Oración del Papa Francisco para la adoración del Santísimo Sacramento

oracion del papa francisco para la adoracion del santisimo sacramento

La oración al Papa Francisco para la adoración del Santísimo Sacramento nos muestra la manera en que debemos alabar y adorar para agradecer todas las bendiciones que llegaron a nuestras vidas gracias a él.

Esta adoración es parte de las tareas que Dios tiene para cada uno de sus hijos que se encuentran en la tierra y que siguen su camino. Con la oración para adorar al Santísimo Sacramento del Papa Francisco le mostraremos a Dios que hemos aprendido todo aquello que él nos enseñó a través de su palabras, y que cumplimos con cada una de las normas que su representante en el mundo ha colocado para nosotros.

Índice

    Oración para la adoración el Santísimo Sacramento del Papa Francisco

    La oración para la adoración el Santísimo Sacramento te mostrará cómo adorar y agradecer por cada cosa que en tu vida el Santísimo Sacramento te ayudó a mejorar.  La adoración es parte del plan perfecto de Dios.

    Oh glorioso Santísimo Sacramento,

    aquí vengo a adorarte y alabarte,

    porque cada día eres mi armadura

    para protegerme de cada uno

    de los males del mundo.

     

    Hoy me encuentro ante ti para adorarte,

    porque cada día eres participe

    de mi humanidad y obediencia,

    porque cada día me recuerdas la manera

    en que debo hacer el bien para los demás.

     

    Esta sagrada comunión fue para ayudarme

    a librarme de todos los vicios

    que se encontraban en mi vida,

    y por eso hoy te adoro.

     

    Porque tú fuiste quien me ayudo a librarme

    de todas aquellas pasiones desordenadas

    que se encontraban en mi vida

    y no me dejaban avanzar.

     

    Oh glorioso Santísimo Sacramento,

    te adoro porque ayudaste a que en

    mi aumentaran las ganas de

    ayudar a los demás,

    de que cada día hiciera lo correcto

    por las demás personas.

     

    Contigo aprendí a realmente amar mi prójimo

    a pesar de tener las mismas visiones,

    aunque de no pensar de la misma manera,

    a pesar de no confiar y adorar

    a la misma persona.

     

    Por eso hoy te adoro, porque cada día

    soy una mejor persona,

    y todo eso te lo debo a ti.

    adora al senor tu dios y el bendecira tu pan y agua

    Hoy no vengo a pedir nada,

    no vengo con ninguna súplica,

    hoy solo quiero adorarte.

     

    Oh Santísimo Sacramento,

    te adoro por ser la mayor defensa que tengo

    en mi vida contra todos mis enemigos,

    porque sé que tú alejas de mi cada

    una de las cosas que venían a mi vida

    solo con la intención de dañarla.

     

    Hoy te adoro más que nunca,

    te agradezco por tu increíble poder,

    hoy quiero adorarte y mostrar al

    mundo lo que tú has hecho en mí.

     

    Porque cada día renuevas mi fe,

    y me haces una persona mejor,

    me liberas de todo el odio

    y el rencor que se encontraba en mi corazón,

    me enseñaste a dejarlo atrás.

     

    Porque sabes mostrarme el camino

    que debo seguir en mi vida cada día,

    por eso hoy de adoro, porque lo mereces,

    porque eres tú el responsable de que hoy

    en mi vida todo se encuentre en calma.

     

    Porque por tu gran ayuda hoy

    mi vida es próspera y bendecida,

    debido a que por ti aprendí a ver las

    cosas maravillosas que tengo a mi alrededor.

     

    Porque aprendí a desprenderme

    de las cosas del mundo,

    a ver que no las necesito para ser feliz,

    porque cuento con el inmenso amor de Dios,

    porque tengo junto a mí su

    inmenso cuidado cada día.

     

    Hoy te adoro, hoy estoy feliz porque

    mi vida se encuentra bien y curada, porque

    he dejado atrás cada una de las cosas que no

    me permitían avanzar, y eso es gracias al

    Santísimo Sacramento.

     

    Ante Jesucristo te adoro y alabo.

     

    Amén.

    Adoremos al Señor, y encontraremos salvación y bendición en la vida

    Adorar a Dios y al Santísimo Sacramento nos asegurara una vida llena de dicha, bendición y bienestar. Con esto podremos encontrar la salvación en nuestras vidas, porque quiere decir que estamos viviendo de la manera en que Dios nos ha enviado a hacerlo.

    Libre de todo mal, de toda envidia y rencor, adoraremos a Dios y encontraremos para nosotros bienestar y bendición. De esta manera nuestra vida será lo que soñamos siempre, junto a Dios.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más