Saltar al contenido

Oración poderosa a San Alejo para que mi ex piense en mí y regrese ¡En 1 semana!

17 junio 2020
Oración poderosa a San Alejo para que mi ex piense en mí y regrese ¡En 1 semana!

Si hago una oración poderosa a San Alejo para que mi ex piense en mí y regrese en una semana, con seguridad que me voy a sorprender. San Alejo es un santo muy milagroso y se especializa en asuntos de alejar a las personas tóxicas de tu alrededor. Más si tú le pides con mucha devoción que te devuelva a tu pareja, él lo hará si te conviene.

Este santo que se dedicó toda su vida a hacer el bien y a socorrer a los más necesitados. No ha parado de hacer milagros desde su partida y es por esto que aún en estos días tan controversiales que vive la humanidad. San Alejo siempre está presente en las oraciones de sus fieles seguidores.

¿Es posible que San Alejo me ayude a recuperar mi felicidad?

Claro que esto es posible y más aún si tus oraciones son sinceras. Y cuando te dirijas a este Santo lo hagas con mucho fervor y con el respeto que te debe inspirar una persona. Que habiendo nacido rica, murió en la más terrible miseria por haber renunciado a todos sus bienes materiales en favor de los más necesitados y humildes. Eleva esta oración poderosa a San Alejo para que mi ex piense en mí y regrese en una semana.

Oh San Alejo bendito, humilde entre los 

humildes y sabio entre los sabios. Con toda 

conciencia te dedicaste al servicio de la obra 

del Señor y es por esto que ganaste el título 

muy merecido de “Hombre de Dios”.

 

Tu sacrificada vida después de haberlo tenido 

todo y haber sido un destacado patricio, no te 

bastó para ser feliz.

 

Tú dedicaste tu vida al servicio de la 

humanidad despojándote de toda tu riqueza y 

bienes de fortuna para repartirlas entre los 

pobres.

 

Llegaste al extremo de tener que dormir a la 

intemperie en la calle, cobijándote a la 

sombra de una iglesia de La Madre de Dios, 

María Inmaculada y llegaste a la mendicidad 

absoluta.

 

Pidiendo limosnas, ni siquiera para ti, sino 

para repartir esas migajas con tus semejantes 

mendigos, ya que te convertiste en uno de 

ellos.

Oh Glorioso y misericordioso San Alejo,

hoy en este día y en este momento me dirijo a 

ti con esta humilde oración para pedirte que 

me ayudes a recuperar a mi pareja en esta 

misma semana.

 

Tú sabes cuánto le amo y que yo nunca quise 

perderle, que me perdone si fui yo quien falló 

en nuestra relación y yo he de perdonarle 

también por haberme hecho sufrir tanto.

 

Amado y admirado San Alejo, mueve tus 

influencias ante El Creador y pídele por favor 

que te conceda la potestad de poder obrar 

sobre los pensamientos de mi pareja y que 

regrese a mí con premura.

 

San Alejo, yo, te imploro que en tan solo una 

semana devuelvas a mis brazos a esa 

persona que tanto amo, no permitas que se 

aleje de mí nunca más y que cuando regrese.

 

Logremos limar nuestras asperezas y además 

llenar nuestros corazones de amor del bueno,

amor sin rencores, amor que perdure y amor 

que no nos fatigue y nos sirva de ejemplo 

para toda nuestra familia.

 

Esta mi humilde y sentida oración, la hago 

llegar a ti, San Alejo bendito, en el nombre del 

Padre del hijo y del Espíritu Santo y junto con 

ésta recibe mi agradecimiento por adelantado 

y te pido me bendigas.

 

Amén.

¿Es confiable una oración a San Alejo para mi ex piense mí?

Pues sí que lo es, muchas personas lo han hecho y hoy en día se cuentan entre los que viven agradecidos de sus favores.

Sin embargo deben tomar en cuenta que los santos actúan en favor de las causas justas y bien vistas por Dios. Y que si tú estás considerando que tu pareja es producto de la destrucción de un hogar por tu culpa. No esperes ser atendido por ningún santo, ni siquiera por San Alejo, ya que no sería justo.

Si por el contrario, fue a ti, a quien le destruyeron su hogar. Hallarás favor ante los ojos de Dios y San Alejo, va a devolverte con justicia a esa persona amada. Pero debes hurgar en lo más profundo de tus sentimientos y saber perdonar para recibirla sin rencores.