillas ante ti. Para que seas tú quien me 

    bendiga con tu gran gracia y bondad.

     

    Para que seas tú quien interceda por mi ante 

    mi creador todopoderoso, enséñale mi vida y 

    ayúdame a que él también venga hasta aquí, 

    para que me bendiga y me dé esto que hoy 

    tanto necesito en mi vida.

     

    Confío en ustedes más que en nada en mi 

    vida, son mis cuidadores por excelencia, y sé 

    que cada una de las cosas que pido a 

    ustedes con esta gran devoción se me será 

    entregada.

     

    Finalmente no hay nada que quebrante hoy mi fe ,

    San Francisco de Paula bendito, solo espero

    tu ayuda hoy aquí en mi vida.

     

    Amén.

    Los milagros del cielo vienen con Dios de la mano

    Dios bendijo a algunos de sus seguidores con el poder de otorgar milagros a los más necesitados, pero esto debe ser aprobado por él. Los milagros es la manera en que Dios nos recuerda a cada uno de sus hijos cuánto amor hay para nosotros de parte él. Si deseamos que nuestra vida sea bendecida y colmada de gozo, es momento de arrodillarse y agradecer y pedir a Dios cada día.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más