Oración de la noche para alejar el coronavirus de mi hogar ¡Dios protégeme todos los días!

oracion de la noche para alejar el coronavirus de mi hogar dios protegeme

Una persona puede contraer la COVID-19 por contacto con otra persona que se encuentre infectada por el virus. La enfermedad puede propagarse de persona a persona a través de las gotículas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala. Estas gotículas caen sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, de modo que otras personas puedan contraer la COVID-19, si tocan estos objetos superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. Es posible cuidarse con una oración de la noche para alejar el coronavirus de mi hogar.

La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre las formas de propagación de la COVID-19 y seguirá informando sobre los resultados actualizados. Los estudios realizados hasta la fecha apuntan a que el virus causante de la COVID-19 se transmite principalmente por contacto con gotículas respiratorias más que por el aire.

🙏 Oración de la Noche para ALEJAR EL CORONAVIRUS DE MI HOGAR ¡Dios, Protégeme Todos los días! 🏠

Índice

    Poderosa oración de la noche para alejar el coronavirus de nuestro hogar

    Con esta poderosa oración de la noche para alejar el coronavirus de mi hogar que haremos en la noche, podemos encontrar la paz como asimismo la tranquilidad para nuestros corazones en esta situación tan difícil que venimos presentando.

    Señor Padre celestial, venimos en esta noche, postrados de rodillas ante Ti,

    Tú padre celestial, que atravesaste pueblos y villas, curando toda dolencia,

    Como también toda enfermedad.

     

    Por tu mandato los enfermos fueron curados.

    acude a nuestra ayuda Oh Padre amado,

    Asiste esta noche para que nos protejas,

    de esta propagación global de esta pandemia del coronavirus,

    para que podamos, sentir tu amor curativo.

     

    Cura a todos los enfermos,

    Que búsqueda de sanar y ayudar,

    A los puedan recuperar, sus fuerzas y sean sanados,

    mediante un buen cuidado médico.

     

    Sánanos de nuestros temores,

    los cuales no permiten que las naciones trabajen unidas,

     y que los vecinos se ayuden unos a otros.

     

    Cúranos de nuestro orgullo, el cual nos hace asumir invulnerabilidad,

    ante una enfermedad que no tiene límites.

    Jesucristo, sanador de todo,

    acompáñanos en estos momentos tan dificiles,

    asimismo de incertidumbre y pena.

     

    Acompaña a aquellos que han muerto,

    por causa del virus, que se encuentren,

    descansando a tu lado en tu paz eterna.

    Padre amado, acompaña las familias de quienes estén enfermas.

     

    O que hayan muerto, en medio de sus preocupaciones y penas,

    Líbrales de enfermedad y desesperación,

    permíteles sentir tu paz.

     

    Acompaña los Doctores,

    enfermeras, investigadores y todos los profesionales médicos,

    que andan en búsqueda de sanar y ayudar a los afectados,

    y que corren riesgos en el proceso,

    permiteles sentir tu protección, asimismo su paz.

     

    Acompaña los líderes de todas las naciones.

    Dales la visión para actuar con amor,

    y un verdadero interés en el bienestar,

    de la gente que deben de servir.

     

    Dales la sabiduría para poder invertir en soluciones,

    de largo plazo que ayudarán a la preparación o prevención,

    igualmente de futuros brotes, permíteles conocer tu paz en esta tierra.

    Mientras juntos trabajan para lograrlo.

    los siemples heredan necedad mas los prudentes

     

    Padre acompáñanos mientras nos encontremos en nuestras casas,

    rodeados de nuestras familias,

    para que podamos tener paz,

    tranquilidad, sustituye nuestra ansiedad por tu paz.

     

    Padre amado, aclamo esta noche de oración,

    que pueda controlarse pronto la epidemia,

    devuelve la salud a los afectados,

    como la paz a los lugares a los que ha llegado.

     

    Padre nuestro, con confianza te pedimos que el coronavirus,

    no haga más daño, para que así pueda controlarse,

    pronto este virus que nos aflije de ver,

    que tantas personas hayan muerto.

     

    Acoge a las personas que han fallecido,

    por esta enfermedad, dales sabiduria,

    como también te pedimos mi Señor,

    que les des la fortaleza que tanto necesitan.

     

    Sostén y proteje al personal sanitario,

    que combate esta gran pandemia,

    inspira como también bendice,

    a los que trabajan para controlarla.

     

    Señor Jesús, médico de nuestras almas,

    como de nuestros cuerpos,

    nos sentimos desvalidos en esta grave,

    situación de emergencia sanitaria internacional.

     

    Confiamos en ti Oh Padre amoroso,

    danos tu paz, tu amor, tu esperanza, tu sabiduria

    y que no nos falte lo más importante la salud.

     

    Protégenos y síguenos cuidando,

    protégenos con  tu sangre preciosa.

    En el nombre de Dios Padre,

    Dios Hijo y de Dios Espíritu Santo,

    sello y protejo con el poder de la sangre de Jesucristo,

    mi persona, mi familia, de toda enfermedad que se nos pueda presentar.

     

    Te suplico Padre,

    extiendas tu poderosa mano,

    para que nos cubras como también,

    nos protejas de toda enfermedad que quieran acecharnos.

     

    Señor es preocupante la situación de pandemia,

    que se nos está presentando,

    como lo estamos viviendo actualmente,

    con esta oración que venimos a presentarte esta noche.

     

    Queremos que alejes éste coronavirus de nuestras familias,

    cuídalas, protégelas, guárdalas bajo la sombra de tus alas.

    Jesús intercede por nosotros, sé nuestro consuelo.

     

    No nos abandones en ningún momento,

    para poder aclamarte repitiendo,

    tu santísimo nombre Jesús nuestro salvador.

     

    Jesús verdadero Dios y verdadero hombre,

    Tú que pasaste por nuestro mundo haciendo el bien,

    y sanando a los enfermos, ten compasión de nosotros.

     

    Acompáñanos en estos momentos de incertidumbre,

    y no permitas que perdamos la confianza,

    en tu poderosa intercesión sellada con tu divina sangre.

     

    A tu nombre divino, acudimos en estos momentos de dolor,

    soledad, temor y angustia, Tú nos comprendes,

    porque también has pasado por muerte con tu resurrección,

    y en esa esperanza vivimos.

     

    Padre Amado, acompáñanos en esta noche,

    danos tu guía como también tú protección,

    confiamos, como también estamos seguros,

    que no nos abandonarás.

     

    Sé nuestra confianza como la confianza,

    para seguir proclamando tu santo nombre.

    Amén.

    Porque pedirle a nuestro Padre para que nos cuide como también nos proteja.

    Cada día somos más los creyentes que nos estamos uniendo para orar una oración de la noche para alejar el coronavirus de mi hogar, sin duda, ahora con más frecuencia, ya que ésta pandemia nos preocupa cada día más. Por eso debemos buscar a Dios, para que nos dé la sabiduría como la claridad para poder seguir adelante. Creamos como también conservemos la certeza que nuestro Padre, jamás abandonará a sus hijos. Si dejas que el Señor sea tu refugio y el Altísimo tu resguardo, ningún mal te conquistará. Ninguna plaga se acercará a tu hogar.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más