Saltar al contenido

Oración de poder a la Sangre de Cristo para las familias

4 mayo 2020

La oración poderosa a la sangre de Cristo por la familia tiene como único fin mantener una comunicación con Dios y así salvaguardar a todos aquellos que forman parte importante de nuestras vidas. Con esta oración que Dios nos regala, estaremos protegiendo a todo nuestro entorno familiar en contra de cualquier mal que quiera venir a dañarlo o perjudicarlo.

Si todos conociéramos la importancia de rezar, nunca lo olvidaríamos antes de salir de casa, la oración es la única herramienta en el mundo que puede librarnos de todo el mal. Hoy te mostraremos la oración poderosa a la sangre de Cristo por la familia, recítala con devoción. 

Nuestra familia es nuestro mayor regalo, por eso rezar por ellos y pedir por ellos no suponen un problema o una mayor carga. Sigue cada una de las palabras de esta oración y mantén protegida a tu familia con la sangre de Cristo.

Oración poderosa a la Sangre de Cristo por la familia

Con esta oración poderosa a la Sangre de Cristo por la familia, podrás mantener a salvo toda tu familia, ningún mal se cruzará en sus vidas. Aleja todo aquello que pueda venir a perjudicar tu vida y la de tus seres queridos con esta poderosa oración, solo debes confiar en ella.

Señor hoy a tus pies de pido que me otorgues la Sangre de Cristo,

para que con ella protejas de mí familia y de mí vida,

que todos mis seres queridos y personas cercanas a mí siempre

están protegidas con la Sangre de Cristo.

 

Tú grandioso Señor te pido que vengas y cubras con tu sangre

los hogares de cada una de mi familia, que me llenes con tu amor,

en el lugar en que mi familia descansa bendícelo cada nuevo día.

 

Cubre cada puerto y cada ventana de sus hogares con la sangre de Cristo,

para que el mal no pueda entrar a través de ellas.

Purifica el aire que respiran y ahuyenta cada mala energía que sea enviada a ellos.

 

Permite a través de ella que cualquier motivo de amenaza

para su ser o el mío, pueda ser percibido de inmediato.

No permitas que personas externas a nosotros puedan venir a perturbar nuestra paz.

Señor, cúbrenos con tu Sangre, bendícenos,

protégenos y mantennos siempre alerta ante cualquier mal,

somos tus hijos y ante ti siempre nos arrodillaremos,

nuestra devoción para siempre será solo para ti.

 

Te agradecemos por estar cada día junto a nosotros,

por guiarnos y cuidarnos al salir y al llegar a casa,

por darnos un descanso en paz y un despertar divino,

porque tú Señor nos proteges cada día con tu sangre.

 

Te agradecernos por darnos la herramienta más pura y poderosa del mundo,

por enseñarnos como rezarte a ti y por mostrarnos que cada una de nuestras plegarias

siempre son escuchadas y atendidas.

 

No te olvides de nosotros, mi familia y yo te necesitamos.

No nos abandones, ni hoy ni nunca, ante ti siempre vendremos a implorarte,

por el resto de la vida que nos queda aquí, en el nombre de Jesús.

 

Amén.

Orar siempre es necesario para estar más cerca de Cristo

La oración poderosa a la Sangre de Cristo por la familia es necesaria en cada día de nuestras vidas, nuestra familia es considerada como la edificación del logro del reino de Dios, y está totalmente relacionada en la misión del evangelio. Para nuestro Dios, cada uno de los miembros de la familia son importantes y conforman el divino sacramento.

La protección de la familia es vital para el despliegue de la palabra de nuestro Señor, pues cada una de las personas que conforman la familia es una parte viva de la iglesia. Nuestro núcleo familiar está conformado por las personas más importantes de nuestra vida, y las que desearíamos que nunca sean tocadas por el mal.

Recordemos que la oración es la acción más importante que debemos hacer para mantener una buena comunión con Dios. Seamos en todo momento sus hijos ideales, quienes siguen su palabra y cumplen con sus mandamientos.