Saltar al contenido

Oración milagrosa a Dios para consuelo y paz familiar

25 febrero 2020

1ra corintios 1:3-4 establece Bendito sea el Dios y Padre de Nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en nuestras tribulaciones, para también nosotros, consolar a los que están en cualquier tribulación, y por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios. Nos motiva a realizar la oración de consuelo familiar en Dios.

https://www.youtube.com/watch?v=b0c7RLMdIRM&feature=youtu.be

Oración a Dios de consuelo y paz familiar

Nuestro Padre bueno de toda gracia, solo él mereces la gloria, honra, dominio; y en agradecimiento por sus grandes obras, cantaremos alabanzas, los cielos le alabarán y la Tierra cantará; por cuanto tiene misericordia, de todas las familias,  y muy en especial las que buscan consuelo en Él.

Señor Jesús te ruego que fijes tus ojos que son como llama ardiente;

sobre las familias que necesitan encontrar en tu santa palabra

el verdadero consuelo a sus almas;

ya que este mundo no tiene como satisfacerle

en ninguna manera por cuanto,

el príncipe de este siglo que es el maligno; no tiene nada de ti.

 

Permite que la esperanza de las familias puesta en ti pueda crecer en ellos.

Te lo pido Cristo Jesús, que tu ley, tus ordenanzas,

y tus decretos sean el fundamento de cada familia;

para que en tus mandamientos mediten siempre

y consideren tus caminos; se regocijen en tus estatutos

y que no olviden tus palabras.

 

Pues tú Señor,

haces salir tu sol sobre justos e injustos;

y también haces llover sobre buenos y malos.

 

En tu verdad Cristo amado, hay consolación eterna

y no eres un Dios mentiroso si no que nunca te olvidas

de la oración de consuelo de las familias

y que le has dado tu plan salvación;

tampoco dejaras de compadecerte de ellas,

porque las tienes esculpidas en las palmas de tus manos.

 

Por ello, Señor eterno, tú enviarás a tus ministros

y a tus servidores para que edifiquen, consuelen y exhorten

con amor a las familias y amigos de manera eficiente

y agradable para manifestar tu gloria.

 

Aparta Señor amado de la gloria,

aquellos que destruyen los hogares de las familias felices;

defiende a las familias con tu poder;

y reprende por ellos todo espíritu de división

y que los asoladores sean apartados muy lejos de sus puertas.

Que ahora Dios, las familias devastadas, arruinadas

y desiertas puedan construir una relación con comunicaciones

más sólidas;y llénalas de la multitud de tus bendiciones.

 

Padre bueno, escucha también la oración que los padres

puedan hacerte a causa de que sus hijos más inexpertos

se hayan alejado de sus hogares a raíz

de sus rebeldías y de sus propias prudencias.

 

Te lo pido Señor, porque andan como ovejas sin pastor;

atráelos, pues en ti está el buen consejo haz entrar en razón

a esos hijos y que reflexionen a cerca de su conducta errónea;

para que los padres puedan vivir quieta y reposadamente.

 

Amado Dios, que los hijos no se sientan solos,

peregrinos o desterrados en sus hogares;

si no que te vean a ti Padre bueno, en la mirada

y en las palabras de sus padres.

 

Dales la dicha de consolarse unos a otros;

porque para eso tú los consolaste antes.

 

Rey de paz, tiende tu mano sobre las familias y amigos todos los día;

y que puedan levantar tu bandera de amor no fingido,

declarando victoria en todo lo que hagan en tú nombre.

 

Señor nuestro; tu eres el único que puede dar consuelo a las almas

con tu verdadero amor, sólo tus misericordias refrescan

y llenan de esperanza nuestro espíritu

pues son nuevas cada mañana.

 

Ayúdanos a no esperar consolación de otras cosas

o personas que no vengan de ti.

 

Que las familias y amigos Padre celestial,

puedan alzar sus ojos a su alrededor y mirar;

que tu envías tu provisión, tu sanidad y tu bendición

a sus vidas de acuerdo a tus promesas;

y que de vestidura de honra sean sus vestidos.

Oración para conciliar la paz en tu familia

Estimado lector, Sigue confiando en Jesucristo que vive por los siglos de los siglos. Y si hiciste esta oración de consuelo familiar; te aseguro que él confortará tu alma y será de bendición.