Saltar al contenido

Oración de invocación a la Virgen de Altagracia y su Manto Divino

24 mayo 2020
Oración de invocación a la Virgen de Altagracia y su Manto Divino

Puedes hacer una Oración de invocación a la Virgen de Altagracia para que esta responda tus súplicas. Esta hermosa virgen siempre se ha caracterizado por ser una virgen piadosa que responde a las oraciones de aquellos que la invocan y que invocan su santo nombre. Si quieres que ella te arrope con su manto divino, nunca dudes en hacer oraciones en su nombre.

Ella más que nadie entiende el significado de que alguien pida con fe, ella siempre en vida nos enseñó el significado de creer en Dios y honrar su Santo Nombre, por eso podemos orar a ella, y de seguro siempre nos responderá.

Oración a nuestra señora de Altagracia

Nuestra Señora de la Altagracia también es conocida como Nuestra Señora de la Alta Gracia. Ella es protectora y reina de los corazones de los dominicanos, así como la santa patrona de la República Dominicana. Así que en esta oportunidad vamos a hacer una invocación a la virgen de Altagracia y a su manto divino.

¡Oh querida Madre, Santísima Virgen

de Altagracia, ¡nuestra Patrona!

Míranos aquí, postrado en tu presencia

deseando ofrecerte esta novena en

testimonio de nuestro amor.

 

Y en acción de gracias por los

innumerables favores que hemos recibido

de tus manos, eres nuestro defensora

y, en humildad, venimos a presentarte

nuestras necesidades.

 

Eres nuestra  maestra y, como

discípulos, llegamos a aprender

del ejemplo de tu vida santa.

 

Eres nuestra Madre y, como niños,

venimos a ofrecerte todo el amor

de nuestros corazones.

 

Recibe querida Madre,

nuestro elogio y escucha atentamente

nuestras súplicas.

 

¡Oh, dulce madre de Altagracia,

pura e inmaculada desde tu concepción!

Te rogamos que bendigas a nuestros hijos,

 preservando su inocencia y aumentando

su amor por la pureza.

 

¡Oh, la madre más dulce de Altagracia!

Madre admirable, que, en tu pequeña

casa de Nazaret, sirvió de modelo para

las madres y esposas cristianas.

 

Te pedimos que bendigas nuestros

hogares para que la santidad y la santidad

del matrimonio prosperen en ellos.

 

¡Oh, dulce madre de Altagracia!

tú que tuviste la alegría de recibir en tus brazos

el cuerpo de tu Santísimo Hijo que murió

en la cruz por nosotros, te rogamos que

vengas a ayudarnos en el nuestro.

 

Tu que viviste para amar nuestro Señor,

nos enseñaste el verdadero significado

de amar, amar a Jesucristo con todo

nuestro ser, y así, podamos ver

la gloria por medio de ti.

 

Santísima Virgen de Altagracia,

desde el fondo de nuestros corazones,

te agradecemos por las continuas bendiciones

que derramas sobre nosotros.

De tus manos y de tu corazón maternal

recibimos, cada día, el sustento

que nos da nuestro Padre Celestial.

 

Eres nuestra defensora cuando estamos

en peligro, nuestra ayuda cuando lo

necesitamos y nuestra esperanza en los

sacrificios propios de nuestra vida cristiana.

 

 A través de su Inmaculado Corazón

queremos cantar una canción de acción

de gracias a Dios por todas las

bendiciones que nos ha dado.

 

Te prometemos, Madre, gratitud y fidelidad,

reinarás para siempre en nuestros

hogares y en nuestra ciudad donde te

veneraremos como nuestra Señora y

Madre al crecer en todas tus virtudes.

 

Haznos dignos de ser llamados tus hijos

para que sirviendo a Dios y a ti en este

mundo, obtengamos la gracia más alta

que nos traes:  una muerte santa

que nos abrirá las puertas del cielo.

 

Amén.

Por qué es tan importante orar a la virgen de Altagracia

Cuando hacemos una invocación a la Virgen de Altagracia y a su manto divino, estamos decretando que ella puede tomar el control de toda situación difícil e inesperada. Ella nunca tardará en responder nuestras plegarias y de esta manera siempre nos acompañará en todo momento y en todo lo que hagamos.

Esta hermosa virgen siempre atenderá el llamado de los que la buscan con un corazón humilde y humillado. Ya que ella es el vivo ejemplo de humildad y humillación a Dios, cuando consagró su vida en servicio a Él ya expandir su Reino. Ella entrego por completo su vida a servir a Dios y a su evangelio. Por esta razón siempre debes hacer una invocación a la virgen de Altagracia ata que ella te ayude en cualquier necesidad que estés pasando y de esta manera, tengas una respuesta pronta a las plegarias que estás pidiendo.