Poderosa oración de comunión espiritual: Alma de Cristo

poderosa oracion de comunion

Justamente esta poderosa oración de comunión espiritual; Alma de Cristo. Fortalece nuestra comunicación con él, ya que es de suma importancia si estas en alguna situación en la que amerites la presencia de Cristo Redentor Todopoderoso. Por ello, si estás en busca de aumentar tu comunión espiritual, esta oración es para ti.

De todo lo anterior mencionado, considera que esta comunión con el hijo de Dios se dará solo si tus pensamientos son libres de todo pecado. Sabiendo esto, procedemos a conocer dicha oración, para la comunicación con Cristo. Trata de recordar que el murió en ese madero por todos nosotros, Él se comunicó con Dios Padre Todopoderoso en pleno dolor. Y tú vas a establecer comunión con él si entiendes ese dolor.

Índice

    Esta es la oración  poderosa de comunión con el alma de Cristo

    Antes de citar la oración, es importantes que te encuentres en un lugar de pleno silencio. Ya que la concentración que tienes que lograr, tiene que llevarte a otra instancia con Cristo para que solo escuches sus pensamientos y pueda entrar a tu corazón.

    ¡Oh mi Cristo!

    voy a poner toda mi confianza en ti

    y nunca seré confundido,

    ya que tú eres mi salvación.

     

    Tú eres mi luz y mi ser,

    lléname de comunión conmigo.

     

    Ensáñeme a librarme de las

    tristezas de este mundo

    y concédeme la alegría

    del cielo con tu alma.

     

    Señor tu Fe, es tan grande,

    que añoro tu confianza y el amor

    que tienes para entendernos,

    y creer en nosotros.

     

    Señor arde en deseo en nuestra

    vida de presentar a la luz del día,

    con tu santa misericordia,

    que tú mismo me formes con divino

    esmero y alma, y me llene bondad.

     

    Señor que tus pensamientos,

    modifiquen nuestras malas acciones

    y purifícanos Padre, con tu comunión.

     

    Líbrame del pecado y siembra en

    mí todas las virtudes cristianas.

     

    Pues, con la llegada de tu comunión,

    comunícame algo del

    profundo recogimiento

    y de la divina ternura que tú tienes.

     

    Para que nos hagáis menos indignos

    de verle amarle y adorarle

    por toda la eternidad.

     

    Al momento de recibirte

    pondré en práctica la entera

    sumisión a Dios,

    la cual continúo sin la menor interrupción

    durante toda mi vida.

     

    Te Adoraré mi eterno Padre,

    y me someteré a tu voluntad,

    aceptándome en el estado

    que me encuentro,

    pues, tú conoces mi debilidad.

     

    Cristo ruego brindarte alabanzas en la

    eternidad después de recibir tu alma.

     

    Ya que, al recibir tu sagrado

    sacramento de la comunión,

    aclararé mis pensamientos,

    y seré cubierto con tu manto de amor,

    guíame en los mejores pasos.

    donde dos tres reunidos alli estoy yo

    ¡Dios mío!

    Tú, que eres amado y atesorado

    por todo el mundo

    pido tu clemencia hacia a mí,

    por favor ilumina mi comunión espiritual.

     

    Amado hijo del Padre,

    te pido que ocasiones en mí,

    amor y ternura hacia ti.

     

    Ya que si mi familia siente esta

    comunión;  tú estás con nosotros.

    Escúchame, por favor te lo imploro.

    ¡Oh Señor!

     

    Porque como tu que estás

    en los cielos observando

    mi llegada con tu presencia,

    permíteme entrar y además abastecerme de tu vida.

     

    Y conocer todo aquello que amas.

    Pero para eso, enséñame

    a quererme a mí mismo.

     

    Sé que tu gloria

    es la irradiación de mis pensamientos.

     

    Ya que si estas en mi mente

    al momento de recibirte

    me proclamaré en suma

    alabanza hacia a ti.

     

    Señor finalmente te pido que después de

    tu llegada a mi alma,

    me colmes de salud y también de personas que

    llenen mi corazón con sus intereses.

    Te lo pido, por favor mi Señor.

     

    Amén.

    La comunión llega a tu alma y Cristo te está esperando

    Tu vida va a cambiar, cuando el alma de Cristo llegue a tu cuerpo y empiezas a ver las cosas con más claridad. Todo lo que atesorabas va a estar ahí para ti, pues, el alma de cristo está contigo. No te preocupes si esto ya paso, solo mantén tu fe y se libre, mira todo el mundo que hay a tu alrededor.

    En la felicidad está la clave para darte cuenta de que Cristo siempre va a estar allí, para alguien con ganas de vivir y salir adelante. Con tu fe, pasarán cosas sorprendentes en tu vida, aunque una de ellas ya pasó, y todo gracias a la poderosa oración de comunión espiritual.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más