Saltar al contenido

Oración de la mañana; agua y sangre ¡Comienza muy bien tu día!

28 junio 2020
Oración de la mañana; agua y sangre ¡Comienza muy bien tu día!

Oración mañana comienza día. Al comenzar la mañana es necesario empezar nuestro día con una oración para que podamos estar con el respaldo de nuestro Dios. Es decir, que todo el tiempo debemos de estar orando para que nuestro Señor Todopoderoso pueda estar presente con nosotros en todo momento y todo lo que hagamos en el día. Y es por esta razón que te mostraremos una hermosa oración, la cual está titulada como oración de la mañana; agua y sangre ¡Comienza muy bien tu día!

Otra cosa que es necesario aclarar, es que la oración de la mañana de agua y sangre es importante, ya que podemos ir de la mano con el Espíritu Santo para cualquier parte a donde nos encontremos y aunque se nos presente alguna dificultad o problema; sabemos que él está para no dejarnos caer.

Súplica de la mañana para empezar muy bien tu día

Comencemos nuestra mañana con la Santa sangre y agua que derramó nuestro Señor Jesucristo en la cruz, te enseñaremos esta oración de la mañana para que puedas realizar cuando lo desees. Asimismo, nuestro Gran Rey se sienta complacido de alabarlo y honrarlo.

En primer lugar, querido Señor,

me dirijo a ti en esta hermosa

mañana, para poner mi vida

en tus manos y me

des tu protección.  

 

Asimismo, me postro

ante tu majestuosa presencia,

Rey de los cielos

porque tú eres bueno.

 

Además, el gran sacrificio

que hizo Jesús,

en la cruz del calvario.

 

Al sufrir

por todos nosotros, y por consecuencia

 su sangre ser derramada

para redimirnos

de pecado, no tiene precio mi Dios.

 

También, quiero pedirte,

en este día, paz,

sabiduría y  la fuerza;

que solo tú mi Señor Jesucristo

puedes darme.

 

Oh mi querido Dios quiero

pedirte por todas las buenas

cosas que nos has regalados

a todos tu hijos; los cuales te

queremos demasiado.

 

Porque tú eres muy

bueno y solidario

con todos los seres

humanos.

 

Es por eso que te

quiero pedir desde lo

más profundo de mi corazón

que siempre nos protejas

y no nos dejes solos.

 

Oh Poderoso Jehová,

te pido que todas las

mañanas me bendigas

con tu gran amor que nos

das a todos nosotros.

 

Asimismo quiero

que me des mucha fuerza

para que pueda

levantarme cada día

la semana.

Te pido a ti porque

yo sé que tú siempre

nos estarás cuidando donde

quiera que nos encontremos.

 

Porque tú eres el

más bueno que

puede existir y eternamente

estas con nosotros.

 

Oh Grandísimo Padre Celestial,

danos mucha voluntad, para que

siempre podamos hacer

 las cosas que debemos de hacer.

 

Ya que, tú perpetuamente

estás pendiente de

todos nosotros; y sé que

jamás nos dejarías solos.

 

Es por eso que

siempre voy a estar

confiando en ti, mi Señor.

 

Tú mi Jesús, que eres

espectacularmente grande

y misericordioso con cada

uno de nosotros.

 

Quiero que perennemente

nos bendigas todos

las mañanas que nos

despertemos.

 

Para que cuando

salgamos de nuestro

hogar, podamos salir

con una seguridad

profunda.

 

Oh magnifico Señor,

te imploro que nos protejas

cada vez que nos despertemos;

 para que podamos estar

bien seguros.

 

Oh mi apreciado Jehová,

te doy las gracias porque

tú eres muy bueno y

siempre estarás cuidándonos

donde quiera que estemos.

 

También quiero agradecerte,

por tu perdurable bondad y

misericordia que siempre

 nos has regalados.

 

Asimismo te agradezco

porque yo sé que tú

nunca nos dejarías

solos y desamparados.

 

De igual manera te

doy las gracias por todas

las cosas que nos has

regalado en nuestras vidas.

 

Además quiero agradecerte

enormemente por

bendecirme a mí y a toda

mi familia, oh Señor.

 

Amén.

Rezo de la mañana para derramar bendición

Oración mañana comienza día. Probablemente, debido al estrés diario y preocupaciones de la vida, nos olvidamos de agradecer a Dios por una nueva oportunidad de cada mañana. Mientras tanto, nos ocupamos de seguir con impaciencia cada contrariedad que se nos presenta en la vida.

Por ello, debemos detenernos por un momento y mirar de cerca esas hermosas bendiciones que recibimos, como lo es un nuevo amanecer. Además, proclamando una oración de la mañana; agua y sangre, recibiremos inmediatamente el favor y la protección de Dios, que nos acompañará mediante todos nuestros días.