Oración católica milagrosa por un niño enfermo ¡Pide su sanación!

Oracion catolica milagrosa por un niño enfermo

Los pequeños son la alegría del hogar debido a que con ellos podemos jugar y divertirnos recordando nuestra niñez. Pero, cuando se encuentran indispuestos, su alegría no es igual. Por esa razón, te vamos a dejar este hermoso rezo para un niño enfermo, así Cristo lo pueda sanar pronto.

Índice()
  1. Oración por un niño enfermo
  2. ¿Cuál es el ángel de las enfermedades?

Oración por un niño enfermo

Los chicos son seres de luz que Dios nos trajo al mundo para que veamos al planeta con otros ojos. Es por eso, que creamos este rezo por la salud de los niños hospitalizados o los que no. Así Dios, les conceda la sanidad total a su cuerpo.

Oh, querido Jesús, hoy quiero elevar

una oración para ti, colocando a tus

pies la salud de este pequeño, que

hoy se encuentra enfermo.

 

Con el propósito, de que Tú lo alivies. Sacando

toda dolencia o presencia maligna que tenga

en su cuerpo, así pueda volver a ser

el mismo niño que era antes

lleno de vida y amor para todos.

 

Pues, Señor, mi ruego no es por cosas

vanidosas, que en realidad no valen la pena

pedir. Puesto que, en tu presencia, es

el mayor logro que he podido obtener

en mi vida.

 

Y sé que, estando contigo, puedo tener las

riquezas del mundo, hasta mucho más que eso,

pues, Tú eres el dueño del universo entero.

 

Sin embargo, quiero hacer un hincapié por mi niño,

porque, querido Jesucristo, es un ser tan pequeño, el cual,

es inocente de lo que pasa a su alrededor y se siente

tan culpable creyendo que por su culpa

está en el estado de enfermedad,

cuando no es así.

   

Por eso, cada noche antes de dormir le enseño

que orar a Cristo, es la mejor forma para que pueda

conseguir la sanidad. No obstante, como es tan

pequeño, no comprendemos bien las cosas

y dice que Tú no lo escuchas.

 

Porque, por más que hacemos

consagraciones juntos, todas las

noches la enfermedad no se ha

salido de su cuerpo.

 

Por lo que, yo le explico que los tiempos

de Dios son perfectos, y que Él sí escucha

sus plegarias, pero está esperando

el periodo correcto, para otorgarle ese

milagro. Es por eso, que debe ser

constante en sus oraciones y no

olvidarse de Dios.

quiero en esta oracion tambien pedir perdon por los pecados cometidos por mi persona en la tierra

Sin embargo, te confieso, Padre Amado, que mi persona

también está perdiendo las esperanzas de la recuperación

de ese ser tan pequeño. Pues, siento que no estás escuchando

con devoción nuestras súplicas, permitiendo que

el niño sufra más.

 

Sin embargo, sé qué mi fe es más grande

que la ignorancia y el dolor, así que, nunca

voy a dejar de pedirte hasta obtener

la sanación total de este pequeño.

 

Por otra parte, mi estimado Señor, quiero en esta oración

también pedir perdón por los pecados cometidos

por mi persona en la tierra.

 

De este modo, puedas escuchar mi humilde súplica

que te la hago con todas las fuerzas de mi corazón,

así obtengan ese milagro, de esta manera, el niño

se dé cuenta, de que, sin tu presencia,

no puede sobrevivir.

 

Así que, te pido con amor y fervor que, por favor,

coloca tus manos sobre el cuerpo del niño.

Con el propósito de que su alma sea renovada

en tu presencia.

 

De modo que, cuando salga de ese

proceso de purificación. Sea un

ser humano noble y feliz, el cual

viva solo para tu palabra.

 

 

De igual forma, quiero colocar

a tus pies el alma de los chicos que se encuentran

enfermos. Ya sea, en sus casas o en hospitales.

 

Con el fin, de que estos niños puedan volver a ser

los mismos de antes y en especial para que sus

familias dejen de sufrir por estas

complicaciones.

 

Ya que, Padre, la mía también está afligida por eso.

Sin embargo, nuestra fe en ti es mayor,

y sé que cuidarás de los niños.

 

Pues, de ellos es el cielo.

Por último, solo te doy gracias,

por escuchar mi ruego.

 

Amén.

¿Cuál es el ángel de las enfermedades?

El ángel que cura las dolencias es el arcángel San Rafael, ya que este ser alivia las enfermedades, ya sean graves o no, también protege a los médicos. Y es aquel, que cuida las relaciones amorosas.

Subir