Oración a la divina Infantita para la salud y la prosperidad. ¡Funciona!

oracion a la divina infantita para la salud

Principalmente aquí encontrarás la guía espiritual que necesitas para hacer una oración a la divina infantita para la salud y la prosperidad.  De esta forma verás como todo lo que pidas en esta oración será hecho realidad en tu vida, recibiras la prosperidad que tanto has deseado.

Si hablo de esa prosperidad que tanto ha buscado durante tanto tiempo, la divina infantita por bendecirte con salud y prosperidad. Sólo debes hacer una oración a ella, pidiéndole su ayuda, para que pueda bendecir tu vida con sus bendiciones.

Índice

    Divina oración de salud verdadera y prosperidad real a la divina infantita

    Sin duda alguna, pues me dispongo enseñarte paso a paso cómo debes hacer esta oración, es importante que cuando la recites, lo hagas con firmeza creyendo que lo que dices será una realidad muy plena.

     El tiempo de nuevo para hacer

    mis oraciones, esta súplicas qué

    hago a ti, Santa divina Infantita,

    acreedora de la salud,

    proveedora la prosperidad.

     

    Por favor escucha mis peticiones,

    ten condolencia de mí, qué

    tanto creo en ti, solicitó

    tu ayuda divina Infantita.

     

    Así yo creo que tú puedes traer salud,

    sé que tienes el poder de llevar

    prosperidad donde vayas, bendice

    mi vida con salud y prosperidad.

     

    Por eso mis oraciones serán siempre

    incesantes, mis súplicas serán

    rebosantes, hasta que reciba de ti,

    esto que te solicito.

     

    Que donde quiera que yo vaya,

    la salud me persiga y a toda

    mi familia, que la prosperidad acose

    mi vida, que cada día y ya toqué

    la puerta de mi casa.

     

    Sin duda alguna, tengo la seguridad

    de qué no puedes ignorar mis

    oraciones, porque sé fielmente, que la 

    misericordia abunda en tu corazón.

     

    Sea por esa misericordia,

    que tú atiendas mis rezos, sea por la

    gracia de tus dones de sanidades,

    que traiga salud a mi vida.

     

    Por ello oraré por siempre, pidiendo

    solícitamente, que la prosperidad

    permanezca en mi vida, y que

    venga de la mano de tu bendición.

     

    Pues tú tienes los poderes benditos,

    de anclar la prosperidad matrimonial,

    de cosechar y sesgar, la prosperidad

    económica, trae toda prosperidad

    sobre mí.

     

    Con tu poder y tu infinita misericordia,

    te pido que bendigas mi vida,

    derrama sobre ella, toda

    bendición de prosperidad.

     

    Ruego porque tu corazón,

    sea benevolente conmigo,

    que tú tengas la intención

    de traer salud a mi vida.

    en todo aquello en que pongas tu mano

    Sobre todo siempre seré fiel a ti,

    si tú acudes a mi pronta ayuda,

    siente cómo soy uno de tus

    creyentes, fieles y benevolentes,

    con el prójimo y para contigo.

     

    Corresponde mi felicidad, con las

    bendiciones de prosperidad,

    pues este ruego que hoy levanto a ti,

    estaré en tus oídos solicitando

    tu ayuda, para que bendigas mi

    vida con tu salud sobrenatural.

     

    Guíame por el camino de la rectitud,

    para que la salud nunca falta en

    mi vida, bendíceme en el sendero de

    la prosperidad, para que esté nunca

    estás en mi vida.

     

    Por favor escucha estas mis oraciones,

    atiende estos mis rezos, oye

    todas mis súplicas, para que tú

    seas quien acude en

    mi pronta ayuda.

     

    No me abandones divina infantita,

    nunca dejes que la salud de mi cuerpo,

    no permitas que la prosperidad,

    se aleje de mi vida.

     

    Amarra a mi vida todas

    las bendiciones, de salud

    y prosperidad.

     

    Y que así sea cada día de mi vida,

    las bendiciones me persiguen

    cada día, que la salud toca

    mi puerta todos los días.

     

    Te pido divina infantita,

    que permitas que la prosperidad

    acose todos mis días, bendíceme con

    la prosperidad en todas las

    áreas de mi vida.

     

    Por ello no dejaré de rezar,

    no dejaré de rogar, hasta que

    tú traigas estás bendiciones,

    todas las bendiciones que

    solicitó mis oraciones.

     

    Por esta razón estas súplicas serán

    incesantes, no cederé hasta que tú

    atiendas mis peticiones.

     

    Y así siempre apelando a

    tu misericordia, siempre rogando

    por tus dones, para que tu las traigas

    cómo te los pido sobre mi.

     

    Amén.

    La prosperidad y la salud te acompañarán de ahora en adelante

    Evidentemente tus súplicas firmes llenas de amor con esta oración a la divina Infantita para la salud y la prosperidad, fueron escuchadas. De ahora en adelante recibirás prosperidad y salud, en todas las áreas de tu vida. Dale gracias a Dios y a la divina Infantita por sus bendiciones.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más