Saltar al contenido

Oración poderosa a Santa Bárbara por la libertad y paz mundial

26 marzo 2020
Oración poderosa a Santa Bárbara por la libertad y paz mundial

Para tener una vida cómoda para todas las personas del mundo se necesita de aspectos fundamentales como la libertad y paz. A santa Barbará le toco, nacer y formarse en un mundo que odiaba la creencia católica y religiosa que involucraba el poder de Jesús y su misericordia. Si tenemos una razón parar orar por el mundo debes hacerlo con la oración poderosa a Santa Bárbara por la libertad y paz mundial.

Santa Barbará bendita entre todas las mujeres entrego su vida a Dios aunque esto no evito su muerte, pero hasta el último momento le fue fiel.  Algunas veces tenemos que orar porque la familia y personas del todo el mundo sean convertidas para aceptar la voluntad de Dios. Todos necesitamos de su compañía en algún momento.

Oración hermosa a Santa Barbará para tener libertad y paz

Cuando tenemos la gracia y el gozo de servirle al Señor no tendremos miedo ni a la muerte ni a nada es como un tesoro que cuidaremos. La libertad de respetar pensamientos, ayudar a los demás y saber que este mundo es de todos sin importar la raza, el color de piel, las nacionalidades o quien tiene más dinero. Debemos conservar este mundo con mucha sabiduría.

La oración poderosa a Santa Bárbara por la libertad y paz mundial girara en entorno al gran amor que necesita este mundo, para brillar con gracia. El señor obrara en él cuando escucha nuestras plegarias de amor y redención, aun mas cuando se trata de pedir paz y que podamos vivir en libertad todos.

Querida Santa Bárbara Bendita.

Tú que has sido liberal siempre respetando tu paz y pensamientos.

Encomiendo la paz y la libertad de expresión para todos los países,

porque todos tenemos derechos diferentes de pensamientos.

 

Siempre que estén apegados a la palabra de Dios.

Santísima Santa Bárbara bendita, eres señal y ejemplo de fortaleza y grandeza.

Tú fuiste ejecutada por no ser como el resto, por pensar diferente.

 

Cuida nuestro espíritu, nuestra alma y nuestro físico, de ser castigados por lo que pensamos.

Ningún ser humano es dueño de la vida.

Y el humano que se crea juez, sobre la tierra, será juzgado por ti.

 

Amada Santa Bárbara, tú guías sabiamente la historia de tu Iglesia y de las naciones, escucha ahora nuestra súplica.

Nuestros idiomas se confunden como la torre de Babel.

Danos la paz que promete, aquella que el mundo no puede dar.

Enséñanos a construirla como fruto de la Verdad y de la Justicia.

Escucha la imploración de María Madre y envíanos tú Espíritu,

para reconciliar en una gran familia a los corazones y los pueblos.

 

Venga a nosotros el Reino del Amor,

y confírmanos en la certeza de que tú estás con nosotros hasta el fin de los tiempos.

Nunca dejes de demostrarnos que estar de nuestro lado, cuidándonos y protegiéndonos.

 

Defendiéndonos de las principales autoridades que acongojan

y oprimen naciones siguiendo el camino del mal.

No apegándose a lo que el Señor desea para nosotros.

 

Que quieren llevar al pueblo a su mínima expresión y quieren enriquecerse ellos solamente,

obras del mismísimo Satanás sobre los territorios.

Manda juicio, pronto juicio sobre esos príncipes del mal.

Amén

¿Qué es la libertad para nuestro Señor?

Dios al enviarnos en este mundo nos dio libre albedrío, el sabe que ninguno es perfecto. A pesar de ello nos ama y lo único que nos dice es que debemos arrepentirnos de nuestros pecados y amar al prójimo como a nosotros mismos. Este es el primer paso para la paz y para tener un espíritu libre de todo odio o mal asechando en nuestras vidas.

Elegir a Santa Barbará que sabe lo que estar encarcelada injustamente por tener un pensamiento diferente y que aun después de su muerte, vive libre a la diestra de nuestro misericordioso y amable Jesús.