Saltar al contenido

Oración a la Virgen de Altagracia para pedir una necesidad urgente

22 mayo 2020
Oración a la Virgen de Altagracia para pedir una necesidad urgente

Todos en algún momento tenemos una necesidad urgente, por lo que podemos hacer una oración a la virgen de Altagracia. Cuando oras, haces que los cielos obren a favor tuyo y por consiguiente toda necesidad será suplida por parte de Dios. La virgen de Altagracia es una muestra de lo que la fe y la determinación en Cristo nos puede llevar a alcanzar.

Cuando ella se encontraba en los momentos más difíciles, siempre creyó que Dios podría librarla de todo mal y su fe nunca se quebrantó. Por eso si tienes una necesidad urgente nada mejor que puedas clamar a la virgen de Altagracia.

Oración a nuestra Virgen de Altagracia

Los dominicanos ven a la virgen de Altagracia como un ejemplo y como la patrona que protege la isla. Gracias a su fe y a todo lo que ella hizo allá, el cristianismo se hizo más fuerte. El día de la fiesta está marcado por servicios, vigilias nocturnas, canto, baile y festivales en muchas de las ciudades. Por eso si quieres que la misma fe y convicción venga a ti en medio de una necesidad urgente, póstrate en oración a la virgen de Altagracia para que siempre te ayude y esté contigo.

Oh, querida Madre, Dulce Virgen de

Altagracia, Nuestra Patrona.

 

Míranos aquí, postrado en tu presencia,

deseando ofrecerte esta novena como testimonio

de nuestro amor por ti.

 

En acción de gracias venimos a tu

presencia, por los innumerables favores

que hemos recibido de tus manos.

 

Tu eres nuestra defensora y te encomendamos

nuestras necesidades.

 

Eres nuestra maestra y, como discípulos,

llegamos a aprender del ejemplo de tu vida santa.

 

Eres nuestra Madre y, como niños,

venimos a ofrecerte todo el amor

de nuestros corazones.

 

Recibe, querida Madre, nuestras ofrendas

y escucha atentamente nuestras súplicas.

 

¡Oh, dulce Madre Altagracia,

toda pura e Inmaculada desde tu Concepción!

Te suplicamos que nos bendigas, a tus hijos,

con la gracia de amar y la pureza de soportar

como solo tu los has hecho amada mía.

 

Dios te salve preciosa virgen de Altagracia.

Oh, dulce Madre de Altagracia, admirable

modelo de madres y esposas cristianas

en la humilde casa de Nazaret.

 

Te suplicamos que bendigas nuestros

hogares, haciéndolos florecer en

la santidad del matrimonio.

Dios te salve preciosa virgen de Altagracia,

Oh, dulce Madre de Altagracia,

recibiste en tus brazos al Santo Niño que

murió por nosotros en la Cruz.

 

Te damos todo nuestro sufrimiento,

para que a la hora de nuestra muerte

podamos morir con el nombre de Jesús

en nuestros labios y en nuestros corazones.

 

Para que podamos volar al cielo

con la ayuda de tus brazos maternos.

 

Dios te salve preciosa virgen de Altagracia,

¡Santa Virgen de Altagracia!

De tus manos y de tu corazón maternal

recibimos cada día el sustento que nos das

de Nuestro Padre que está en los cielos.

 

Eres nuestra defensa en peligro,

nuestra ayuda indispensable en nuestras

necesidades y nuestra esperanza en los

sacrificios requeridos de la vida cristiana.

 

A través de tu Inmaculado Corazón

deseamos rendir homenaje a Dios

con un himno de acción de gracias por

todos los beneficios que ha distribuido.

 

Por último, te prometemos, Oh Madre, gratitud y

fidelidad, siempre reinarás en nuestros

hogares y en nuestra ciudad, donde todos

te veneran como Nuestra Señora y Madre.

 

Tú que haces que todas las virtudes

crezcan y prosperen, nos honra ser

llamados sus hijos,

preciosa virgen de Altagracia.

 

Amén.

¿Por qué orar a la Virgen de Altagracia?

Como todas las oraciones a los santos cuando teneos una necesidad urgente, nuestras oraciones a la Virgen de Altagracia dependen del poder especial de los santos para interceder por nosotros ante Cristo y el Padre. Así que si tienes una necesidad urgente, puedes llegar a la Virgen de Altagracia y levantar una plegaria a ella para que te socorra en los momentos de necesidad.

Ella es fiel para responder la oración de sus hijos y nunca te va a desamparar. Finalmente nunca dudes en buscar su ayuda en los momentos más difíciles en tu vida. De la misma manera como ha actuado durante la historia, igual actuará en tu vida si la buscas con todo tu corazón y con todo tu ser. Ella nunca te va a fallar.