Saltar al contenido

Oración milagrosa para la invocación a San Arcángel Uriel ¡Ayúdame!

27 julio 2020
Oración milagrosa para la invocación a San Arcángel Uriel ¡Ayúdame!

El Arcángel Uriel emite vibraciones que resplandecen de un gran fuego. Que nos invaden de calor con su presencia energética y nos muestran el sendero de la plenitud en nuestras vidas. Asimismo, durante los períodos donde hay mayor fuerza de calor, el Arcángel Uriel hace acto de presencia ante nosotros para mostrarnos su poder. Elevemos una oración milagrosa para la invocación a San Arcángel Uriel ¡Ayúdame!

El Arcángel Uriel es el arcángel de la salvación, siendo uno de los gobernantes del Sol. Que con sus destellos nos despliegan sus energías infinitas para concretar los sueños que queremos realizar en nuestras vidas. Teniendo una gran fuerza en nuestros planos sexuales, físicos y terrenales.

Invocación a San Arcángel Uriel

A ti querido Arcángel Uriel te invocamos de la manera más respetuosa posible para que intercedas ante nuestro Padre Todopoderoso. Y para que seamos dignos de gozar de todas tus infinitas bendiciones.

Arcángel Uriel, te pido de todo corazón

que intercedas por mi

ante nuestro Dios Todopoderoso.

 

Para que con su amor

me pueda proveer a mí y a los que me rodean

todo lo que ameritamos

en lo espiritual y también material.

 

San Arcángel Uriel, desecha todo aquello

que ya no nos causa ningún beneficio.

 

Y que de una manera pragmática y diplomática

podamos alejarnos sin que nos ocasionen mal alguno

y que todos podamos gozar de ti

para mayor bien y podamos servir a tu gloria.

 

Oh Arcángel Uriel, permite que Dios

sea amor, creatividad omnipresente

y sabiduría en nosotros.

 

También  permite que esté siempre

en el amor y la gracia

para que podamos concretar los designios

que Èl nos tiene dispuestos.

 

Ya que me encuentro en total y completa

disposición ante Dios, mi amor por Èl es grande.

Siempre he seguido y seguiré

las revelaciones divinas.

 

Que a lo largo de los senderos se han

mostrado ante mí

de una manera desinteresada.

 

Asimismo siempre recibiré

y estaré abierto al apoyo que mi Dios Todopoderoso

y tú mi Arcángel adorado puedan ofrecerme

para la gracia del amor.

 

Igualmente haznos mantener

una afirmación de que todos

somos abundantes en todas las maneras posibles.

 

Y así evitar cualquier tipo de pensamiento

que se me pueda presentar de lástima

sobre cualquier persona.

 

Además permite que mi sentido de humildad

se muestre y pueda ayudar

a todas las personas que me

encuentre en el camino.

 

También permite que no nos preocupemos

sino nos ocupemos en las dificultades

que se nos presenten

y que con tu luz infinita podamos

resolver las vicisitudes.

Mientras tanto que cada día de nuestras vidas,

amado Arcángel Uriel recordemos la sabiduría,

el amor y la creatividad de Dios

que es ilimitado para cada uno de nosotros.

 

De esta manera, cada una de nuestras oraciones,

serán respondidas del modo menos

imaginable, mas milagroso e inesperado.

 

Por ello estoy aquí para ti

y yo sé que con mi fe podrás ayudarme

en todo lo que se me presente.

 

Por favor intercede ante el Altísimo supremo

para resolver mis problemas de la mejor manera

y muéstranos el camino correcto a

seguir ante nuestros semejantes.

 

Oh mi amado Arcángel,

sé que siempre estarás conmigo cuidándome,

por eso te agradezco la infinita benevolencia

que me has facilitado. 

 

Porque sé que eres un Arcángel gentil de paz,

la mismísima perfección divina,

sé que tienes el poder para aumentar

mi tranquilidad en tiempos de crisis.

 

Finalmente mi amado Arcángel Uriel,

eres la divinidad que manifiesta una gran libertad.

Porque eres el fuego del amor hecho energía

que sé que podrás sostener cualquier evento

que me pueda estar pasando.

 

También te pido que intercedas ante mí

con tu infinita fuerza y misericordia,

muéstrame los designios que tiene

preparado el Señor Todopoderoso

para mí y mis allegados.

 

Amén.

¿Cómo dirigirse al Arcángel Uriel?

Debemos hablar desde el principio con el Arcángel Uriel para solicitarle que nuestras humildes palabras lleguen hasta nuestro objetivo. Por ello correspondemos a iniciar la oración milagrosa para la invocación a San Arcángel Uriel ¡Ayúdame!  para así visualizarlo y en ningún momento hemos de poner en tela de juicio que lo que estamos pidiendo no se cumplirá.

La fe es la encargada de finiquitar los deseos. Y así comenzaremos a notar que nuestra alma se encuentra en una transición genuina concerniente a la fe. Porque nuestro cuerpo se colocara en plena disposición a seguir los designios de Dios. Recuerda que hay que cuidar y valorar el amor que hay dentro de cada uno de nosotros hacía el Cristo Redentor.