Saltar al contenido

Milagrosa oración católica al final del día ¡Termina con buen pie!

25 septiembre 2020
Milagrosa oración católica al final del día ¡Termina con buen pie!

La oración es la mejor vitamina para nuestra alma como para nuestro espíritu, es bueno la oración diaria cuando la utilizamos como una buena herramienta para ser utilizada para el poder ayudar a otras personas al poder interceder ante Dios por medio de una oración católica al final del día.

Como creyentes y católicos, debemos seguir una rutina diaria entre las cuales no nos debe faltar la muy necesaria en nuestra vida diaria como es la oración, por medio de ella podemos encontrar la paz que tanto solicitamos, o para pedir la ayuda que se está buscando para poder así solventar algún problema que estemos atravesando en nuestras vidas. Es importante el que nuestro Padre sea el complemento necesario para que cuide nuestras vidas, como la de nuestros seres que amamos.

Oración católica para poder tener un excelente final del día en manos de Dios.

Con esta hermosa oración podemos tener un verdadero día lleno de muchas bendiciones, asimismo podremos evitar algún mal momento que se nos quiera presentar, porque el pedirle a nuestro Padre la debida protección y amparo, hará que podamos tener mucha paz interior mediante una oración católica al final del día.

Señor Padre bondadoso hoy venimos,

en esta mañana a darte infinitas,

gracias porque eres nuestro,

gran protector para,

nuestras vidas.

 

Quiero darte las gracias porque nos,

permites respirar el aire de un,

nuevo día.

 

Gracias porque nos permites ver,

nuevamente el gran resplandor,

en el horizonte como por,

la frescura de la mañana.

 

Gracias por toda nuestra

familia porque,

 después de ti son lo

más importante,

 en nuestras vidas.

 

Gracias por la nueva

oportunidad que nos,

regalas para empezar un día más,

porque cada mañana es una,

 nueva oportunidad.

 

 que nos regalas para poder

encontrarnos,

nuevamente contigo, para poder,

darte las gracias por todas,

las maravillas que pones,

a nuestro alcance.

 

Padre amado hoy nos

sentimos dichosos,

de estar a tu lado porque cada

día cuidas de todos nosotros,

como de las personas que,

amamos.

 

Señor muchas veces

tenemos dificultades,

pero siempre contamos con tu,

hermosa presencia para poder,

sacarnos adelante.

 

Hoy queremos pedirte

perdón por todo,

lo malo que hemos hecho como,

todo lo bueno que hemos,

dejado de hacer.

 

Señor vivimos en

constante estrés que,

caminamos por la vida que se nos,

pasa sin darnos cuenta esos,

pequeños detalles.

 

Que hacen de la vida una vida mejor,

desde una tierna sonrisa hasta,

el más insignificante detalle.

 

Señor amado a veces se

nos pasa apreciar,

el verdadero amor

que nos ofreces,

sabiendo que eso te duele mucho.

 

Padre amado,

Aprovecho esta oración para poder,

pedirte tu gran perdón qué, aunque,

no lo merezcamos venimos,

a clamar tu perdón.

Por las tantas veces que te hemos,

faltado perdónanos por las,

tantas veces que hemos,

ofendido a nuestros semejantes.

 

Ayúdanos Padre amado

a poder acercarnos,

a ellos para poder pedirles perdón,

porque debemos de reconocer,

todas nuestras culpas.

 

Sabes que estamos arrepentidos de,

todo corazón por tantas faltas,

cometidas hacia ti, mi Dios.

 

Padre de misericordia hoy queremos,

empezar una nueva vida donde,

sea tu gran amor que reine,

en nuestros corazones.

 

Para que podamos dar el amor que,

cada persona que se nos cruce,

en el camino se merezca,

de todos nosotros.

 

Padre amado no es fácil

para nosotros,

pero sabemos que debemos de,

cambiar muchas cosas en,

nuestras vidas.

 

Pero tenemos la plena

confianza que,

con tu ayuda como la oración,

constante podremos lograrlo.

 

Porque tú eres un Dios

que nunca nos,

dejas solos eres infinitivamente,

bueno como misericordioso.

 

Mi gran Jesús reconocemos

que la vida,

sin ti no es vida por

eso necesitamos,

ese cambio tan pronto,

para nuestras vidas.

 

Señor Jesús hoy quiero

que seas nuestro,

guía para que todas las cosas que,

emprendamos sean para tu,

gran honra.

 

Te alabamos y damos gracias

Padre de bondad,

porque estamos seguros que no nos.

 

Soltarás de tu mano para poder salir,

 adelante en esta nueva vida,

 de grandes comienzos.

 

Amén.

¿Por qué debemos hacer oración diaria para la debida protección?

Empezar el día dándole las gracias a nuestro Padre, es de una gran bendición, ya que es él quien cuida de nosotros en nuestro largo caminar. Tener la confianza como la fortaleza de poder orar todas las mañanas para darle las infinitas gracias por todas las maravillas que nos sabe regalar, porque debemos de tener claro que para Dios no hay raza ni color, para él todos somos iguales porque somos sus hijos, y un verdadero Padre se encarga de encaminarlos por el buen camino de la vida.