Saltar al contenido

Oración fuerte de sanidad para un bebé o niño enfermo

11 septiembre 2020
Oración fuerte de sanidad para un bebé o niño enfermo

Todos los niños son seres muy indefensos física y también espiritualmente, debido a su corta vida porque su cuerpo aún se encuentra en desarrollo y formación. Por lo que su mecanismo de defensa ante enfermedades los hace más propensos que los adultos. Por eso es motivo de preocupación, cuando ellos enferman y sufren dolencias. Eleva tus plegarias a través de la Oración fuerte de sanidad para un bebé o niño enfermo.

Como padres y adultos tenemos bajo nuestra responsabilidad la salud física y mental de los niños. Por lo que debemos protegerlos y velar por su bienestar integral. Porque Dios nos ayuda a cumplir esta responsabilidad si aclamamos ante Él sanidad para los niños.

Oración de sanidad para un bebe o niño enfermo

Si estamos pasando por esta mala situación, entreguemos la angustia y además el desconsuelo en las manos de Dios. Démosle nuestra fe y alabemos al Señor con la siguiente Oración fuerte de sanidad para un bebé o niño enfermo que ha de salir de nuestro corazón:

Mi Dios Misericordioso

Padre Santo y mi Dios Eterno,

bendito seas mi Señor.

 

Dios del universo entero

y también padre del mundo.

 

Porque eres el guía de mi

camino y el amo de mis acciones,

además mi vida siempre la coloco

a tus pies para que se haga

tu santa voluntad.

 

Por eso hoy vengo con humildad a

pedir socorro, piedad y consuelo

por los niños que hoy padecen

alguna enfermedad.

 

Asimismo por todas aquellas

criaturas que son tus hijos Señor,

esos pequeños seres indefensos

que han sido tocados por

enfermedades que aquejan sus vidas.

 

Por favor apiádate de ellos señor,

sobre todo de este ser especial

muy cercano a mí, mi pequeño niño

que esta enfermo y además con dolor.

 

Su vida se ha visto afectada

por una enfermedad que le impide

estar tranquilo y llevar

su vida con normalidad.

 

Y su salud esta siendo afectada

terriblemente por esta dolencia

que lo ha llevado a la tristeza

y la angustia.

 

Al estar bajo

tratamiento médico constante

y supervisión de especialistas.

 

Mientras tanto su pequeño cuerpo

es atacado por sustancias malignas

que opacan su bienestar.

Por favor líbralo Señor Mío,

aléjalo de todo mal y peligro,

atrae sanidad a su pequeño cuerpo

y alegra su espíritu con

tu santa palabra.

 

Entra y reposa en su corazón

para que hagas más tolerable

su tiempo en enfermedad.

 

Permite que su alegría

y su carisma infantil no se vea

afectado por los síntomas

de su enfermedad.

 

Que siempre mantenga

un espíritu alegre a pesar

de los malos ratos que pasa

con dolor y bajo los efectos

medicinales.

 

Bendice cada uno de los órganos

que conforman su cuerpo,

que vayan creciendo en su

debido momento y lugar.

 

Que no se vea interrumpida

su formación por bacterias

o infecciones, que no sufra a

causa de malestares.

Hazlo libre de males y dolencias.

 

Purifica su cuerpo de factores

externos perturbadores de su salud.

 

Cura a este ser, sana su cuerpo,

derrama tu poder de sanación

sobre toda su humanidad y hazlo

un niño vigoroso,

fuerte e inteligente.

 

Libre para jugar y aprender

de las cosas maravillosas

que tu nos regalas.

 

Oh Mi Señor, te pido

con todas las fuerzas de mi alma

que sanes a este bebé, a este niño.

 

Saca de su cuerpo toda maldad,

todo espíritu, toda

mala intención.

 

Todo síntoma perturbador

de su paz física y emocional.

 

Cubre de sanidad todo su cuerpo,

que no quede espacio donde

tu poder de sanación no llegue,

para que pueda seguir tu camino

y amarte tanto como te amo yo.

 

Refugia sus penas en tu seno

Señor y dótalo de paciencia

para aceptar que esa es su realidad.

 

Pero que tu misericordia es grande

y lo sanará de toda enfermedad.

 

Amén.

Dios de Sanidad y Amor

Para Dios no hay imposibles, para todo aquello que el hombre cree no poder lograr, la mano poderosa de Dios lo alcanza. Si la enfermedad aqueja la vida de un niño o bebé cercano a ti. Intercede por él ante Dios y eleva tu oración de fe y esperanza para que la sanación llegue a su vida.

El amor de Dios es infinito y como sus hijos siempre quiere lo mejor para nosotros. Intenta liberar a través de la oración maldiciones generacionales que pueden estar afectado la vida de ese ser. Implora piedad y sanación a Dios, Él atenderá a tu llamado.