Saltar al contenido

Oración por alabanza del Papa Francisco a la Virgen de Fátima

30 mayo 2020
Oración por alabanza del Papa Francisco a la Virgen de Fátima

La oración por alabanza del Papa Francisco a la Virgen de Fátima nos ayuda a agradecer a la Virgen por su increíble misericordia con nosotros cada día, y por siempre interceder por nosotros ante nuestro creador para que cada uno de nuestros pecados sea perdonado.

El Papa Francisco realizo esta hermosa oración con el fin de que cada uno de los devotos a la Virgen de Fátima, tuvieran una hermosa alabanza para ella y pudieran agradecer por cada una de las veces que intercede por nosotros ante Dios. Realiza esta oración por alabanza del Papa Francisco a la Virgen de Fátima cada día.

Oración a la Virgen de Fátima por alabanza del Papa Francisco

La oración por alabanza del Papa Francisco a la Virgen de Fátima, nos muestra una hermosa manera de agradecerle porque cada día se encuentra dispuesta a ayudarnos y protegernos. Alabemos a Dios y a la Virgen de Fátima cada día.

Oh Gloriosa y poderosa Virgen de Fátima,

hoy vengo ante ti por alabanza del

Papa Francisco con la misión de

alabarte y agradecerte.

 

Hoy te alabo porque eres tú la gran

protectora de todos los que en ti

confiamos y que a ti te adoramos cada día.

 

Hoy me acerco aquí a alabarte

y agradecerte por cada

una de las cosas que a mí me has

brindado hasta el día de hoy.

 

Oh grandiosa y poderosa Virgen de Fátima,

hoy me encuentro aquí ante ti

por alabanza del Papa Francisco,

porque de él he aprendido a amarte

y a venerarte cada día de mi vida.

 

A ti hoy te agradezco cada una de

las bendiciones que tú has colocado con tu

inmensa misericordia en mi vida,

porque eres poderosa y bendita

entre tantas mujeres.

 

Tú que nunca dudas en venir al auxilio

de cada uno de los que aquí te llamamos

e imploramos, tú que te encuentras llena de gracia,

tú que cada día encuentras la manera

de mantenernos felices y llenos de gozo.

 

Oh grandiosa y poderosa Virgen de Fátima,

a ti hoy te debo muchas cosas,

a ti hoy te debo que me encuentre

llena de felicidad, porque cada

día intercedes por mi ante Dios.

 

Gracias hoy te doy por ser quien me ayuda

a conseguir el perdón de mis

pecados ante Dios, porque eres tú

quien cada nuevo día te diriges a Dios

y ruegas por mí y por cada uno

de los miembros de mi familia.

Hoy más que nunca te reafirmo

mi entere devoción por ti,

porque solo deseo que seas tú la que

continúe ayudándome por el resto de mis días.

 

Solo deseo que seas tú quien

venga cada día a enseñarme

el camino correcto que debo seguir para

conseguir la comunión perfecta con Dios.

 

Oh poderosa, oh gloriosa Virgen de Fátima,

escucha hoy esta alabanza que hago a ti.

 

Ven y alégrate al ver que cada día te

venero y que cada día confío en ti.

 

Hoy quiero mostrarle al mundo lo poderosa

que eres, hoy solo deseo que todos

conozcan ese increíble poder

que hay en ti para ayudar a cada uno de

los que nos encontramos en la tierra.

 

Esta alabanza es para ti, para que

cada día veas cuanto te amo

y cuanta es mi devoción hacia ti cada día,

porque cada día salgo seguro porque sé

que cuento con tu increíble protección.

 

Nunca me abandones, hoy no quiero pedirte nada,

hoy no vengo a suplicarte por nada.

 

Solo deseo agradecerte y alabarte

por cada una de las cosas

que a diario por mi haces.

 

En el nombre de Dios hoy te oro,

hoy te alabo, por siempre Fátima.

 

Amén.

Alabemos al Señor y seremos bendecidos por siempre

El Papa Francisco no solo nos ha instado a rezarle a Dios y a la Virgen, también nos enseña que alabar a Dios y agradecer por su gran misericordia cada día con nosotros nos ayudará a que su bendición venga a nosotros cada día.

Lo mismo debemos hacer con cada uno de los poderosos celestiales que a diario le rezamos para que vengan a nuestra ayuda, para que intercedan por nosotros y nuestras vidas, ellos también deben recibir una alabanza.