Saltar al contenido

Oración cristiana para que quitar pensamientos de tristeza y depresión

6 agosto 2020
Oración cristiana para que quitar pensamientos de tristeza y depresión

La sé definición de tristeza y depresión, van de la mano, es decir, una conlleva a la otra. La tristeza es cuando hay un dolor en el alma, por algún rechazo o enfermedad y por ende la depresión es la que va acompañada con las cosas que pasan después de lo nombrado. Es decir; abandono personal, de apetito, llanto y el suicidio. Entonces precisamente la oración cristiana para quitar pensamientos de tristeza y depresión, es la solución para salir de esa parte oscura.

Muchas personas en el mundo pasan por todo lo anterior mencionado. Y esto puede llegar a destrozar a una persona con poca espiritualidad. Por esto, Dios debe ser prioridad cada día, para que al fin encuentres en Él tu cobijo, tu aliento y tu protección.

La milagrosa oración para quitar malos pensamientos de tristeza y depresión

La oración cristiana para quitar pensamientos de tristeza, es la liberación de los malos pensamientos, que llegas a tener. Ya que, si estás con la gracia divina, tu vida está cambiando hacia un mundo que tú quieres.

Señor, sé que tú eres la salvación a los malos 

pensamientos, y tu mente va a sanar la mía.

Sáname de la tristeza que alguien me pueda 

generar. Y si puedes llegar al corazón de esas 

personas y librarlos de los males que 

infunden, cambia su razón con tu alma.

 

Oh mi Dios, tú que estás libre de pecados

aléjame de la depresión por favor, y si alguna 

vez llego a dársela a alguien, te pido por favor 

que me des mi merecido.

 

Dios tu ley es divina, esperaré tu llegada a 

mis pensamientos en el momento adecuado,

tu tiempo es justo. Cuando me escuches 

estaré dispuesto a aceptarte al momento de 

mi tristeza.

 

Por favor quiero que tú seas mi mayor amigo,

y cuando esté triste, consuélame

para salir de las malas intenciones,

ya que tú eres mi luz y esperanza.

 

Señor, mi Dios, cuántas maravillas y prodigios 

has hecho para nosotros, tus obras, son tu 

presencia. Cómo lo es la naturaleza que has 

creado y está misma me ayuda a bajar mi 

depresión cuando me comunico con ella.

 

Señor visitame en el lecho de enfermedades

y arregla mi mente para superar cualquier 

cosa. Tú qué me has llenado con las victorias 

y me has fortalecido con tu amor.

No dejes que estas cosas desaparezcan,

o se desvanezcan durante mi vida. Para no 

caer en depresión. Enséñame que la felicidad 

en mi vida, a apreciar los momentos 

maravillosos que logras en nuestros 

momentos más difíciles. Sana mi alma o Dios 

mio.

 

Escucha mis metas, para que veas que mi 

vida está llena de aspiraciones, y sé que tú, 

observando que estoy lleno de cosas que me 

llenan como persona, me escucharás y me 

entenderás. Y a su vez, me estoy acercando 

cada vez a tu alma y tu corazón que son la 

iluminación.

 

Además Señor, que nuestro día no esté lleno de 

desánimo y tristeza. y que esta sea siempre 

vencida por la voluntad y la fe que tú creaste 

en nosotros. Que nuestro día esté

 acompañado de personas que llenen nuestro 

corazón de amor. Sé que algo nuevo nacerá 

en mi hoy.

 

Por ello, Señor nadie tiene más poder, localiza mis 

pensamientos que no sean de agrado y 

redirígelos a la claridad que nos has ilustrado,

y para ellos abro mi alma ante ti, ayúdame por 

favor.

 

Además, Oh mi Dios, transmite nuestra fe hacia los 

demás. Ya que somos tus discípulos de tu 

cristianismo. Tú eres mi escudo en mi día,

haz que mis planes se desarrollen con la 

ayuda de tu  presencia.

 

Finalmente con tu fuerza Señor completaré las 

aspiraciones que tengas en mi mente.

Señor todo el esfuerzo que haga,

lo pondré en tus manos, para que mi 

liberación de la tristeza tenga mucho éxito.

 

Amén.

La liberación llega a tu alma y te despojas de la tristeza y depresión

Te darás cuenta de que te llenas de felicidad y poco a poco toda tu vida cobrará sentido, si es que sientes que no lo tienes. Y que la equivocación que cometiste como persona, fue pensar que tu peor enemigo era alguien, pero no, este siempre fue tu mente.

Por lo tanto, Dios va a equilibrar tus pensamientos, lo que te permitirá estructurar tu mente de forma estratégica y darle equilibrio interno. Será un apoyo, para no volver a caer en algo que no eres, ya que la presencia de Dios está en ti en todos los momentos ¡Nunca lo olvides, no estás solo!