Saltar al contenido

Oración a San Alejo para alejar conjuros, brujerías y magia ¡Purifícame!

16 junio 2020
Oración a San Alejo para alejar conjuros, brujerías y magia ¡Purifícame!

La envidia es el peor veneno, pero también es el mejor motivador para poder empezar los rituales de brujería. La intención es destruir aquello que se envidia y no se puede alcanzar. Llega a los extremos de alterar los destinos para toda la vida. Nadie puede envidiar a nadie que no conozca, existe una profunda aversión acompañada de malas energías, se proyectan pensamientos destructivos con verdaderas intenciones, debemos hacer la oración a San Alejo para que puedas alejar los conjuros asimismo brujerías.

Poderosa Oración a San Alejo para alejar maleficios

La envidia nace con comentarios a otros haciendo resaltar algunas situaciones que, aunque no sean verdad crean cizaña. Después de los comentarios vienen a proceder con los conjuros, brujerías asimismo magia, acompañados de acciones destructivas, el objetivo es borrar o dañar.

 

Padre misericordioso,

 en el nombre de Jesús,

 vengo a pedirte que arranques,

 toda obra de maldad,

hechicería, brujería, satanismo.

 

 Asimismo todo espiritismo,

 obra de ocultismo puesta sobre mi vida,

asimismo en mi casa,

 mi familia mi salud.

 

Arranco, quiebro, destruyo,

 asimismo deshago dejando sin derecho,

sin poder como sin influencia,

 todo efecto de todo rezo tal como todo conjuro.

 

Todo ayuno, todo rito, toda maldición,

 que hayan puesto sobre mí o sobre los míos,

 sobre mi descendencia hecha por cualquier,

persona viva o muerta en cualquier

momento del tiempo.

 

Satanás renuncio a ti como a todos los demonios,

 en nombre de nuestro Padre Jesús.

 Renuncio como resisto a tu obra,

a tus beneficios a tus favores o a cualquier otra,

manifestación que venga de ti.

 

No tengo nada contigo,

 no tienes ninguna parte en mi.

Así que ahora te ordeno me sueltas y te vas,

Huye, disípate, esfúmate en el

poderoso nombre de Jesús.

 

Satanás te resisto ahora,

 confieso que no te doy lugar.

En mi vida como tampoco,

 quiero nada contigo.

 

Soy una persona libre limpia de

toda obra de maldad,

Hechicería, brujería, satanismo

asimismo como espiritismo.

 

Cualquier obra de maldad puesta sobre mi vida,

en cualquier momento del tiempo.

 

En este momento doy cabida,

 a toda la santidad en mi cuerpo.

Recibiendo ahora mismo,

 toda la salud del Reino de Dios.

 

Declarando que mi Señor,

 ha arrancado de mí toda,

enfermedad, todo dolor,

todo malestar,

toda hechicería tal como toda enfermedad.

En este preciso momento,

 todo maleficio dejo de ser,

 como también toda enfermedad,

se secó asimismo se disipó,

gracias al poder del Santo Padre.

 

Soy libre, soy sano, soy limpio,

 solo pertenezco a Cristo mi Señor.

 Gracias a Cristo que así es,

 así ha sido y así será.

 

!Oh¡ San Alejo bendito,

 tu nunca me abandonas necesito de ti,

para que toda persona que quiera perjudicarme,

con sus malos pensamientos sean

eliminados de mi vida.

 

Que no tengan oportunidad de acercarse a mí,

para que no puedan destruirme,

 con sus brujerías, conjuros y magias.

 

Padre amado sé que nunca me abandonarás,

 tú nunca permitirás,

 que personas que tengan siempre en su mente,

 la forma de hacer mal sean alejadas,

 de mi entorno como de mi Familia.

 

Tengo mucho que agradecerte,

 Padre amado porque tú,

Nunca abandonas a tus hijos.

 

Protégeme y protege,

A los míos de toda maldad,

 como de destrucción.

 

Fuera de aquí fuera de mí.

 Rompo y anulo en este momento,

todo pacto hecho con Dioses

o demonios a través,

de la practica o brujería.

 

 Rompo tal como anulo,

todo casamiento espiritual que quieran,

para atacar mi vida.

 

Yo tengo un pacto con Dios,

 a través de la sangre de Jesucristo,

estoy unido con el Señor soy un espíritu de él.

 

Pertenezco al Reino de Dios por su bautismo.

Por eso San Alejo escúchame,

siendo su amado hijo por eso mismo renuevo,

mi pacto con Dios a través del cuerpo,

Como también la sangre de Jesucristo.

 

Queda sin poder Satanás,

 sin poder hacerme daño a mí,

Como también a mi querida familia.

Porque el brazo poderoso de

mi Señor Jesús es fuerte.

 

Soy heredero del Dios,

 del cielo como del Reino.

De toda potestad del amor de Dios.

 

 Su espíritu fluye en mi alma,

como también en mi corazón,

fluye como ríos de agua de vida.

 

¡Oh! Poderoso San Alejo,

 que caiga el pavor y espanto sobre mis enemigos.

Por la grandeza de tu brazo poderoso,

 hasta que yo haya pasado.

 

Favoréceme, hazme poseedor de la tierra.

Quebranta al demonio,

 Amado San Alejo bendito.

 

Amén.

¿Por qué debemos pedirle a San Alejo que nos purifique?

La brujería no es algo nuevo, en los tiempos bíblicos ya había personas que se dedicaban a adivinar el futuro. Se ponían en contacto con los muertos e incluso se dedicaban a las hechicerías. En la actualidad, estas prácticas siguen existiendo haciéndose populares y hasta de moda. Es por toda aquella maldad que existe, que debemos pedir con mucha humildad y hacer la oración a San Alejo para alejar conjuros tal como brujerías.