Saltar al contenido

Poderosa oración de la mañana para el Jueves Santo ¡Bendice este día!

29 junio 2020
Poderosa oración de la mañana para el Jueves Santo ¡Bendice este día!

El Jueves Santo representa un día de fiesta en la Semana Santa o Semana Mayor. Celebrada por los Cristianos como el final de la Cuaresma y el inicio del Triduo Pascual. El cual nos recuerda la pasión, muerte y resurrección de Jesús. La oración de la Mañana para el Jueves Santo nos permite recordar sus últimos momentos antes de la traición, negación y arresto del Maestro Jesús.

Esta Oración nos conecta a Jesús nuestro Señor, quien enseñó a sus discípulos el significado del amor, del servicio y del perdón. El Jueves Santo se conmemora la institución de la Eucaristía con la última cena y el lavatorio de los pies.

Oración de la mañana para el Jueves Santo, tiempo de Santa Cena

Yo soy pan de vida, beban de mi Sangre y tendrán vida eterna, eso dijo Jesús a sus discípulos  antes de su muerte. Consagrar el pan y el vino, simboliza tomar el  cuerpo y sangre de Cristo como memorial de su muerte y resurrección.

Jesús por tu Santo Sacrificio, en esta mañana 

del Jueves Santo, te venero amadísimo 

Maestro.

 

Celebrando la fiesta Cristiana de la Semana 

Mayor, hoy me lleno de fe inquebrantable

al recordar tu enseñanza, en acto de 

humildad, servicio y perdón.

 

Por eso te alabo, al saber del sufrimiento por 

el cual pasarías en la salvación de la 

humanidad y me consagro con tu cuerpo y tu 

sangre al tomar el pan y el vino.

 

Jesús, hijo de Dios y de tu santa madre la 

Virgen María, quiero conectarme contigo 

como si estuviera presente en la última cena,

aprender de tu mensaje, a servir al prójimo,

a amar sobre todas las cosas y a perdonar 

como lo hiciste Tú.

 

Igualmente bendice este día que se inicia,

porque bendito es tu santo nombre

y benditos son los nombres por quienes diste 

tu vida Señor.

 

Mi asistencia a la Iglesia para recibir la 

eucaristía es mi mayor deseo en tan 

importante día. Dame fe por siempre 

santísimo, acércame a tu Padre

y libérame de la Esclavitud Espiritual.

 

Igualmente condúceme a la comunión

para honrarte hasta el día de mi muerte.

 

Yo resucitaré porque creo en ti. Sálvame del 

mal así como tú te salvaste de la tentación del 

demonio, muéstrame esa fuerza para creer

en las promesas de Dios Padre.

 

Además bendíceme como bendita fue tu 

entrega por nosotros y por el perdón

de nuestros pecados.

Oh Señor Jesús, lavaste los pies de tus 

discípulos con humildad, hoy Jueves Santo es 

día de pedirte me des esa humildad en mis 

acciones, aléjame de la arrogancia y el 

orgullo.

 

Porque quiero apegarme a los principios

del servicio y del perdón. Colmame de vida 

eterna con tu sangre Señor.

 

Bendito sea este día, y bendito sea tu cuerpo 

y tu sangre, bendito sea tu pan y tu vino

y bendito sea Dios.

 

Has dado ejemplo de amor y servicio a los 

semejantes, de ahí surgió uno de tus 

mandamientos, amarse y servirse los unos a 

los otros.

 

Concédeme la voluntad de cumplir con tus 

deseos y los de tu Padre eterno y 

omnipotente, quiero ser ejemplo como tú y 

poder llegar a ser digno de la gracia de Dios.  

 

Por último en esta mañana del Jueves Santo,

 yo te ofrezco mi vida, mi alma y mi corazón.

 

Por el santísimo sacramento, ámame, 

protégeme y conduce mi vida bajo los 

mandamientos de Dios.

 

Asimismo con la bendición del Padre, del Hijo 

y del Espíritu Santo, la intercesión de la 

Virgen María, los Arcángeles y los Ángeles,

bendice todo Señor.

 

Amén.

Plan de Dios para el mundo

Su amadísimo hijo Jesús habló a sus doce discípulos recordando que derramará su sangre sobre la cruz para salvarnos de la muerte espiritual. La sangre de Cristo nos ofrece todo lo que necesitamos para acercarnos a Dios, por ello recemos la oración de la mañana para el Jueves Santo.

La santa cena es el momento de entender el plan divino de Dios. Jesús es la mayor demostración de amor. Con fe, recibiremos el perdón de nuestros pecados para morir y resucitar a una nueva vida y así amarnos y servirnos unos a otros. El Jueves Santo es día para bendecir.