Saltar al contenido

Oración solicitando a San Benito Abad protección y liberación

2 junio 2020
Oración solicitando a San Benito Abad protección y liberación

Cuando sientas que tu vida necesita protección por algo malo, y necesite ser liberada de alguna maldad. Te recomiendo realizar la oración a San Benito para la protección y liberación. Todos estamos propensos a padecer de las situaciones malas creadas por el maligno, o por personas que son intermediarias para atacarnos.

Pero tenemos la ventaja de que creer que arriba en el cielo hay un Dios que nos guarda de todo el mal que pueda haber en el mundo. Un Dios que tiene el poder de cambiar las situaciones, y puede cambiar a las personas. Lo ha hecho muchas veces, y lo seguirá haciendo. Por ello te dejare la oración para la protección y liberación que le realizamos a San Benito Abad, para que sea nuestra intercesión ante Dios.

La oración a San Benito para la protección y liberación

Si sientes que corres peligro, no importa que sea un peligro de cuerpo o de alma. Realiza la oración para la protección y liberación que te dejaré a continuación.

Querido San Benito Abad,

vengo valientemente pidiendo tu divina

seguridad y protección en todo el mundo.

 

Nos dijiste que rezáramos siempre,

porque Tú eres capaz de guardar,

cuidar y llevar a cabo las cosas

que te entrego en oración.

 

Señor, entrego todas las cosas en

Tus manos capaces.

 

 Padre, te pido que envíes ángeles fuertes

y poderosos para vigilar el mundo,

las ciudades y las comunidades,

que envuelvas a cada uno en un

seto de protección para mantenerlos

a salvo en todos sus caminos.

 

Padre Amado, gracias por la capacidad

y la autoridad que nos has dado sobre el diablo,

 sobre todo espíritu maligno.

 

Y con esa autoridad, reprendo a Satanás,

 a todo principado y a todo espíritu maligno

para que no dañe o perjudique a los

que te pertenecen de ninguna manera,

por la autoridad del nombre de Jesucristo.

 

Padre, ninguna arma hecha contra

los que te pertenecen prosperará,

nos dijiste que depositáramos nuestros

sueños y nuestras preocupaciones en ti,

y que tú nos sostendrías, por lo tanto,

lanzo mis sueños y preocupaciones sobre ti.

 

 Estoy seguro ya que según tu palabra,

tú sustentarás y mantendrás a salvo

todo mi amor y mis preocupaciones.

 

Tu palabra dice que nos mantendrás

vigilantes de todo mal.

 

Señor, porque confío en ti para que

cuides de mi comunidad de vecinos,

amigos y seres queridos.

Te agradezco que permitas que tu paz

descanse sobre mí y sobre todas

mis preocupaciones.

 

Querido Señor, has prometido que cuando

vivamos en el lugar secreto del más alto

y nos refugiemos bajo la cobertura

de tus alas nos vigilarás y dirigirás.

 

 Señor, protégenos y guárdanos porque

tú eres nuestro escudo y nuestra fortaleza

y sólo tú eres en quien confiamos.

 

Gracias Señor, que no importa

donde vaya tu mano me guía,

y tu brazo derecho me sostiene

porque estás delante y detrás de mí,

estás encima y debajo de mí.

 

San Benito Abad, te pido que me protejas

a mí y a mi familia de todos los males

que se esconden en las cercanías y de aquellos

que buscan causarnos daño.

 

Sosténganos y manténganos a salvo

de todos los males que envuelven

nuestras vidas, de igual manera ponga su

protección y seguridad a nuestro alrededor.

 

Rezamos y ponemos un guardián en nuestras

puertas y nos protege de todos los que pasan

por nuestra puerta.

 

Padre, también mantén nuestros corazones

libres de miedo, pero en cambio llénanos

hasta rebosar con tu perfecta paz

que excede todo entendimiento.

 

Gracias a que tú eres en verdad nuestro

refugio y fuerza; eres la ayuda siempre

presente en tiempos de dificultad.

 

Por lo tanto en tu fuerza no temeremos

si la tierra es removida o si las montañas

son llevadas al medio del mar.

 

Amén.

Pídele a Dios para que siempre estés protegido

La maldad abunda en la tierra, y nuestra protección viene desde lo alto. Por lo tanto debemos tener una conversación constante con Dios. Mantener un contacto con Dios puede liberarnos y darnos protección en contra de la maldad de las personas y la maldad del maligno.

Cuando oramos a Dios, Él escucha nuestras plegarias y concede nuestros deseos, y más si es para nuestra protección. Te recomiendo que realices esta oración todas las mañanas antes de salir a realizar tus labores.