Saltar al contenido

Reflexiones sobre las frases mas usadas del Papa Francisco sobre la familia

31 mayo 2020
Reflexiones sobre las frases mas usadas del Papa Francisco sobre la familia

El Papa Francisco nació en Buenos Aires, Argentina en el año 1936. Su nombre es Jorge Mario Bergoglio. En su juventud padeció de problemas respiratorios lo que le originó la pérdida de uno de sus pulmones. Se ordenó sacerdote a la edad de 33 años. Después de la muerte del Papa Juan Pablo II fue electo como Sumo Pontífice en el 2013. Conoce algunas Reflexiones sobre las frases mas usadas del Papa Francisco sobre la familia.

Frases del Papa Francisco sobre la familia

La enseñanza de las palabras que profesa el Papa Francisco referente a la familia. Vienen cargadas de tolerancia hacia el prójimo, de compromiso del uno con el otro. De comunicación, comprensión y sobre todo de mucho amor que es la base principal de toda relación entre las personas. La familia es la base de la sociedad, es allí donde se inculcan los principales valores fundamentales para la formación del ser humano.

Es dentro de ella también donde se enseñan los sentimientos de amor y respeto a Dios. Donde se fortalece la fe en el cristianismo y donde se aprenden las primeras oraciones. Familia que reza unida permanece unida e irradia paz. En momentos de dificultades se fortalece como una roca y puede ser apoyo a otras familias que no viven en santa paz.

“Las Familias no son piezas de Museo”

En una de tantas frases importantes que el Papa Francisco ha ofrecido en sus presentaciones. Podemos resaltar la siguiente: “Las familias no son piezas de museo, sino que por medio de ellas se concreta la capacidad de darse, el compromiso recíproco y la apertura generosa a los demás, así como el servicio a la sociedad”

Podemos reflexionar en relación a su contenido; que las familias no son para representar o ser imagen de perfección ante los demás. Para aparentar o figurar lo que realmente no son. La familia es una congregación de personas para entregarse unos a los otros, para tener equilibro entre dar y recibir. Para abrirse generosamente a los cambios y para practicar la tolerancia, sin olvidar estar al servicio de la sociedad.

En ocasiones observamos núcleos familiares que aparentan ser felices y estar bien. Lo vemos en reuniones, en la iglesia, en eventos o en plazas y parques. Pero realmente es una apariencia ante los demás. No existe verdadera unión, no hay compresión y colaboración mutua en el seno de su hogar, se convierten en piezas de museo solo para apreciar.

“La Iglesia es una Familia de Familias”

Conocemos que el amor a Dios nos une bajo un mismo fin. Ser todos hijos del Padre Celestial y comportarnos como verdaderos hermanos aquí en la tierra. Por ello somos una familia cristiana hijos del mismo padre. En tal sentido la iglesia es una familia. Pero dentro de la iglesia existen otros grupos de familias que juntos entregan su fe ante el mismo Dios.

La familia es la primera congregación que une a personas con lazos de afinidad y consanguinidad. Y si la familia incluye a Dios como parte de sus integrantes la bendición divina siempre estará entre ellos. El Papa Francisco lo ha dicho en una de sus frases, “La Iglesia es una Familia de Familias”.

La iglesia como bien lo dice Nuestro Sumo Pontífice, incorpora a familias dentro de su familia. Adquiere la necesidad de ayudarlas a todas uniendo esfuerzos para responder fielmente a la vocación que demuestran a Dios no solo ante ella. Sino ante la sociedad. La Iglesia favorece la unión entre hermanos, todos juntos como verdaderos hijos de Dios; por lo tanto, bendice la unión familiar.

Reflexión del Papa Francisco, Jesús siempre se encuentra en la familia

Dentro de las Reflexiones sobre las frases mas usadas del Papa Francisco sobre la familia nos enseña que. “El Evangelio de la familia es verdaderamente alegría para el mundo, ya que allí, en nuestras familias, Jesús siempre puede ser encontrado; él vive allí, en simplicidad y pobreza, como lo hizo en la casa de la Sagrada familia de Nazareth”.

Jesús busca estar en medio de las familias, para fortalecer el amor entre ellos y mantener la unión. No importa que tipo de familia sean, no importa la humildad y la pobreza. No importa la grandeza de sus riquezas, simplemente que Dios este dentro de sus corazones.