Saltar al contenido

Poderosa oración a San Uriel Arcángel para el trabajo ¡Bendícelo!

27 julio 2020
Poderosa oración a San Uriel Arcángel para el trabajo ¡Bendícelo!

Lo más importante, este Arcángel es protector a la verdad y se le atribuye eficacia para traer prosperidad a la vida de quien acuda a él. Ciertamente, San Uriel Arcángel es el indicado para orar por el trabajo; lo más importante, porque ayuda a atraer buenas vibras a este.

Además; como uno de los siete Arcángeles, San Uriel posee un profundo poder para interceder por sus fieles ante Dios; así, cumplir todo tipo de peticiones. Por lo tanto, San Uriel Arcángel es el encargado de la protección a la espiritualidad y la sabiduría.

Oración para bendecir el trabajo

Ciertamente, esta oración a San Uriel Arcángel permite que su intersección gloriosa se pose en el trabajo; así, mientras se ore con fe de que se obtendrán resultados. En otras palabras, San Uriel Arcángel ayuda en nombre de Dios a los que confían en su poder.

Tú, sagrado ángel que actúas en

la vida de los hombres;

así como una llama constante,

que ilumina su camino

los ayudas a decidir con sabiduría

y sin precipitarse.

 

Pero, como el fuego otorgas calidez

a la vida de quien te llame,

sumas prosperidad a la vida de los devotos.

 

Poderoso San Uriel Arcángel,

tú que llevas la presencia de Dios en ti,

intercedes en nombre del Altísimo,

el que todo lo puede.

 

Hoy clamo a ti, hoy te pido desde

el fondo de mi corazón

me ayudes con esta petición tan

importante para mi vida laboral.

 

Oh, Arcángel prospero,

en este día acudo a ti para que

tu poder toque mi puerta,

y bendigas mi trabajo, Toma mi vida entera.

 

Evalúa los ámbitos que no

aportan nada bueno a ella

elimínalos por completo,

permite que pueda cumplir mi trabajo

de la mejor manera posible. 

 

San Uriel Arcángel,

ayúdame a todos los días ir

mejorando cada vez más mi desempeño,

a que mi trabajo sea próspero y eficiente.

 

Que no tenga que preocuparme por

no cumplir con mi tarea

 tanto que será una dicha realizar

cualquier cosa que se me encomiende.

 

Bendice cada rincón de mi vida,

que aquello que no me permite

avanzar laboral mente

desaparezca por completo,

bendice todo mi lugar de trabajo.

 

A los colegas que me acompañan en este 

a todas las personas involucradas

en él de alguna forma.

Asimismo en los malos momentos,

ayúdame a mantenerme enfocado,

a no perder los estribos y a

multiplicar mi productividad.

 

Para así distraer mi mente

de las malas energías

que no aportan nada a mi vida laboral,

los obstáculos fortalezcan mis capacidades

que los retos de cada día me ayuden a mejorar.

 

San Uriel Arcángel, bendice mi trabajo y mi vida,

permite que esta experiencia laboral

haga progresar no solo como trabajador.

 

Sino también como persona

que los valores y las buenas

vibras nunca abandonen mi camino.

 

Oh ángel bondadoso,

te pido que me ayudes a recordar

siempre que mi misión

no solo es trabajar sin pasión.

 

Sobre todo, ayudar a otros con ello y

entender que no es una competencia,

ya que cada quien va con su propio

ritmo a la línea de meta

 

Arcángel Uriel,

ayúdame a tener presente cada día

que un ser humano productivo,

así con empatía, esfuerzo y eficacia.

 

Bendice todo el tiempo invertido en mi trabajo,

que este no sea en vano,

hoy te pido que escuches mi voz 

envuelve con tu manto de

prosperidad mi vida laboral.

 

Finalmente gracias San Uriel Arcángel

por escuchar mi petición,

entra mi vida y permanece en ella,

bendice mi trabajo según la voluntad de Dios.

 

Amén.

La prosperidad envuelve cualquier trabajo con la bendición de San Uriel Arcángel

Sobre todo, el camino al éxito no es frívolo y egoísta, pues para llegar a él es necesario ser una persona de bien, así estar enfocado y orar. Por lo tanto, San Uriel Arcángel otorga su bendición al trabajo de las personas que lo realizan con esfuerzo.

Ciertamente, con esta oración San Uriel Arcángel bendice cualquier trabajo; por ejemplo, por más simple que sea, y lo guía a un camino de bien y prosperidad.