Oración de la noche del 11 de Marzo

Oracion de la noche del 11 de marzo

Entra a este artículo si deseas que Dios haga un poderoso milagro de sanidad absoluta, en tu cuerpo y en tu vida. Pues con esta poderosa oración de la noche del 11 de marzo, vas a poder rogarle a Dios que te cure completamente de cualquier enfermedad en esta hora.

Índice()
  1. ¿Cómo puedo rogar por sanidad de forma correcta?
  2. Consejos útiles para mejorar tu estado de salud

¿Cómo puedo rogar por sanidad de forma correcta?

Lo primero que vas a tener que hacer es consagrar tu fe completa a Dios, pues sin fe los milagros no pueden ser otorgados. Además, es necesario que empieces a creer un poco más en lo que Dios puede hacer, y dejes el pesimismo a un lado.

Oh, mi hermoso Jesús,

en este momento te alabo

de la mejor manera en la

que mi alma puede hacerlo.

 

Te lleno de honra eterna

y te glorifico de gran manera

en este día.

 

Te doy gracias por todas

las cosas que me das,

y gracias por todo aquello

que has llegado a colocar

en mi vida de forma inesperada.

 

En este momento, mi Dios,

te suplico que me perdones

por todas y cada una de

mis ofensas, Dios de Gloria.

 

Oh, mi gran Rey de los cielos,

perdón por mis malas acciones,

y perdón por si alguna

vez te has sentido ofendido

por algo que yo haya realizado.

 

Sé que no soy el hijo

perfecto que hayas querido

tener desde un principio,

sin embargo, sé que me

amas con todos y cada

uno de mis defectos, Dios.

 

Sé que no soy el

mejor al momento de expresar

todo lo que siento hacia ti,

pero aun así en este momento

vengo a vaciar mi corazón

ante tus manos y a tus pies.

 

Vengo para postrar a ti

todas y cada una de mis

debilidades y de mis inseguridades.

Oh, mi gran y poderoso Señor,

pues de verdad que no quiero

seguir guardando todo esto que siento.

 

Inicio con poner mis enfermedades

en tus manos, mi Dios,

pues mi estado de salud

ha ido decayendo cada vez más.

 

Tengo una enfermedad que está

restando por completo todo

el tiempo que me queda de

vida en esta tierra, y no

quiero partir de este plano

a causa de ella.

 

Te suplico que pongas tus manos

llenas de amor y poder

en mi corazón lastimado, Dios,

y que me hagas el favor

de sanar todo eso que

me está matando en este momento.

Jesus reprendo en tu nombre toda clase de virus de mi cuerpo

Reprendo en tu nombre toda

clase de virus o de

padecimiento por el que

pueda estar atravesando mi

cuerpo en este momento.

 

Cancelalo en tu

nombre, mi Dios,

toda clase de tumores

que puedan estar habitando

en mi cuerpo en este preciso momento.

 

Ordeno por el poder que Dios

me da como su hijo,

que se destruyan en esta hora

por la milagrosa sangre

de Cristo Jesús.

 

No van a tener a partir

de este momento ocupando

lugar vital en mi cuerpo,

y ya no van a seguir

perjudicando mi forma de vida.

 

Además, toda clase de bacteria que

haya podido ingresar a mi

sistema en el pasado,

ordeno en tu nombre, mi Jehová,

su inmediata expulsión

en esta hora.

 

Ya no voy a seguir

permitiendo que la misma

siga perjudicando el buen

funcionamiento de mi vida,

ni tampoco el trabajo de mis

órganos vitales.

 

Toda clase de dolor muscular

o fracturas existentes en mis

huesos y en mi cuerpo, ordeno

que se alivien y que se salven

en tu hermoso y poderoso nombre.

 

Ya no estarán interfiriendo

con mis actividades diarias,

y tampoco seguirán causando

más molestias a mi cuerpo.

 

Pongo todas estas poderosas

palabras en tus manos, mi Dios,

y te suplico que me des

la sanación que mi cuerpo

se merece, mi Rey de Gloria.

 

Te lo imploro, mi hermoso

y poderoso Jesús amado,

pues Tú eres el médico

por excelencia en este mundo

y no hay nada que no pueda

ser derrotado por tu poder.

 

Te lo suplico desde el

fondo de mi corazón,

en el nombre poderoso del Padre,

del Hijo y del Espíritu Santo.

 

Amén.

Consejos útiles para mejorar tu estado de salud

El primer paso a realizar, es tener una buena conexión espiritual con Dios, además es necesario que empieces a cuidar mucho más de tu salud. Sin dejar de mencionar, que necesitas seguir todas las indicaciones que tu médico te proporciona para curar tu enfermedad.

Subir