Saltar al contenido

Oración cristiana para rogar protección si vas a viajar en carretera

6 agosto 2020
Oración cristiana para rogar protección si vas a viajar en carretera

Vamos a hacer una oración cristiana para rogar protección si vas a viajar en carretera. Porque es importante que los cristianos tengan fe y sepan que solo con la divina protección de Dios se podrá estar seguro en una carretera. Pues los peligros siempre asechan en todo momento y es mejor estar cubiertos con una buena oración.

Las personas que tienen fe y que invocan a Dios en sus oraciones son personas confiadas y seguras y siempre están con una buena actitud positiva. Pues saben que están cubiertos de bendiciones por parte de Dios.

Los buenos cristianos se encomiendan para rogar protección a Dios si van a viajar en carretera

Ciertamente un buen cristiano al menos se persigna antes de tomar una carretera, de esta forma estará siempre bien protegido. Por eso eleva esta oración cristiana para rogar protección si vas a viajar en carretera.

Oh Padre amoroso y misericordioso Jehová,

ante todo quiero darte gracias Padre.

 

Por todas las bendiciones

que recibo diariamente,

también por tu divina protección y tus

cuidados que son infinitos.

 

Tu, Jesús de Nazaret que

siempre me acompañas.

 

 Hoy más que nunca deseo estar

siempre bajo tu protección divina

porque voy a abordar una carretera

y preciso de tus cuidados Padre mío.

 

Por favor guíame Señor en este viaje

y haz que lleguemos a nuestros destinos

sin ningún tipo de percances y que podamos

 regresar de nuevo sanos y salvo,

cada uno a sus respectivos hogares.

 

A ti me encomiendo en el día de hoy,

en este preciso momento en

que me encuentro dispuesto

a abordar este vehículo para comenzar

un viaje por carretera.

 

Por eso invoco también al santo

patrono de los chóferes

para que tome la conducción de su vehículo

y sea él mismo el que guíe el volante

con pericia para evitar accidentes.

 

Estoy consciente de los peligros

que se pueden presentar y es por esto,

amoroso Padre Celestial

que te pido con mucha fe

y encarecidamente.

 

Que por favor me protejas y que seas tú,

Padre adorado

el que tome las riendas

de esta conducción.

 

También guía tú, ese volante y además permite

que el chófer esté siempre

alerta y prevenido

y que tome las precauciones necesarias

para llegar con feliz término

al lugar de destino.

Padre solo en ti confío

y es por eso que yo,

(aquí pronuncio mi nombre).

 

Me encomiendo en tus

manos con la confianza

de que tu no me abandonarás,

y que en el caso de accidente

o cualquier tipo de percances,

yo estaré siempre bien y resultaré ileso.

 

Padre solo tú tienen

el poder y la gloria,

porque solo tú eres el salvador

y protector de vidas.

 

Igualmente hoy Padre amoroso, antes de

abordar este vehículo

te pido con mucha fe que no permitas

que me alcance daño alguno.

 

Y que metas tu mano poderosa para

protegerme en caso de accidente

y además seas mi propio cinturón de seguridad

o mi colchón protector.

 

Solo Tú Padre adorado tienes en tu poder

las herramientas para defenderme

de todo mal y peligro

y es por eso, que solo en ti confío

Padre adorado y misericordioso.

 

Te pido por todas y cada

una de las personas

que me acompañan en

este viaje y también

por los que vayan viajando

en esta misma carretera.

 

Con el mismo destino o con destinos opuesto.

Cubre Señor Dios de los cielos

todo este tramo de carretera

con un manto de protección.

 

Para que no ocurra ningún

accidente y para que

todos tus siervos que vamos

en este momento de viaje.

 

Estemos en todo momento sanos y salvos

hasta llegar a nuestros destinos.

 

Padre Celestial, tú mi protector, mi refugio,

protégeme y envíame siempre tu bendición,

que yo, con todos mis seres queridos

estamos siempre prestos a recibirla.

 

Amén.

No dejen de encomendarse a Dios y a la Virgen antes de abordar un largo viaje

Al Padre misericordioso y divino, protector de sus fieles creyentes, se debe hacer una oración con mucha devoción. Para pedirle que guíe siempre nuestros pasos cuando nos encontramos fuera del hogar, sobre todo si tenemos que abordar una carretera.

Debemos estás seguros de que las personas que invocan a Dios, siempre tendrán su protección divina y nunca les faltarán su cuido y sus bendiciones. Es por ello que debemos tener a flor de piel. Esa fe que nos inculcaron desde niños y ponernos en las mejores manos que son las de Dios Todopoderoso.