Saltar al contenido

Oración para iniciar la mañana con fuerza si tienes niños ¡Hazlo por ellos!

29 junio 2020
Oración para iniciar la mañana con fuerza si tienes niños ¡Hazlo por ellos!

Oración para iniciar la mañana con fuerza si tienes niños ¡Hazlo por ellos! Ser padre o madre es un trabajo lleno de altas y bajas; un camino repleto de emociones que a veces puede tornarse difícil. La dicha de tener niños es el hogar es incomparable; hacen que el ambiente cambie por completo y que la alegría, la inocencia y el amor se conviertan en algo de cada día; para iniciar la mañana con fuerza.

No obstante, además de ser una maravillosa experiencia, puede ser también un proceso complicado. Ciertamente, se requiere de fuerza y un absoluto poder para poder enfrentar las situaciones adversas que puedan presentarse; y por tanto; es plenamente necesario acudir a Dios

Oración para iniciar la mañana con fuerzas si se tiene niños en el hogar

Esta Oración para iniciar la mañana con fuerza si tienes niños ¡Hazlo por ellos! es perfecta para acudir a Dios en las mañanas; pedirle ayuda para sobrellevar todas las adversidades que se presenten en el hogar; para obtener fortaleza y para poder guiar a los niños. 

Señor mío, Salvador de la humanidad;

tú que escuchas las suplicas de los afligidos

y ayudas a quien acude a ti con fe y devoción,

tú que nos amas a pesar de nuestros defectos y fallas,

y nos acompañas en cada paso que damos

por el camino de la vida,

ayudándonos a levantar en cada caída.

 

Para ti, que no existe lo imposible,

que eres capaz de cumplir cualquier milagro y

de llenar las almas más tristes y vacías,

hoy acudo a ti con mi corazón sincero,

que te pide esta mañana fuerzas para

seguir latiendo y continuar

con las difíciles tareas de la vida.

 

Te pido que tu voluntad siempre me ayude

a tomar las decisiones correctas,

y a tener la paciencia suficiente en esta misión.

Hoy te pido que me ayudes a ser el mejor ejemplo

para mis niños, y poder seguir luchando por ellos cada día,

sin importar las adversidades que se presenten.

 

Que en esta mañana pueda entender qué

es lo necesario para hacer de sus vidas mejores,

que no me falte la fuerza para lograr aquello que

mis niños necesitan. Te pido que hoy me ayudes

a cumplir mis responsabilidades satisfactoriamente y

así poder alegrar sus días.

 

Además te pido que me ayudes a nunca olvidar que

mis niños también necesitan tiempo conmigo,

que el trabajo, los problemas

y las distintas situaciones del acontecer diario

nunca serán más importantes que

la compañía y el afecto que les pueda ofrecer.

 

Asimismo Señor mío,

te pido que me ayudes

a ser un buen consejero

para sus vidas, que cuando se sientan

decaídos acudan a mí.

 

Que tengan la confianza suficiente

para contarme sus problemas

y yo así poder ayudarlos de la mejor manera.

 

Ciertamente te pido que me ayudes a forjar

un buen vínculo con ellos lleno de cariño,

amor y respeto.

 

Ayúdame a esparcir buenas energías a mi alrededor,

a aportarles lo que necesitan para ser personas de bien;

permíteme tener la fuerza necesaria para cargar

con las debilidades, y así convertirlas

en fortalezas para la vida de mis niños. 

 

Por ello, gracias Señor por escuchar mi voz,

te pido en esta mañana que el día trascurra

de la mejor manera para mi familia y para mí,

siempre bajo tu cuidado de protección.

 

Finalmente gracias señor por siempre

ser un punto de soporte

y ayuda en el diario caminar,

que tu santo poder

siga envolviendo nuestras vidas

y las acerque cada día

a tu gloriosa presencia.

 

Amén.

La fortaleza para dirigir un hogar está siempre junto a Dios

Cuando el miedo y la incertidumbre toquen la puerta, no existen razones para temer; así que Dios siempre cuida a sus hijos de cualquier peligro. Por lo tanto, la oración constante es necesaria para el crecimiento espiritual y la unión familiar; ciertamente son pilares fundamentales en un hogar sano y feliz.

Por lo tanto, la manera ideal para iniciar la mañana con fuerza si tienes niños es orando a Dios; sobre todo, en él se encuentra el poder necesario para luchar cada día y enfrentar cualquier adversidad.