Saltar al contenido

Poderosa oración para poder hablar bien con mi esposo ¡Sin discutir!

13 septiembre 2020
Poderosa oración para poder hablar bien con mi esposo ¡Sin discutir!

Esta oración tiene su importancia para restablecer el vínculo sagrado de la comunicación conyugal que, debido al paso del tiempo. A los malos entendimientos y a la pérdida del atractivo reciproco. La rabia, el desdén y la falta de respeto, se ha venido apoderando de lo que antes era un vínculo espontaneo. Y que ahora la comunicación no es efectiva. Por eso, coloca tu fe en la poderosa oración para poder hablar bien con mi esposo ¡Sin discutir!

Si tu comunicación se ha deteriorado, como la maleza y los arboles espinos se apoderan de los palacios. Es preciso tomar cartas en el asunto y restablecer lo que antaño nos agradó tanto, estar uno al lado del otro, podernos entender y formar una familia.

Plegaria poderosa para entrar en armonía y saber cómo hablar con mi esposo

Acudimos a esta poderosa oración para poder hablar bien con mi esposo ¡Sin discutir! para que el entendimiento vuelva a fluir entre dos personas que un día se amaron, se quisieron, se respetaron

Oh dignísimo Dios,

tú que nos has dado el sentido

de lo que en realidad es vivir

en el cristianismo.

 

Tienes un hijo que ha sido

el héroe, el mártir, el

Dios hecho hombre.

 

Él fue concedido de sabiduría y virtud

y por esa enorme misericordia

lo han de llamar el padre

de los desamparados y afligidos.

 

Padre santo, eres el bienaventurado

de los milagros y prodigios,

que con tus obras has conseguido

que todos tus fieles te veneren.

 

Tú que has impartido

infinitas bendiciones a

múltiples matrimonios

y por esto, eres el guía de

los enamorados

y el guardián del amor conyugal.

 

Quiero implorar tu ayuda,

para que intercedas

junto a tu hijo Jesús

para que consagren mi unión.

 

Permite que mi familia

siempre esté junta y pendiente

el uno para con el otro.

 

Haz que el ejemplo de familia

que construyeron José,

junto a María Santísima

y su adorado hijo Jesús

sea nuestro pilar en

nuestro matrimonio.

 

No permitas que las disputas

nos lleven al desamor

y por ende, a la crisis.

 

Que siempre exista

un equilibrio armónico

para que no vayan a aumentar

las discrepancias.

 

Que los disgustos y decepciones

no cambien lo que hemos venido

forjando como pareja.

 

Permite Señor nuestro

que la pasión esté siempre presente

en nuestra relación, que sea la llama

que nos invada cuando sentimos

que todo se puede ir a pique.

Además permite que nuestros

pensamientos sean a favor de tu gracia

y que la comprensión entre ambos

sea recíproca.

 

Igualmente Señor, no permitas

que existan celos que puedan

perturbar nuestro amor.

 

Y no permitas que la envidia

por nuestra relación

pueda dañarnos.

 

Señor, permíteme tener

la madurez suficiente para poder

hablar de una manera civilizada

con mi esposo.

 

Para que además las rabias y

también rencores que puedan aflorar en

nuestros corazones

los sepamos canalizar bajo tu gracia

de protección y amor.

 

Por favor danos apoyo

durante esta conversación

para que el respeto y también

la confianza armonicen el espacio

donde nos vayamos a encontrar.

 

Igualmente tómanos bajo tu manto

de la protección y alcanza el camino

de la indiscutible vida para que lleguemos

a deleitarnos de los bienes eternos.

 

Te pido para que por favor nos

proteja siempre en nuestras

conversaciones para que no

se vayan a tornar violentas.

 

Y para que sepamos cómo hablarnos

y cómo llevar el canal

de la comunicación

por el sendero correcto.

 

Además para que nuestra

relación siga su curso y que también

podamos multiplicar tu palabra

con todos los que creen en ella.

 

Finalmente Padre amado,

te pido que por favor durante

esta conversación estés presente.

 

Y también que me guíes cada vez

que necesite hablar con mi esposo

para que reine la concordia y la paz.

 

Amén.

¿Cómo dirigirnos a dios para que podamos hablar fluidamente con nuestros esposos?

Poderosa oración para poder hablar bien con mi esposo ¡Sin discutir! Debemos buscar a Dios de manera sincera, recordando que nuestros vínculos en el amor son los lazos que hacia Él tenemos. Por eso, ahora le pedimos con el corazón en las manos que reavive el fuego que brilló en nuestra juventud. Y el atractivo permita que mis palabras encanten sus oídos y que mis silencios bendigan su entendimiento.

Debemos despojarnos de las vanidades, de los falsos orgullos para que Dios, nuestro señor, nos escuche. Y podamos mantener la armonía en nuestras conversaciones con nuestros esposos y también permitir ser ayudados por la gran divinidad.